Warren Buffett sobre contabilidad

Por John Hughes. Warren Buffett sobre contabilidad: ¿Capricho o corrupción?


Warren Buffett Torches Corporate America, Spells Doom for Stock Market [Warren Buffett Torches Corporate America, lleva al fracaso del mercado de valores] anuncia el titular de un comentario reciente de CCN.com.


El artículo dice: “La carta que Buffet envió en el año 2019 está empapada de su convicción de que muchas de las cifras corporativas de Estados Unidos son falsas. Comienza con la misma admonición que hizo en el año 2018 contra la nueva regla de los Generally Accepted Accounting Principles (GAAP) para reportar las ganancias y pérdidas de capital no-realizadas. Él piensa que esto causa que las compañías reporten cifras defectuosas.”


Yo no pienso que esto represente de manera exacta el pasaje clave en cuestión:


  • Ahora, Berkshire tiene que consagrar en la línea de resultados de cada semestre – un elemento clave para muchos inversionistas, analistas y comentadores – cada movimiento al alza y a la baja de los valores que posee, por muy caprichosas que puedan ser esas fluctuaciones.

  • Los años 2018 y 2019 de Berkshire evidentemente ilustran el argumento que tenemos con la nueva regla. En el año 2018, un año de caída para el mercado de valores, nuestras ganancias no-realizadas disminuyeron en $20.6 billones, y por consiguiente hemos reportado ganancias GAAP de solo $4 billones. En el año 2019, el aumento de los precios de las acciones incrementó las ganancias netas no-realizadas por los $53.7 billones antes mencionados, empujando las ganancias GAAP a los $81.4 billones reportados al comienzo de esta carta. ¡Esos giros del mercado llevaron a un incremento loco del 1,900% en las ganancias GAAP!

  • Mientras tanto, en lo que podemos denominar el mundo real, a diferencia del terreno contable, las tenencias de capital de Berkshire promediaron cerca de $200 billones en los dos años, y el valor intrínseco de las acciones que poseímos creció constante y sustancialmente durante el período.

  • Charlie (Munger, el socio de toda la vida de Buffet) y yo les urgimos que se centren en las ganancias operacionales – que cambiaron poco en el año 2019 – e ignoren las ganancias o pérdidas tanto trimestrales como anuales provenientes de inversiones, sean realizadas o no-realizadas.


El descontento de Buffet con la nueva regla es suficientemente claro (y un usuario de Twitter comentó que “si a él le disgustan los GAAP, los IFRS deben estar enfrentados a sus sensibilidades”), pero hay una diferencia entre “falso” y “caprichoso.” Además, si usted tiene en cuenta otro pasaje de su carta citado por CCN:


  • Los comités de auditoría ahora trabajan mucho más duro que antes y casi siempre ven el trabajo con la seriedad apropiada. No obstante, esos comités permanecen sin competir con los administradores que desean jugar a los números, una ofensa que ha sido fomentada por el azote de la “orientación” sobre las ganancias y el deseo de los CEO de “pegarle al número.” Mi experiencia (limitada, afortunadamente) con los CEO que han jugado con los números de una compañía señala que a menudo fueron más impulsados por el ego que por un deseo de ganancia financiera.


… parece claro que esos ejercicios de “jugar el juego” serían más exitosamente aplicados (si se puede) a los diversos componentes de las ganancias de capital que a la remedición del valor razonable de las tenencias de inversión (para las cuales, en el caso de tenencias del “nivel 1” tales como las de Berkshire, existe un claro punto de referencia externo). De cualquier modo, plausiblemente usted podría argumentar que el comentario de Buffet implícitamente endosa este aspecto de los estándares de contabilidad, incluso cuando los condena. El estado de ingresos de Berkshire de manera prominente presenta un total para “ganancias (pérdidas) por inversiones y contratos de derivados,” haciendo fácil para quienes consideran este aspecto de la contabilidad como “defectuoso” ajustar de acuerdo con ello las ganancias netas generales, y nada impide (¡evidentemente!) que los usuarios hagan exactamente eso. Una ligera imperfección surge de su consejo para “centrarse en las ganancias operacionales” – el estado de ingresos de Berkshire no proporciona un subtítulo con tal etiqueta, de manera que los usuarios pueden estar inciertos acerca de en qué exactamente se deben centrar (esto es, si las “ganancias operacionales” simplemente se llega después de un ajuste, o si tiene en mente alguna otra cosa).


Pero dejando eso a un lado, ahí no hay nada que provoque insultos indignados, mucho menos el tipo de reacción de caída del cielo asociada con nuestro viejo amigo AI Rosen. Desafortunadamente, como a menudo ha sido señalado, estamos viviendo un tiempo donde la ambigüedad y la complejidad de manera creciente son consideradas como sospechosas, y descartadas por soluciones que son “auténticas” solo en su insuficiencia simplista, a menudo mezquina. En este caso, ello aparentemente involucraría una retirada de la contabilidad del valor razonable hacia un modelo tipo costo-menos-deterioro, pero la idea de que tal cambio resultaría en general en información financiera más relevante en el mejor de los casos parece fantasiosa.


En cuanto al punto de Buffet sobre los CEO que juegan con números, bien, él también comenta en su carta que “Todavía tengo que ver a un CEO que anhela una adquisición traer un crítico informado y articulado para que argumente contra ella,” y que “cuando buscan directores, los CEO no buscan pit Bulls. Es al cocker spaniel al que llevan a casa.” Muchos de los directores con los cuales me he reunido durante años, dice, a pesar de ser “buenas almas,” “son personas a quienes yo nunca habría escogido para manejar dinero o asuntos de negocio. Simplemente no era su juego.” Berkshire, en contraste, busca directores guiados por “pensamiento y principios, no por procesos similares a los de un robot.”” Parece suficientemente claro que el enemigo percibido aquí es mediocridad (si bien él no esa esa palabra) y debilidad, más que corrupción, mejor contrarrestada mediante acciones positivas, más que negativas (por ejemplo, mediante procesos de gobierno críticos, más informados). El hombre que habla de encontrar “administradores cuyas metas incluyan deleitar a sus clientes, apreciar a sus asociados y actuar como buenos ciudadanos tanto de sus comunidades como de su país” ¿suena como el profeta de la perdición de bilis de CCN? ¿Por qué usted lo querría colorear de esa manera…?


Las opiniones expresadas son únicamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.

0 vistas

Si desea que las actualizaciones del blog le lleguen a su correo electrónico, favor suscríbase usando el formulario que aparece en la página del blog.

Contacto

Sede: Bogotá, Colombia

​​

Celular: +57 312 5961058

E-mail: samantilla1@gmail.com

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

2013-2020 por SAMantilla - Reservados todos los derechos