Reportes amigables

Por John Hughes - Su amistoso resumen de la presentación de reportes financieros sobre el covid-19…

Si algunos están teniendo problemas para ubicar la orientación y los comentarios acerca del impacto del covid-19 en la presentación de reportes financieros…

… es solo porque no están buscando lo suficiente. En Canadá, para nombrar un par, hay un centro regulatorio de información sobre el covid-19, y el sitio web de CPA Canada de recursos de información sobre el covid-19, el último de los cuales lleva a docenas de otros vínculos. A propósito, usted puede darse cuenta me he referido a la enfermedad en minúsculas, más que en mayúsculas. Primero vi este enfoque en el sitio web de la Fundación IFRS, donde me pareció bastante peculiar, pero me gustó como un vago gesto de resistencia (no sé si ello necesariamente es el pensamiento de la Fundación IFRS). Quizás escribir en letras capitales es más científicamente correcto. En un tren de pensamiento relacionado, aquí está alguna dirección proveniente del libro de estilo de Associated Press:

  • COVID-19, que significa enfermedad por coronavirus de 2019, es causado por un virus denominado SARS-CoV-2. Cuando de manera específica nos referimos al virus, el virus del COVID-19 y el virus que causa el COVID-19 son aceptables.

  • Pero, dado que COVID-19 es el nombre de la enfermedad, no del virus, no es exacto escribir un nuevo virus denominado COVID-19. También son incorrectos usos tales como el COVID-19 se propaga a través del aire; los científicos están investigando qué tanto tiempo el COVID-19 puede permanecer en las superficies; ella se preocupa por atrapar el COVID-19. En cada una de ellas, debe ser el coronavirus, no COVID-19.

  • No acorte a COVID, incluso en titulares, a menos que sea parte de una cita o de un nombre propio.

  • En relatos, no se refiera simplemente a coronavirus sin el artículo. No: Ella está preocupada por coronavirus. Omitir el es aceptable en titulares y en usos tales como: Él dijo que las preocupaciones por el coronavirus se están incrementando.

Estoy seguro de lo que hizo. De cualquier manera, la Junta de la International Organization of Securities Commissions (IOSCO) también recientemente emitió una declaración pública para fomentar la revelación razonable acerca del impacto del covid-19. Tal y como se resume en el boletín de prensa que le acompaña, éste:

  • Reitera la importancia de revelar el impacto de las cantidades reconocidas, medidas y presentadas en los estados financieros.

  • Resalta la importancia de revelaciones transparentes y completas, señalando que un entorno de incertidumbre aumentada, las revelaciones deben ser específicas-de-la-entidad y transparentes, particularmente cuando involucran juicios y estimados importantes.

  • Reafirma que, en el entorno actual, es importante que los emisores estén conscientes de los elementos de medidas que-no-son-PCGA confiables e informativas.

  • Observa que la información financiera intermedia requerirá revelaciones más robustas de información material y de la respuesta de la administración ante las circunstancias cambiantes.

  • Recuerda a los auditores sus responsabilidades por reportar sobre materias de auditoría claves [Key Audit Matters (KAM)], incluyendo cómo el auditor abordó las materias.

  • Fomenta que los emisores balanceen la flexibilidad proporcionada por los reguladores extendiendo el período para registrar información financiera con la responsabilidad por proporcionar información financiera oportuna y comprensiva que incluya juicios razonables y con respaldo.

Tal y como yo leí, la última viñeta está diciendo que el hecho de que los reguladores hagan disponible la extensión del registro no significa que los emisores deban tomar ventaja de ello si no necesitan hacerlo. Yo escribí antes que, no obstante lo inevitables que puedan ser, yo veo tales extensiones como un paso que en el largo plazo dañará la credibilidad y la necesidad percibida de la presentación periódica de reportes financieros. En Canadá, dado que publico esto en un tercio del camino hacia junio de 2020, todavía hay algunas entidades de final de año calendario que tienen por registrar sus estados financieros auditados a diciembre 31, 2019, planteando la pregunta, tal y como previamente lo dije: si la información financiera formal no es necesaria para apoyar la negociación durante uno de los períodos más volátiles y más cargados de riesgo de los cuales se tenga memoria, entonces, ¿por qué sería tan necesaria en cualquier otro tiempo más calmado?

Pero lo más importante es que cuando finalmente se publiquen los estados financieros retrasados y el comentario relacionado, en realidad sean buenos. Para citar una fuente más, aquí está como la European Securities and Market Authority (ESMA) resumió sus recomendaciones para los reportes intermedios de la administración:

1. el impacto que la pandemia del covid-19 tuvo en su orientación estratégica y en sus objetivos, operaciones, desempeño financiero, posición financiera y flujos de efectivo (en particular, detalles sobre la posición de liquidez del emisor y su estrategia de administración del riesgo de liquidez, disminución de ingresos ordinarios, disrupciones en las cadenas de suministro y/o en la producción);

2. medidas tomadas para abordar y mitigar los impactos de la pandemia del covid-19 en sus operaciones y desempeño y su progreso/estado de finalización (incluyendo, pero no limitado a, información de si los emisores han aplicado o están considerando aplicar para medidas públicas de apoyo, detalles en relación con la naturaleza, cantidades y condiciones de tal asistencia, la re-negociación planeada de contratos importantes); y

3. cuando esté disponible, el impacto futuro esperado en el desempeño financiero del emisor, posición financiera y flujos de efectivo, riesgos relacionados y medidas de contingencia planeadas para mitigar el impacto futuro esperado y el riesgo y las incertidumbres identificados.

Ello parece estar bastante bien cubierto en el resumen: cuál es el daño, qué estamos haciendo acerca de él, cómo esperamos salir de ello, y qué tan seguros podemos estar de ello. El mayor crimen de la presentación de reportes financieros ahora (y yo podría haber capitalizado ello) sería no decir nada, incluso si la revelación actual solo equivale a reconocer la extensión de lo que es desconocido y quizás no es conocible.

Las opiniones expresadas son únicamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.

16 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Si desea que las actualizaciones del blog le lleguen a su correo electrónico, favor suscríbase usando el formulario que aparece en la página del blog.

Contacto

Sede: Bogotá, Colombia

​​

Celular: +57 312 5961058

E-mail: samantilla1@gmail.com

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

2013-2020 por SAMantilla - Reservados todos los derechos