Revelaciones relacionadas-con-la-sostenibilidad


Por John Hughes – Revelaciones relacionadas-con-la-sostenibilidad - ¡Únanlas con las canadienses!


Documento original: Sustainability-related disclosures – bringing Canadians together!


Tal y como abordamos aquí, la International Sustainability Standards Board ha emitido sus primeros dos borradores para discusión pública, General Sustainability-related Disclosures [Revelaciones relacionadas-con-la-sostenibilidad] y Climate-related Disclosures [Revelaciones relacionadas-con-el-clima], que estuvieron abiertos para comentario hasta julio 29, 2022.


Si usted dudaba que era una gran noticia, aquí está un reciente boletín del político Leslyn Lewis, actual candidato para líder del partido conservador de Canadá:


  • Los International Financial Reporting Standards (IFRS) [Normas internacionales de información financiera (NIIF)] tienen un nuevo régimen de contabilidad que se basa en ESG y aplica a los negocios de tamaño pequeño y mediano. Este nuevo sistema le hace seguimiento al “ciclo de vida” de cada producto y servicio individual que un negocio genera. Significa ello que los propietarios de negocios pequeños necesitarán hacer seguimiento de dónde proviene un producto y las emisiones que el producto genera (lo cual, por supuesto, difiere dependiendo del comprador y del usuario).

  • Irónica, si bien esas reglas que-no-tienen-sentido serán impuestas a los negocios en Canadá, los negocios canadienses que operan en China, India, y otras naciones no impondrán tales medidas a los operadores locales.

  • No se equivoque – la intención de esas políticas es derrotar por completo nuestra estructura económica que depende de la producción local. De hecho, los negocios canadienses serán recompensados según esta estructura si sus empresas no producen nada porque tendrán una huella de carbón más baja…


Independiente de lo que uno pueda pensar de las caracterizaciones equivocadas y exageraciones de Lewis, es notable que el proyecto hubiera llegado a su radar. En realidad, Canadá probablemente generó la mayor parte de las muchas cartas comentario negativas recibidas por la ISSB. Esta es de la Coalition of Concerned Manufacturers and Businesses Canada (“Bravely Safeguarding Canadian Jobs”) [“Salvaguardar valientemente los empleos canadienses]:


  • (A la Coalisión) le gustaría expresar su extrema oposición a las propuestas de los IFRS sobre estándares de ESG. En general, este régimen increíblemente complejo creará una enorme pesadilla burocrática que aumentará de manera significativa los costos de hacer negocios en una época en que la inflación ya está desenfrenada, creará muchos costos improductivos, y dolores de cabeza para los negocios y la economía en general y tendrá poca diferencia para el clima.

  • En Canadá, cerca del 50 por ciento del PIB y la mayoría de la nueva creación de trabajo están representados por el sector de negocios de tamaño pequeño y mediano (Pymes). La burocracia es una preocupación perenne para para Pymes y los estándares propuestos de presentación de reportes ESG representan un incremento monumental en la burocracia, sin ganancia discernible. No sorprende que esos estándares complejos estén siendo endosados por comunidades profesionales tales como contadores, consultores, abogados y cuerpos regulatorios dado que esto incrementará enormemente su carga de trabajo y remuneración a expensas del sector productivo. Sin embargo, en lugar de impulsar ESG, esas comunidades profesionales debieran estar sonando la alarma acerca de cuán destructivo, inviable e inasequible será para los negocios y la economía en general. Los estimados de los costos adicionales que serán incurridos por las Pymes por requerimientos tales como análisis de escenarios, entre otros elementos subjetivos, es probable que lleve a muchas firmas a la quiebra…

  • Contradicciones internas dentro de las propuestas del sistema ESG también plantean preguntas respecto de los verdaderos objetivos de quienes defienden el sistema… En Canadá, el gobierno federal actual practica la hipocresía de imponer estándares a negocios domésticos que tienen el “lente de género” (presumiblemente parte de la “S” en ESG), y aún así continúa importando cantidades importantes de petróleo de Arabia Saudita, que remotamente nunca pasarían desde una perspectiva de “género”.


Si bien no comparto en absoluto la vehemencia general (tal y como antes he dicho, pienso que la ISSB en general debería esforzarse lo máximo que pueda), algunos de esos puntos, y otros contenidos en la carta, me parecen al menos parcialmente válidos – también estoy preocupado que todo se convierta en un agotador ejercicio de cumplimiento, usado para alimentar varias formas de avaricia profesional, y las contradicciones e hipocresías se vuelven salvajes en esta área. Aun así, la “Coalisión” muestra poca preocupación real por la equidad intergeneracional (una observación en otro lugar de la carta de que “mientras tanto, se producirán mucho daño y destrucción de riqueza si se continúa con los estándares ESG) sería un signo de que los estándares actualmente están logrando algo, dada la naturaleza de la riqueza en cuestión) y la noción de que su carta puede persuadir a la ISSB para que “abandone los planes actuales para un régimen ESG complejo y costoso” parece en el mejor de los casos quijotesco.


Asimismo, la Explorers and Producers Association of Canada “no apoya los actuales borradores tal y como están propuestos y, dado el extenso trabajo para corregir el borrador actual, recomendamos que se lleven a cabo otros esfuerzos más valiosos por parte de los reguladores de valores”. Sin embargo, no toda la industria canadiense fue completamente negativa. Electricity Canada fue más positiva, destacando unas pocas áreas específicas de preocupación, y defendiendo un período gradual, con flexibilidad en el tiempo para la presentación de reportes en los primeros años de implementación, en orden a acomodar la curva de aprendizaje de los emisores y dar tiempo para que la industria ajuste sus procesos en orden a satisfacer los requerimientos de presentación de reportes propuestos en los borradores para discusión pública”. Si bien pienso que algunas veces puede haber algo de mérito en tales argumentos, me parece que tales exenciones y concesiones serán mejor valoradas por los reguladores locales, más que en el cuerpo de los estándares. Electricity Canada sugiere que “los esfuerzos de la ISSB serán más exitosos y significativos mediante la alineación con los proyectos de los administradores locales de valores que ya están en camino,” pero dudo si ello sea práctico.


Y, es cierto, ¡las “comunidades profesionales” de Canadá también apoyaron en su mayoría las propuestas!


Las opiniones expresadas son solamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.


38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo