Las firmas de contabilidad y el interés público

Por John Hughes – Las firmas de contabilidad y el interés público - ¿Extraños en la noche?


Documento original: Accounting firms and the public interest – strangers in the night?


Un artículo reciente de New York Times examina How Accounting Giants Craft Favorable Tax Rules from Inside Government [Cómo, desde el interior del gobierno, las gigantes de la contabilidad elaboran reglas tributarias favorables].


Aquí hay algunos extractos:


  • Las más grandes firmas de contabilidad de los Estados Unidos han perfeccionado un sistema detrás-del-escenario, notablemente eficaz para promover sus intereses en Washington. Sus abogados toman trabajos senior en el Treasury Department, donde escriben políticas que frecuentemente son favorables para sus anteriores clientes corporativos, a menudo con la expectativa de que pronto regresarán a sus antiguos empleadores. Las firmas les dan la bienvenida con títulos más elevados y salarios más altos, de acuerdo con registros públicos revisados por The New York Times y entrevistas con oficiales actuales y anteriores del gobierno y de la industria.

  • Desde sus puestos en el gobierno, muchos de los veteranos de la industria aprobaron lagunas ampliamente explotadas por sus anteriores firmas, otorgaron exenciones fiscales a anteriores clientes y revertieron los esfuerzos para reinar en los refugios fiscales, con enorme impacto.

  • Después de hacer cabildeo por PwC, un anterior socio de PwC en el Trump Treasury Department ayudó a escribir regulaciones que permitieron que compañías multinacionales grandes evitaran decenas de billones de dólares en impuestos; luego regresó a PwC. Un ejecutivo senior de otra firma de contabilidad grande, RSM, tomó un trabajo en el Treasury, donde su oficina amplió una exención fiscal en las formas buscadas por RSM; luego regresó a la firma.

  • Incluso alguno de los anteriores veteranos de la industria dijo que veía los rápidos acuerdos de ida-y-vuelta como una gran parte de la razón por la que la política fiscal se había vuelto tan sesgada a favor de los ricos, a expensas de casi todos los demás.


Sin duda, nada de esto causa una sorpresa particular, y el artículo (quizás escrito con dolor, más que con enojo) no sugiere que ello pueda ser ilegal. Hace referencia a un incidente aislado que “aparentemente viola una regla federal de ética que restringe que los oficiales del gobierno se reúnan con sus anteriores colegas del sector privado”, pero deja a que podamos solo asumir que se concluye que cae (pueda ser no completamente de manera clara) dentro de los estándares profesionales de ética.


Mi propia reacción al artículo estuvo fuertemente condicionada por la manera aparentemente desvergonzada en la cual la actividad descrita contribuye a la desigualdad social, a la creación de una clase alta apenas atada por las mismas estructuras y expectativas que gobiernan a los menos poderosos. Hablando de ética, recientemente miramos aquí Complexity and the professional accountant: Practical guidance for ethical decision-making [La complejidad y el contador profesional: Orientación práctica para la toma de decisiones ética], de CPA Canadá. Tal y como previamente cité, la situación postula que en nuestro entorno complejo, actuar profesionalmente y en el interés público ya no es una “propuesta clara”, - por ejemplo:


  • … muchos de los grandes “problemas” que enfrenta la sociedad, tales como la búsqueda de crecimiento sostenible, administrar y mitigar el cambio climático, acoger tecnologías disruptivas y luchas por la igualdad social, plantean preguntas de valores que tienen amplias implicaciones éticas. Además, como los puntos de vista sociopolíticos se han vuelto más fragmentados y, de manera más problemática en algunas regiones, tendientes a causar desacuerdos, la homogeneidad asumida de “actuar en el interés público” se rompe. La objetividad, otro principio ético fundamental, es desafiada de cara a los puntos de vista divergentes sobre cómo los recursos deben ser administrados y distribuidos, qué es justo, cómo balancear la economía y el medio ambiente, y – en el extremo - ¿cuál es la verdad?


En este contexto apropiadamente ambicioso, yo pienso que es razonable argumentar que, si el comportamiento que se describe en el artículo de The New York Times es ético, entonces también podemos retirar de la discusión seria ese concepto. Esto es, no hay una noción seria de “actuar en el interés público” o de llevar a cabo los diversos actos de balanceo que allí se describen, ello puede seriamente acomodar las intrigas perpetuas para desviar cada vez más dinero a los bolsillos de un pequeño segmento de la población. Usted puede decir, bien, las firmas de contabilidad son grandes carpas; lo que sucede aquí puede no hablar en absoluto de lo que sucede allí. Pero son ellos los que pregonarían el poder de las identidades de sus marcas – cuando ingresé al sitio web de PwC Canadá en este momento, la primera cosa que me llamó la atención fue la afirmación de estar “Generando confianza y entregando resultados sostenibles”. Muy bien niños, digan lo que quieran decir…


Esto no es para decir que las firmas de contabilidad sean particularmente peores que cualesquiera de los otros participantes en el capitalismo tóxico, solo que muy ciertamente no son mejores que ellos. Escribiendo esto pocos días después de las elecciones canadienses, un artículo de Canadian Accountant nos recuerda de nuevo la uniformidad política de la profesión, con una encuesta señalando que cerca del 60% de quienes respondieron planeaban votar por partidos de “derecha” de un tipo u otro, con poco apoyo registrado para los partidos Canadian Green o New Democratic. El artículo observa que “el cambio ambiental/climático continúa siendo un problema de importancia baja para los CPA que votan conservador. Cualesquiera que sean los puntos de vista personales sobre tales materias, ¿puede la profesión de manera realista llevar a cabo las nociones de base-amplia de “actuar en el interés público”, cuando su inclinación central es tan a menudo mantener a distancia una gran parte de ese interés público?


Las opiniones expresadas son solamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.


20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentario de la administración

Por John Hughes – Propuestas de IASB sobre el comentario de la administración - ¡Gracias, pero no gracias!

Contador de interés público

Por John Hughes - ¿De dónde viene esa luz cegadora, pregunta usted? ¡Es el contador del interés público!