Un enfoque piloto para la revelación

Por John Hughes – Un enfoque piloto para la revelación - ¿Qué pasa si no vuela?


Documento original: A pilot approach to disclosure – what if it don’t fly?


Tal y como discutimos aquí, IASB ha emitido el borrador para discusión pública Disclosure Requirements in IFRS Standards—A Pilot Approach: Proposed Amendments to IFRS 13 and IAS 19 [Requerimientos de revelación contenidos en los estándares IFRS – Un enfoque piloto: Enmiendas propuestas al IFRS 13 y al IAS 19], con los comentarios solicitados para octubre 21, 2021.


En pocas palabras, el borrador de la orientación requeriría que las entidades cumplan “con objetivos generales de revelación que describan las necesidades generales de información de los usuarios de los estados financieros” y “con objetivos específicos de revelación que describan las necesidades detalladas de información de los usuarios de los estados financieros”. Éstos serían requerimientos prescriptivos, señalados por el término “deberá” [“shall”]. Los objetivos específicos de revelación estarían vinculados “con elementos de información que la entidad puede, o en algunos casos esté requerida a, revelar para satisfacer el objetivo” – típicamente señalados por el lenguaje “si bien no obligatoria, la siguiente información puede permitir que la entidad satisfaga el objetivo de revelación”. La idea es que este enfoque hará que sea inverosímil lograr el cumplimiento mediante el enfoque temido de “lista de verificación”.


La última vez mencioné que tres miembros de IASB votaron contra la publicación – demos hoy una mirada a algunas de las razones para ello. Quienes expresaron disensión en general “consideran que la fuente primaria del problema de la revelación es la aplicación pobre de la materialidad, más que la naturaleza prescriptiva percibida de los requerimientos actuales de revelación”, y que el enfoque propuesto generará desafíos en varias áreas.


La primera de ellas, el cumplimiento forzoso [enforcement]:


  • La Orientación propuesta movería el centro de atención de los requerimientos de revelación, y por lo tanto del cumplimiento forzoso de esos requerimientos, hacia satisfacer un objetivo de revelación y satisfacer las necesidades asociadas de información de los usuarios de los estados financieros. Esos miembros de la Junta están preocupados de que tal cambio en el énfasis expondría a los preparadores a una segunda conjetura y harían que la revisión y el cumplimiento forzoso fueran más difíciles para auditores y reguladores. Los preparadores necesitarán explicar cómo dieron satisfacción a las necesidades establecidas de información de los usuarios. Auditores y reguladores actualmente pueden monitorear si un preparador ha revelado los elementos de revelación específicos requeridos por un Estándar que sean materiales para los estados financieros del preparador. Sin embargo, según la Orientación propuesta, auditores y reguladores tendrían que valorar si el preparador ha satisfecho los objetivos de revelación y basar su cumplimiento forzoso en esa valoración. Los ejemplos de información que podría ser proporcionada para satisfacer el objetivo típicamente son no-obligatorios. La dificultad del cumplimiento forzoso puede de manera inadvertida llevar a la reducción de información relevante contenida en los estados financieros.


Segundo, perciben una carga incrementada para los preparadores: “mediante incrementar la dependencia puesta en los juicios de materialidad y requerir que los preparadores juzguen si han satisfecho las necesidades de información de los usuarios de los estados financieros, la Junta puede empeorar, más que ayudar a resolver, el problema de revelación”. En tercer lugar, sugieren que el enfoque propuesto “podría impactar la comparabilidad para los usuarios de los estados financieros, comparada con un enfoque en el cual la Junta determina los elementos específicos de información que darían satisfacción a las necesidades del usuario y requiera que todos los preparadores proporcionen esos elementos de información cuando ellos sean materiales. Asegurar que se proporcione información consistente puede ayudar a lograr comparabilidad entre preparadores, lo cual mejora la utilidad de la información para los usuarios. Si se proporciona menos información consistente, esto también puede incrementar los costos para los usuarios mediante necesitar esfuerzos adicionales para personalizar la visualización y el análisis”.


Para mí, todo esto conlleva un subtexto (probablemente inadvertido) – que el denominado “problema de revelación” habla más de debilidades humanas que de cualquier otra cosa. Si la presentación de reportes fuera completamente preparada y consumida por inteligencia artificial libre-de-distracción, entonces puede que no importe la cantidad de información desordenada e inmaterial que arroje una entidad – el recipiente de inteligencia artificial siempre encontraría el camino hacia lo que es o no es relevante. Dado que, al menos por ahora, la mayoría de los usuarios son de carne y hueso, con tiempo y capacidades limitados, es necesario pensar en accesibilidad, estructuración, filtrado y similares. Pero esto inherentemente significa que algunos elementos serán estructurados y filtrados (o al menos dejados al margen) y que esos elementos son los que podrían haber sido de interés para algunos lectores especializados.


Es difícil deshacerse de la sospecha de que gran parte de quienes podrían protestar contra el “problema de revelación” son esencialmente grandielocuentes, y que si se les presenta estados financieros que perfectamente reflejan la sustancia y el espíritu de la orientación propuesta, o una masa inadecuadamente diferenciada de números y notas, procederán de la misma manera, identificando las medidas clave en las cuales se basan y pasando rápidamente las páginas del resto para buscar las “banderas rojas”. Al opinar sobre la presentación de reportes financieros, tal y como ocurre sobre los problemas políticos o sociales, o sobre la mayoría de otras cosas, es difícil ver por qué las gentes no caerían presas de un “sesgo de deseabilidad social”, expresando opiniones consistentes con el tipo de personas al cual pueden aspirar ser, más que las personas que realmente son. En Wikipedia hay un ejemplo de ello: “Quienes están en una comunidad donde el uso de drogas es visto como aceptable o popular pueden exagerar su propio uso de las drogas, mientras que quienes vienen de una comunidad donde el uso de drogas es menospreciado pueden escoger sub reportar su propio uso”. Dentro de la comunidad esotérica de quienes afirman estar en lo alto de la presentación de reportes financieros, me pregunto cuántos, básicamente, están exagerando su propio uso de drogas…


Las opiniones expresadas son solamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.


14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentario de la administración

Por John Hughes – Propuestas de IASB sobre el comentario de la administración - ¡Gracias, pero no gracias!

Contador de interés público

Por John Hughes - ¿De dónde viene esa luz cegadora, pregunta usted? ¡Es el contador del interés público!