Los IFRS mueren

Por John Hughes – Este puede ser el fin de semana en que los IFRS mueren, de manera que me voy a ver películas…

Documento original: This may be the week IFRS dies, so I’m going to the movies…

Este es el 503º artículo en este blog…

… y si Trump gana el martes, puede ser el último. Porque no tiene sentido mantener un blog sobre los IFRS, si los IFRS mueren. Ah, por supuesto, la muerte de los IFRS, al igual que la de muchas otras cosas, no será evidente de inmediato; probablemente no durante décadas. Pero si Trump gana, lo será solo por una abyecta rendición masiva al cortoplacismo ciegamente feo, el rechazo a la ciencia y al gobierno, y a la racionalidad misma, ayudado por una democracia que funciona mal y por una mentira generalizada, y después de cuatro años más de eso, no creo que habrá camino de regreso, ni una manera de contener el veneno de Trump dentro de las fronteras de Estados Unidos salpicadas de ignorancia. A medida que el veneno y sus consecuencias se propaguen, cualquier concepto de toma de decisiones de largo plazo informada será crecientemente inútil – el único juego que permanecerá, a medida que se cumplan las proyecciones sombrías de David Attennborough, será tomar cualquier parte del menguante botín que se pueda obtener, y para ello difícilmente será necesaria una presentación sofisticada de reportes financieros. Así que los IFRS estarán condenados al fracaso, y quienes a partir de ello continuemos ganándonos la vida durante los últimos días podríamos ser zombis, dando bandazos en un paisaje degradado…

Todo bien. Bueno, pienso que he dejado suficientemente claros mis puntos de vista. Hablemos de otra cosa. Alguien preguntó en Twitter si hay algún programa “que sea el equivalente de Suits / el buen doctor”, pero sobre contadores. En respuesta, alguien proporcionó lo siguiente:

  • Hay unos pocos: 1. The Big Short 2. Margin Call 3. Too Big to fail 4. The Accountant 5. Wall Street Money never sleeps 6. Boiler Room 7. Other People’s Money 8. Equity 9. Rogue Trader. Desafortunadamente, están más relacionados con la ingeniería financiera…

Una lista suficientemente entretenida, pero ese último comentario no es corriente - la contabilidad a menudo no ha llamado la atención de los directores de cine, y en este momento no puedo recordar una película que haya mencionado los IFRS de pasada (por ciento, hace algunos años, aquí escribí acerca de The Accountant). Pero aquí hay tres agradables puntos de referencia.

Una de mis escenas contables favoritas en una película proviene de You and Me [Tú y yo] de Fritz Lang de 1938, en la que un personaje interpretado por Sylvia Sidney se propone convencer a un grupo de matones inadecuadamente reformados (George Raft entre ellos) de que el crimen no paga. Usando tablero y tiza, expone metódicamente cómo la recaudación anticipada de su último atraco frustrado, estimada en $30,000, después de ajustar el porcentaje de la valla y gastos tales como autos de escape e informantes, se reduce a solo $133.33 por participante, un retorno patético del riesgo y esfuerzo involucrados. Ella también es convincente, de modo que al final de la película han renunciado al crimen, convirtiéndose en nada menos que un montón de blandos benevolentes. Incluso ahora, se destaca como un raro ejemplo de una película que se ralentiza para ilustrar la mecánica de la contabilidad que produce un resultado humano real.

El único musical que yo pienso culmina con una canción relacionada-con-contabilidad es The Pajama Game [El juego de pijamas], de 1957, en el que la búsqueda de los trabajadores de la fábrica por un aumento de 7.5 centavos por hora culmina en una jocosa puesta en escena del número “Seven and Half Cents” [Siete centavos y medio]. La canción comienza con un personaje denominado “Prez” que proclama “¡Lo descubrí! ¡Me lo imaginé! ¡Con un lápiz y una pizarra lo descubrí! y luego continúa:

Siete centavos y medio no compran mucho,

¡Siete centavos y medio no significan nada!

Pero démelos cada hora,

Cuarenta horas a la semana,

¡Y eso me basta para vivir como un rey!

Prez calcula que en solo cinco años esto equivale a: “Veamos… eso son 260 semanas, multiplicado por cuarenta horas cada semana, y aproximadamente dos horas y cuarto de horas extra… ¡una hora y media de horas extra! Llega a ser, exactamente, $852.74!” Lo suficiente para conseguir, entre otras cosas, una lavadora automática, y un año de suministro de gasolina. A partir de ahí, la canción salta a calcular el total para diez años y para veinte años, con estimados probablemente exagerados, de lo que se puede comprar con ese dinero. ¡Cosas fabulosas!

Una película menos conocida de Michael Caine, Silver Bears [Osos de plata], de 1977, gira en torno al control de un banco suizo y su principal inversión, en una mina de plata de Irán. Es mencionado en numerosas ocasiones (como un punto clave de la trama) que este activo es llevado en su balance general por $20 millones, la cantidad adelantada en la forma de un préstamo, pero también sabemos que los términos de la inversión le dan derecho al banco al 50% de las utilidades de la mina, de manera que su valor razonable tiene que ser mucho más alto. En otras palabras, si los IFRS hubieran estado efectivos en 1977, la trama de la película necesariamente habría sido diferente. Desde otro ángulo interesante, el reporte de “auditoría” elaborado para respaldar la venta del banco caracteriza la inversión como relacionada con petróleo, más que con una mina de plata, una declaración equivocada que en últimas lleva al autor a la cárcel. Ah, y (revelación) resulta que de todas maneras no hay mina de plata. Todo lo más agradable…

Bueno, entonces esto es todo.

Las opiniones expresadas son únicamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.

45 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Si desea que las actualizaciones del blog le lleguen a su correo electrónico, favor suscríbase usando el formulario que aparece en la página del blog.

Contacto

Sede: Bogotá, Colombia

​​

Celular: +57 312 5961058

E-mail: samantilla1@gmail.com

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

2013-2020 por SAMantilla - Reservados todos los derechos