Problemas del covid-19

Por John Hudges - Problemas del covid-19, o: contabilidad para eventos que usted nunca esperó tener que contabilizar

Documento original: covid-19 issues, or: accounting for events you never expected to have to account for

El IFRS Discussion Group, de CPA Canada, recientemente discutió algunos problemas que surgen del covid-19.

El patrón de hechos para uno de ellos es este:

  • Como resultado de cierres impuestos-por-el-gobierno debidos a la pandemia, muchos negocios han enviado empleados a casa con paga. Esos empleados están inactivos en casa, pero se espera que regresen al trabajo cuando las operaciones se reanuden.

Esos son empleados más afortunados que muchos de los que usted conoce, pero, de cualquier modo, ese no es el problema. El grupo consideró cómo contabilizar los costos de empleados en esa situación. Por una parte, usted puede pensar que los salarios y jornales deben ser causados y llevados al gasto en el punto cuando los empleados se vuelven inactivos, con base en un estimado de la cantidad a ser pagada durante el curso de la acción: este punto de vista ve al gasto a ser pagado a ellos como que no proporciona beneficios. Alternativamente, usted puede tomar el punto de vista de que “los sueldos y salarios son pagados a los empleados para que permanezcan en casa, parcialmente para asegurar una transición sin problemas cuando el negocio retorne a lo normal. Como resultado, los empleados inactivos están proporcionando beneficios para el empleador durante el período de inactividad”. En este caso el costo sería llevado al gasto cuando sea incurrido, no de manera diferente a los costos por sueldos y salarios generales.

El IAS 19 tiene el concepto de “ausencias pagadas no acumulables”, para cubrir cosas como vacaciones y licencias por enfermedad cuando esas ausencias pagadas no se trasladan, y no dan derecho a los empleados a pago de efectivo por derechos no utilizados: requiere reconocer el costo de esas ausencias cuando ellas ocurren, observando que la “entidad no reconoce pasivo o gasto hasta el momento de la ausencia, porque el servicio del empleado no incrementa la cantidad del beneficio”. Si bien el patrón de hechos del covid-19 que se establece arriba se ajusta a ese concepto general, obviamente de alguna manera es diferente: el empleador ofrece esos otros tipos de ausencias pagadas como un elemento necesario para atraer y retener los empleados sobre una base continua, considerando que los cierres impuestos por el covid-19 son un reflejo de (uno espera) una disrupción extraordinaria que ocurre por una sola vez, los costos y beneficios de los cuales van más allá de los cálculos económicos habituales.

De todas formas, los miembros del grupo apoyaron el segundo punto de vista que se establece arriba, señalando “que los empleados no son despedidos. En lugar de ello, durante este período inactivo esos empleados están listos a regresar al trabajo para asegurar una transición suave cuando el negocio se normalice. Por consiguiente, los salarios y sueldos de los empleados deben ser causados y llevados al gasto con el tiempo”. Si bien ello parece ser la mejor respuesta, parece como una impuesta por lo no conocible de la situación. Si, por ejemplo, uno sabe con certeza que los empleados estarían inactivos por exactamente tres meses, sin prestar beneficio durante ese período diferente a recaudar dinero y esperar regresar, el argumento por causar el costo estimado de ese período parecería ser un poco más alto al menos. Pero yo supongo que el consenso del grupo reconoce la triste realidad de la actividad económica en este escenario, con la relación entre inputs y outputs recibiendo severa disrupción, y sin visibilidad real sobre cuándo puede ser reparada.

Aquí hay otro patrón de hechos:

  • La Entidad A es un fabricante con contratos de largo plazo con los clientes por sus productos. Los ingresos ordinarios por esos contratos son reconocidos con el tiempo de acuerdo con el IFRS 15 Ingresos ordinarios provenientes de contratos con clientes.

  • Como resultado del covid-19, la Entidad A ha cerrado sus instalaciones de fabricación. La Entidad A espera que no pueda ser capaz de satisfacer la fecha contractual de entrega por los productos para sus clientes y puede tener que pagar multas.

  • Históricamente, en la contabilidad para sus contratos de largo plazo la Entidad A no ha estimado ningún pago de multas.

Usted recordará que las sanciones caen dentro del concepto de “consideración variable”, por el cual la cantidad que la entidad incluye en el precio de transacción está restringida a la cantidad por la cual sea altamente probable que una reversa importante de los ingresos ordinarios acumulados reconocidos no ocurrirá cuando las incertidumbres relacionadas con la variabilidad sean resueltas. Claramente, los cierres no-anticipados de este tipo afectarán esa valoración. Pero el grupo señaló que las implicaciones pueden ir más allá, requiriendo una revaloración más amplia de la probabilidad de que la entidad recaudará la consideración que espera. Dependiendo de la situación, la entidad realistamente puede anticipar proporcionar concesiones de precio que vayan más allá de las sanciones contractuales, afectando adicionalmente la valoración de la consideración variable. Dependiendo de la extensión de esta incertidumbre, el acuerdo podría incluso dejar de ser considerado que esté dentro del alcance del IFRS 15 (que requiere, por ejemplo, que la entidad pueda identificar los términos de pago por los bienes o servicios a ser transferidos, y que sea probable que recaudará la consideración a la cual tendrá derecho). O, alternativamente, el alcance o el precio del contrato pueden haber cambiado en la extensión de identificar una modificación del contrato, con varias implicaciones de contabilidad dependiendo de los hechos y circunstancias. O puede ser que entre en juego el tan discutido, pero a menudo no aplicado, “concepto de oneroso” del IAS 37.

No hace falta decir, en ambos de esos patrones de hechos, la utilidad del tratamiento de contabilidad depende de proporcionar revelación plena de la situación, las incertidumbres relacionadas y los consecuentes juicios y determinaciones de contabilidad. Yo espero que, en ambos casos, y en otros que surjan del covid-19, sea inusualmente fácil imaginar las historias del mundo real que puedan impulsar tales escenarios…

Las opiniones expresadas son únicamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.

22 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Si desea que las actualizaciones del blog le lleguen a su correo electrónico, favor suscríbase usando el formulario que aparece en la página del blog.

Contacto

Sede: Bogotá, Colombia

​​

Celular: +57 312 5961058

E-mail: samantilla1@gmail.com

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

2013-2020 por SAMantilla - Reservados todos los derechos