Vientos en contra de la transición


Por Elisabeth Steyn (@Elisabeth_Steyn) – Vientos en contra de la transición. ISSB estandariza los estándares, las revelaciones no son baratas, qué ver en el calendario de AGM. Además, ¿cómo las aerolíneas navegarán la transición?


Documento original: Transition headwinds [Posted on the blog The Week in Impact (05-abril-2022)]


Vientos en contra de la transición

ISSB estandariza los estándares, las revelaciones no son baratas, qué ver en el calendario de AGM. Además, ¿cómo las aerolíneas navegarán la transición?



VISTA DESDE ARRIBA


🔤 Los abanderados están aquí. Pisándole los talones a la SEC, la ISSB publicó dos borradores de estándares globales: uno sobre ‘sostenibilidad general’, el otro, sobre el clima. Las guías complementan la estructura de la SEC, pero ¿van lo suficientemente lejos? Los críticos argumentan que la doble materialidad está mejor representada por la alianza CSRD-GRI de Europa. Pero hay consuelo en la consolidación: la GRI centrada-en-el-stakeholder y la matriz de ISSB, la IFRSF, conjuntamente anunciaron un “enfoque interconectado para las revelaciones de la sostenibilidad”.


🌐 ¿Qué es ‘suficientemente lejos’? Demasiado permisiva; demasiado prescriptiva; la taxonomía de la Unión Europea no puede hacerlo bien. El asesor de la plataforma de la Unión Europea sobre Finanzas Sostenibles ha propuesto ahora “nuevos criterios” según un sistema de semáforo. Va más allá del clima, más allá de los ‘beneficiarios’, y más allá de categorías estáticas, con umbrales entre rojo/ámbar/verde evolucionando para orientar la transición de toda la economía. Es el tipo de enfoque amplio de sistemas que se necesita para cualquier transición justa a medida que la crisis climática choca con un aumento del costo de vida.


💸 Los mercados públicos y privados se preparan para la revelación. Si el 5% de los 200 millones de empresas privadas del mundo son proveedores de sus 50 mil públicas, eso significa que 10 millones tienen que subir de nivel en ESG para el 2023. El dato es citado como el desafío #1 entre las organizaciones públicas encuestadas por Deloitte, con el 92% prediciendo inversiones importantes en tecnología y el 82% en recursos adicionales “ya que no cuentan con el personal adecuado”. Ello no será barato. Hay una lucha feroz por el talento de ESG – y eso se ajusta a un mercado laboral históricamente ajustado.


🤝 Los mercados laborales ajustados hacen un buen gobierno. Nosotros hemos hablado acerca de necesidad e invención en el contexto de la invasión de Rusia, que, habiendo hecho una prioridad la seguridad energética, puede acelerar la transición. De manera similar, la ‘Gran Renuncia’ está empujando a las organizaciones a hacerlo mejor. HBR encuentra: “El centro de atención puesto en ESG es redundante: en mercados laborales competitivos… los administradores que intenten maximizar el valor de accionista por su propia cuenta deben prestar atención a los intereses de empleados, clientes, comunidad, y ambientales”.


🗳️ Preste atención a ESG esta temporada de AGM, donde se espera que los derechos de los empleados y del clima estén en la parte alta de la agenda. Lo mismo ocurre con Ukraine, que de lejos ofrece mucha más complejidad y ramificaciones de largo alcance (más allá de la cosa ‘son armas de ESG’). Justo cuando estaban creciendo las llamadas para desagregar el ‘ESG’ en general, otro problema se unió a la mezcla (dispar). ¿Cómo Rusia debe ser incluida en las políticas existentes? ¿Qué pasa con otras autocracias? Y ¿cómo pueden las estructuras, las políticas y los conjuntos de datos señalar los problemas antes que ellos ocurran?



LAS AEROLÍNEAS ENFRENTAN LOS VIENTOS EN CONTRA DE LA TRANSICIÓN


Cada semana, profundizamos en los 120 millones de fuentes revisadas-por-pares que alimentan la base de datos de Útil para descubrir el desempeño de los Objetivos del Siglo de una industria o empresa que domina los resultados.


¿Qué está pasando?


Es la pregunta perenne de ESG: ¿Pelear o volar? Los administradores de activos están escogiendo compromiso, pero es difícil comprometerse si usted no tiene algo qué decir. Y los inversionistas del Reino Unido en aerolíneas de la Unión Europea han perdido el suyo, reporta el FT.


Las aerolíneas de la Unión Europea con licencia tienen que ser propiedad de y controladas por nacionales de la Unión Europea. Para satisfacer esos requerimientos después del Brexit, las aerolíneas han eliminado los derechos de voto de los accionistas del Reino Unido.


“Ser un inversionista verde en la industria aérea no es fácil”, concluye el FT. Se ha vuelto mucho más difícil.


