¿Pymes sin IFRS?

Por Samuel Mantilla. ¿Estrategia financiera, tributaria o regulatoria? ¿O, en el fondo, se querrá que los IFRS no apliquen a las Pymes y la contabilidad de éstas se deja a las autoridades tributarias o regulatorias? El análisis de la implementación, más que el requerimiento jurisdiccional, tiene la clave.


El pasado 28 de enero de 2020 IASB publicó una Request of information [solicitud de información], que hace parte de su Comprehensive Review of the IFRS for SMEs Standard [Revisión comprensiva del estándar IFRS para Pymes]. Los aportes a esa solicitud de información serán recibidos hasta el 27 de julio de 2020.


El IFRS para Pymes fue emitido inicialmente en el año 2009 y fue objeto de una primera revisión comprensiva en el año 2015. La información solicitada hace parte de una segunda revisión comprensiva.


La denominación original fue IFRS for SMEs [International Financial Reporting Standard for Small and Medium-sized Standards], traducido oficialmente al español como Norma NIIF® para las PYMES. La solicitud de información ‘actualiza’ la denominación a IFRS for SMEs Standard, tal y como ahora a IASB le gusta denominar sus estándares. Para mis comentarios uso la expresión IFRS para Pymes.


La solicitud de información


La solicitud de información que aquí se analiza:


  • Es el primer paso en la segunda revisión del IFRS para Pymes. El SMEIG estudiará la información recibida y presentará sus recomendaciones a IASB. Esto no significa que necesariamente el estándar sea enmendado. De llegar a hacerlo, habrá un siguiente paso que es la elaboración del borrador para discusión pública, el cual también será objeto de comentarios.

  • Tiene como objetivo buscar puntos de vista sobre si y cómo alinear el IFRS para Pymes con los IFRS Plenos beneficiaría a los usuarios de los estados financieros preparados aplicando el IFRS para Pymes sin causar costo indebido para las entidades que apliquen el estándar.

  • Las preguntas que busca sean respondidas están clasificadas en tres partes: (1) Parte A, contiene preguntas estratégicas y generales; (2) Parte B, contiene preguntas sobre secciones específicas del IFRS para Pymes y su alineación con los IFRS Plenos; y (3) Parte C, contiene preguntas sobre nuevos temas y otras materias relacionadas con el IFRS para Pymes. Cada una de las preguntas incluye un resumen del problema en revisión, acompañado de información (contenida en los apéndices) que explica las discusiones de IASB en el desarrollo de las preguntas.

  • Además de las preguntas, tiene unos elementos generales (introducción, vista de conjunto, invitación y a comentarios) y cinco apéndices que ofrecen información muy importante: (1) Alcance de la segunda revisión comprensiva, con cinco tablas de apoyo; (2) Cómo la Junta desarrolló esta solicitud de información; (3) Antecedentes del IFRS para Pymes; (4) El SME Implementation Group (SMEIG); y (5) Vínculos a recursos sobre el IFRS para Pymes.


Preguntas estratégicas y generales


La tabla que se presenta a continuación presenta las preguntas estratégicas y generales que hace la solicitud de información.




Mis respuestas


G1A: Es obvio que deban estar alineados. De otra manera no se justifica y no tiene utilidad. Adicionalmente, es la ‘promesa’ inicial de IASB cuando en el año 2009 ofreció este estándar como una ‘simplificación’ de los IFRS Plenos. Pienso que sobre ello no debe haber discusión.


G1B: La alineación debe ser tanto de principios, definiciones importantes y redacción precisa de los requerimientos. Cualquier diferencia en esto genera prácticas diferentes y en últimas la alineación se pierde. Diferente es buscar ‘simplificación’ (principalmente de las revelaciones), o que ciertas transacciones, eventos (riesgos), o condiciones (contratos) no puedan ser realizadas por las Pymes y por consiguiente no estén sujetas a los requerimientos del estándar, pero ello es función ya sea de la capacidad de la entidad y/o de la entidad regulatoria.


G2: Los principios a los cuales hace referencia la solicitud de información son: (1) relevancia para las Pymes; (2) simplicidad; y (3) representación fiel. Por tratarse de ‘principios’ no puede haber diferencia alguna entre Plenas y Pymes. Los principios son: (1) relevancia para la entidad, (2) simplicidad (incluso para Plenas no es necesario complicar las cosas), y (3) representación fiel de las transacciones, eventos (riesgos), y condiciones (contratos) de la entidad. Diferente es que el formato o la redacción del IFRS para Pymes sea ‘simplificado.’


G3: Hasta el presente, la fecha ha sido en buena parte causante de la enorme diferencia que hoy hay entre IFRS Plenos e IFRS para Pymes. Debe ser la fecha de los emitidos hasta la fecha del borrador para discusión pública. La solicitud de información debe tener en cuenta los IFRS que estén en proceso de ser emitidos entre la fecha de la solicitud y la fecha del borrador para discusión pública.


