Una publicación sobre la selección y aplicación de políticas de contabilidad

Actualizado: ene 12

Por John Hughes. Una publicación sobre la selección y aplicación de políticas de contabilidad (o podría ser sobre alguna otra cosa). IASB ha emitido Guide to Selecting and Applying Accounting Policies – IAS 8. [Guía sobre selección y aplicación de políticas de contabilidad].


El objetivo establecido, tal y como el título lo sugiere, es explicar cómo aplicar los requerimientos del IAS 8 para la selección y aplicación de políticas de contabilidad para transacciones, otros eventos y condiciones, usando material y ejemplos que han sido discutidos por IASB y el IFRIC. Este es el resumen del panorama:




De todos modos, el propósito de la publicación es un poco oscuro para mí – en solo 12 páginas (incluyendo carátula y contraportada) no abre ningún camino nuevo, pareciendo que solo constituye una compilación de material previamente emitido. Aun así, quizás es más instructivo intentar leerlo a través de un par de ojos no familiarizados: en la extensión en que pude asumir ese rol, quedé un poco perplejo.


Por ejemplo, aborda el caso en que un “gobierno carga un gravamen a entidades tan pronto como generan ingresos ordinarios en el año 2021. La cantidad que cada entidad paga es calculada por referencia a los ingresos ordinarios generados en el año 2020. El gravamen está dentro del alcance de la IFRIC 21 Gravámenes. El período de presentación de reporte de la entidad termina el 31 de diciembre de 2020. La entidad genera ingresos en el año 2020, y en el año 2021 comienza a generar ingresos ordinarios el 3 de enero.”


Aplicando la IFRIC 21, la guía rápidamente concluye que la entidad primero reconoce un pasivo en enero 3, 2021, la fecha del evento que origina el pago del gravamen. Pero luego continúa:


  • Si la entidad aplicara los conceptos contenidos en la Estructura Conceptual, puede reconocer un pasivo antes. Aplicando esos conceptos, el pasivo para pagar el gravamen sería visto como que surge cuando la entidad: (a) ha obtenido beneficios económicos o ha realizado acción y, como consecuencia, pagará o tendrá que pagar un gravamen que de otra manera no tendría que pagar; y (b) no tiene capacidad práctica para evitar pagar el gravamen.

La publicación afirma que la entidad aplica los requerimientos específicamente aplicables de la IFRIC 21, no los conceptos de la estructura conceptual. Pero – una vez más, intentando mirar a través de ojos no familiarizados – esto pasa por alto una pregunta obvia: ¿por qué tal problema que suena mundano está sujeto a requerimientos específicos que no están alineados con la estructura conceptual, especialmente cuando el tratamiento resultante puede parecer inferior. Quienes dedican tiempo en el universo IFRS pueden estar familiarizados con el problema (tal y como está articulado en la página del proyecto actual), pero de otra manera, el ejemplo es probable que genere muchas más preguntas que las que responde.


Otros aspectos de la publicación se basan en el “si” [“if¨] y “puede” [“might”] y son tan fuertes que uno se pregunta si están diciendo algo incluso vagamente definitivo. Por ejemplo, aborda el siguiente escenario:


  • Un banco toma prestado oro de otra parte (contrato 1) y luego presta ese oro a otra parte por el mismo término y por una tarifa más alta (contrato 2). El banco participa en los dos contratos en contemplación el uno del otro, pero los contratos no están vinculados. En cada contrato, el prestatario obtiene el título legal del oro al inicio y tiene obligación de devolver, al final del contrato, oro de la misma calidad y cantidad que recibió. Cada prestatario paga una tarifa a su prestamista durante el término del contrato, pero no hay flujos de efectivo al inicio del contrato.


El comentario que le acompaña incluye las frases “puede concluir” [“might conclude”] (dos veces), “puede ser visto” [“might viewed”], “puede juzgar” [“might judge”], terminando una vez más con: “La política desarrollada puede no ser la misma que los preparadores habrían desarrollado si en lugar de ello se hubieran referido a las definiciones de la Estructura Conceptual.” Si nosotros asumimos que dada uno deja algún espacio para su antítesis (usted puede concluir, pero entonces usted no puede; usted puede juzgar de esa manera, pero entonces usted puede juzgarla de otra manera…) entonces el lector puede terminar enredado en las ramas de un árbol denso de decisión (si bien por un lado, el o ella no pudiera). Una nota lleva al lector a la agenda de decisión de la IFRIC relevante, la cual proporciona, que proporciona un contexto importante ausente de la publicación del IAS 8 – a saber, la conclusión de la IFRIC de que cualquier actividad de emisión del estándar de alcance corto sobre esa materia específica sería de beneficio limitado para las entidades y tendría un riesgo alto de consecuencias no-intencionales.


En resumen, la publicación le podría dar al lector no-escolarizado (y de nuevo, ¿para qué otro tipo ello es?) la impresión de que los estándares cubren mucho menos territorio del que realmente abarcan. Pero al mismo tiempo, para las situaciones no cubiertas por los estándares, la orientación es vaga, esquivando algunas de las preguntas centrales. Por ejemplo, observa que “la administración también puede considerar los pronunciamientos más recientes de otros cuerpos emisores del estándar que usen una similar estructura conceptual para desarrollar estándares de contabilidad, otra literatura de contabilidad y prácticas aceptadas de la industria,” pero no tiene una sola palabra sobre cómo aplicar esas nociones bastante vagas. Pero entonces, puede ser que ese aspecto del IAS 8 de todos modos carezca se sentido – después de todo, usted no puede evitar que la administración “considere” cualquier tontería que le guste, siempre y cuándo en últimas no se dé cuenta de ello…


Las opiniones expresadas son únicamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.

0 vistas

Si desea que las actualizaciones del blog le lleguen a su correo electrónico, favor suscríbase usando el formulario que aparece en la página del blog.

Contacto

Sede: Bogotá, Colombia

​​

Celular: +57 312 5961058

E-mail: samantilla1@gmail.com

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

2013-2020 por SAMantilla - Reservados todos los derechos