Los inversionistas tienen una elección: desinvertir, o aceptar influencia recortada. Con estructuras de acciones de clase dual en aumento, vale la pena ver su actividad en esta temporada de AGM.


El impacto de los SDG en Ryanair


[SDG = Sustainable Development Goals = Objetivos del desarrollo sostenible]


“Ryanair aplica el enfoque más exigente de todos: ningún accionista del Reino Unido puede votar ninguna de sus acciones, y los inversionistas que no-son-de-la-Unión-Europea no pueden comprar sus acciones ordinarias. Si quieren ser propietarios de Ryanar, tienen que comprar en Nasdaq recibos de depósitos estadounidenses”.

Entonces. Por un lado, usted es un inversionista del Reino Unido privado de derechos en Ryanair. Por el otro, la inminente regulación de la revelación significa que la SEC puede pronto estar poniendo al fuego los pies (¿ruedas’) de la compañía. La aerolínea económica, al igual que su industria, enfrenta una serie de desafíos materiales de sostenibilidad.





Las aerolíneas de pasajeros tienen un enorme problema climático, el cual menoscaba su desempeño en el conjunto de objetivos sociales y ambientales. Ellos incluyen SDGs 1 (No Pobreza), 3 (Buena salud & Bienestar), 11 (Ciudades & Comunidades sostenibles), 12 (Consumo & Producción Responsables), 13 (Acción climática), 14 (Vida debajo del agua), y 15 (Vida en la tierra).


Antes de la pandemia, la industria representaba el 2.5% de las emisiones de carbón globales y el 4% de las europeas. Pero es responsable por más calentamiento global del implicado por su huella de carbono.


Nuestros modelos muestran que las emisiones de las aeronaves tienen una “gran cantidad de otros efectos no-relacionados con el CO2, de corta duración, que son complejos, involucran impactos tanto de calentamiento como de enfriamiento, y son exclusivos de este sector”, tales como “el incremento en ozono troposférico (calentamiento) y la destrucción a largo plazo de… metano ambiental (refrigeración)”. En general, tienen un efecto neto de calentamiento, calculado por la diferencia entre el “forzamiento radiactivo positivo y negativo” (o: la energía que es absorbida por la atmósfera e irradiada desde ella, respectivamente).


En total, la industria de la aviación representa el 3.5% de la fuerza radioactiva positiva. Corresponde al 3.5% del calentamiento global, si en Europa no operaran más aerolíneas. Al igual que Ryanar. Y las estelas – que no son carbón – equivalen a casi dos tercios de ello.


Por lo tanto, el compromiso de Ryanair de alcanzar la neutralidad de carbón para el 2050 no aborda el panorama completo. Debe admitirse, su estrategia está respaldada por una mayor adopción de combustible de aviación sostenible [sustainable aviation fuel (SAF)], pero si bien el SAF está asociado con “números reducidos de estela de hielo… menos deposición de energía… y menos calentamiento”, el efecto ha sido registrado como material solo para los vuelos que usen mucho de eso. Desafortunadamente, solo hay “una base de recursos suficiente para respaldar aproximadamente 3.4 millones de toneladas de producción avanzada de SAF anualmente, o el 5,5% de la demanda proyectada de combustibles para jet en la Unión Europea en 2030.” Ryanair le está apostando al 12.5%.


¿El otro problema con SAF? El precio, que se sitúa en 3-5 veces más que el combustible para jet.


Con base en los libros de Ryanair antes de la pandemia, el costo adicional de la asignación del 12.5% a SAF superaría toda su utilidad anual. Y las malas noticias para Ryanair son malas noticias para los SDGs 8 (Trabajo decente & Crecimiento económico), 9 (Industria, Innovación & Infraestructura) e incluso 17 (Asociación para los objetivos).


Las aerolíneas “promueven el desarrollo sostenible”, mediante “generar empleo, crear riqueza, estimular el turismo, y contribuir al comercio mundial”. Ryanair ha sido pionero de los viajes aéreos de bajo costo, “[asegurando] movilidad sobre una base equitativa para todos los sectores de la sociedad”. Y “la movilidad, particularmente el transporte aéreo, es vital para la estabilidad económica y el crecimiento de una nación”. Una fuente va más allá: la aviación es “el sustento de cada nación”.


Si espera satisfacer sus objetivos, Ryanair puede ser forzada a elevar los precios. O recortar su inversión en combustibles alternativos, más sostenibles: una posibilidad que ya preocupa a expertos de la industria. El resultado final mejoraría su posición en los SDG ambientales, pero podría tener un costo para una serie de los sociales – incluyendo SDG 2 (Cero hambre), dada la preocupante relación del biodiesel con “escasez alimentaria y la deforestación”, e “inflación de los precios de los alimentos”.


Ya sea en los AGM o en los reportes ambientales, esas preguntas Ryanair tiene que abordarlas pronto.


[Traducido por SAMantilla con autorización de la autora].


34 visualizaciones0 comentarios