Presentación general y revelaciones

Por John Hughes – Presentación general y revelaciones: ¡Nuestra principal actividad de negocios es siempre querer más!


Documento original: General presentation and disclosures: our main business activity is to always want more!


Volvamos al borrador para discusión pública, de IASB, General Presentation and Disclosures [Presentación general y revelaciones].


El período para comentarios se cerró en septiembre 30, 2020, luego de ser extendido a causa del covid-19; hubo 215 cartas comentario. Recientemente miramos alguna de la reacción a las propuestas sobre las “medidas de desempeño, dadas por la administración”. Otra propuesta clave fue que la entidad deba presentar, en el estado de ingresos, un subtotal para la utilidad o pérdida operacional, basada en una nueva definición de gastos operacionales. Esta categoría incluye todos los ingresos y gastos “provenientes de las principales actividades de negocio de la entidad” que incluye los ingresos y gastos provenientes de inversiones hechas en el curso de esas principales actividades de negocio, y (sujeto a un elemento de elección de política de contabilidad), los ingresos y gastos relacionados con la financiación proporcionada a clientes como una principal actividad de negocios. También, según las propuestas, los gastos que no caen en las otras categorías (inversión, financiación, o relacionadas con asociadas y negocios conjuntos integrales) serán clasificadas como de operación, aún si, según sus propios términos, pueden no parecer que plenamente reflejen su naturaleza. Entre otras cosas, la Junta observa: “definir utilidad o pérdida operación como una categoría por defecto es más simple que usar una definición directa. Esto porque las entidades que tienen varias actividades de negocio les es difícil llegar a una definición directa que podría ser aplicada consistentemente, aún entre entidades de la misma industria”.


Aquí hay algo de lo que CPA Australia dijo al respecto:


  • Nosotros también consideramos que se debe pensar un poco más para desarrollar una definición más robusta de “utilidad o pérdida operacional” y de “principales actividades de negocio”. Nosotros consideramos que las entidades deben tener en cuenta qué constituye sus principales actividades de negocio, y no automáticamente adoptar un enfoque residual en la inclusión, en la categoría operacional, de todos los ingresos y gastos que de una u otra forma no pertenecen a una de las otras categorías.

  • … por lo menos, IASB debe buscar desarrollar orientación, que incluya ejemplos adicionales, para ayudar a que las entidades determinan qué constituyen sus “principales actividades de negocio”. Por ejemplo, una entidad que emplea un conjunto común de activos para apoyar tanto sus principales actividades de negocio como sus actividades de negocio (que no hacen parte de sus principales actividades de negocio) se beneficiaría de principios y orientación claros que les permitan clasificar, los ingresos y gastos que surjan de ese conjunto de activos, entre los que pertenecen a la categoría operacional y los que pertenecen a la categoría de inversión.

  • … Por ejemplo, para algunas entidades que realizan operaciones de franquicia minorista, las operaciones minoristas pueden ser consideradas su principal actividad de negocios. Sin embargo, además, las inversiones inmobiliarias que realizan en orden a realizar sus operaciones minoristas pueden ser consideradas ya sea como parte de sus principales actividades de negocio o como parte de sus actividades de inversión. Nosotros consideramos que las definiciones, principios y orientación necesitan ser desarrollados más para ayudar a que los preparadores determinen de manera clara qué constituye sus principales actividades de negocio y qué constituye sus actividades de inversión.


BDO proporcionó algunos puntos que pueden ser útilmente abordados en cualquiera de tales definiciones y la relacionada orientación de aplicación:


  • Si ‘principal’ se tiene la intención que aborde el tamaño del efecto financiero de un elemento de ingresos y gastos de la entidad (e.g., las cantidades más grandes de ingresos y gastos relacionadas con un tipo particular de actividades o algún ‘umbral’), el punto de vista de la administración sobre la importancia de esas actividades o alguna otra medida;

  • · Si las principales actividades de negocio deben ser evaluadas solo con base en las actividades actuales o por la intención de la administración (e.g., cómo las principales actividades de negocio pueden ser determinadas para una entidad que inicia [start-up] o para una entidad que hace la transición hacia otra línea de negocios);

  • Si las principales actividades de negocio pueden cambiar con el tiempo, y si es así, si la reclasificación de las cifras comparativas estaría requerida si ocurriera tal cambio en las principales actividades de negocio;

  • Si las principales actividades de negocio pueden cambiar, qué factores necesitarían ser considerados en orden a que las principales actividades de negocio cambien para propósitos de contabilidad, similar a la orientación proporcionada en el IFRS 9 en relación con un cambio en el modelo de negocios para la reclasificación de los activos financieros; y

  • Si las principales actividades de negocio pueden requerir ajuste en un grupo consolidado (e.g. si un banco incluido en los estados financieros consolidados de una entidad más grande puede estar requerido a reclasificar su catálogo de cuentas para cumplir con las ‘principales actividades de negocio’ del grupo consolidado).


KPMG agregó algunos otros, incluyendo:


  • Cómo la determinación de las ‘principales actividades de negocio’ interactúa con conceptos similares incluidos en otros estándares IFRS, tal como ‘actividades ordinarias’ en el IFRS 15 Ingresos ordinarios provenientes de contratos con clientes, y ‘actividades principales que producen ingresos ordinarios’ en el IAS 7 Estado de flujos de efectivo.

  • Cómo el concepto de ‘principales actividades de negocio’ se relaciona con la presentación y revelación de segmentos reportables según el IFRS 8 Segmentos de operación.


Todos los puntos son válidos, y aún así, pensando en las observaciones que hice la última vez, uno se pregunta si el principio, tal y como actualmente se establece en el borrador para discusión pública, puede realmente estar lleno de agujeros importantes, de una magnitud que causará serios problemas de aplicación y carencia de comparabilidad. Si una entidad no puede racionalmente articular y comunicar sus principales actividades de negocio, puede usted preguntar, ¿cómo entonces tratará las materias más complejas que esperamos ver que aborde en el MD&A y en otros lugares…?


¿Mencioné que hay 215 cartas comentario? ¡Y algunas de ellas son realmente largas!


Las opiniones expresadas son solamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.



7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Combinaciones & Participación

Por John Hughes – Combinaciones de negocios bajo control común – Aplicación del método de adquisición

La nación bitcoin

Por John Hughes: El estado (en su mayoría poco atractivo) de la nación bitcoin

Deterioro y activos de derecho-de-uso

Por John Hughes – Deterioro y activos de derecho-de-uso – Antes del covid 19, ¡Planeábamos quedarnos para siempre!

Si desea que las actualizaciones del blog le lleguen a su correo electrónico, favor suscríbase usando el formulario que aparece en la página del blog.

Contacto

Sede: Bogotá, Colombia

​​

Celular: +57 312 5961058

E-mail: samantilla1@gmail.com

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

2013-2021 por Samuel Mantilla - Reservados todos los derechos