Comentarios adicionales


De acuerdo con mi entender, esas preguntas estratégicas y generales son importantes y útiles, pero muestran que IASB está vacilando en cómo proceder.


Hace falta considerar la experiencia de la implementación (a dónde está yendo realmente la utilidad del IFRS para Pymes).


El argumento de IASB de que el IFRS para Pymes actualmente está requerido en más de 140 jurisdicciones es un argumento débil para efectos estratégicos y generales dado que se refiere a requerimientos legales y no a la implementación técnica del mismo.


El mismo sitio web de IASB, en la página que presenta el análisis del uso del estándar IFRS para Pymes ofrece datos diferentes: 86 jurisdicciones lo requieren o permiten; 9 lo están considerando; 71 no es usado ni está en consideración. Claro que estos datos están presentados con referencia a las 166 jurisdicciones a partir de las cuales analiza los estándares IFRS Plenos. De todas maneras, queda la pregunta sobre la diferencia entre 140 y 86 jurisdicciones que los requieren: 56 jurisdicciones es un número muy representativo como para pasarlo por alto.


En cada revisión comprensiva (integral) IASB no puede estar poniendo en discusión el enfoque de si es o no de alineación (o simplificación). Los parágrafos 30 y 31 de la solicitud de información dejan ver que hay quiénes apoyan y quienes no apoyan el enfoque de alineación. No está claro cuál es el peso específico tanto de unos como de otros. Pero si IASB vuelve a preguntar sobre esto, queda claro que hay dificultades importantes en la implementación.


De acuerdo con mi perspectiva, la implementación en los países de habla hispana (que es donde tengo algún conocimiento directo) tiene dos dificultades importantes: (1) NIIF con efectos tributarios; y (2) La definición de Pymes.


NIIF con efectos tributarios


Es una realidad que, por las adopciones regulatorias y por el re-acomodamiento a las viejas prácticas, la implementación del IFRS para Pymes se convirtió en un asunto tributario. En Hispanoamérica, la diferenciación entre lo financiero y lo tributario no existe en la práctica profesional y empresarial.


Los reguladores tampoco ven esa diferencia, porque priman los intereses fiscales/tributarios. O porque su enfoque todavía es generalista, intentando un mismo enfoque de regulación para todas las entidades.


En este sentido, las respuestas a las preguntas estratégicas y generales son clave y la revisión (si de verdad es comprensiva) debe buscar eliminar estas diferencias.


Claro que el problema principal aquí es que miembros prestigiosos del SMEIG son los que están promoviendo (‘activismo contable’) las NIIF con efectos tributarios y serán ellos mismos quienes hagan la revisión de la información que se presente como revisión a las preguntas, y serán ellos mismos quienes hagan a IASB las recomendaciones del caso para efectos de si se avanza o no, y cómo, con el borrador para discusión pública.


Si IASB no atiende esta problemática, el resultado será Pymes sin IFRS, esto es, un estándar IFRS para Pymes tan tributario que estará completamente desalineado con los IFRS Plenos.


La definición de Pymes


La definición de Pymes que usa el IFRS para Pymes no es la que los gobiernos (de las jurisdicciones que requieren el IFRS para Pymes) tienen incorporadas en sus normativas. En éstas prima la definición según tamaño (número de empleados, activos, patrimonio, etc.) y no los principios.


El IFRS para Pymes debe privilegiar con mayor claridad el principio de que aplica a las entidades de capital privado de tamaño pequeño y mediano, que es la diferenciación fundamental en relación con los IFRS Plenos.


Si IASB no atiende a esto, el abismo entre Plenos y Pymes se ahondará. Claro que muchos miembros del SMEIG son más representantes regulatorios que otra cosa y difícilmente ayudarán a esta claridad.


El tipo de revisión


Así las cosas, la revisión comprensiva (integral), que es bienvenida y útil, debe contemplar estas cosas de manera holística a fin de que realmente sea comprensiva (integral). Pero como está la solicitud de comentarios, al respecto no hay una estrategia clara.


La pregunta que no está en la solicitud de comentarios, pero que debe informar la decisión de IASB es si el IFRS para Pymes debe responder a una estrategia financiera, o a una estrategia tributaria o a una estrategia regulatoria.


Todas ellas responden a necesidades de las Pymes (y de los gobiernos y reguladores), pero no ayudan al objetivo de alineación entre el IFRS para Pymes y los IFRS Plenos.


¿Estrategia financiera, tributaria o regulatoria? ¿O, en el fondo, se querrá que los IFRS no apliquen a las Pymes y la contabilidad de éstas se deja a las autoridades tributarias o regulatorias? El análisis de la implementación, más que el requerimiento jurisdiccional, tiene la clave.


132 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Si desea que las actualizaciones del blog le lleguen a su correo electrónico, favor suscríbase usando el formulario que aparece en la página del blog.

Contacto

Sede: Bogotá, Colombia

​​

Celular: +57 312 5961058

E-mail: samantilla1@gmail.com

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

2013-2020 por SAMantilla - Reservados todos los derechos