Inversionistas minoristas

Por John Hughes - Inversionistas minoristas y covid-19: ¡No se asuste hasta que se lo digamos!

Documento original: Retail investors and covid-19 – don’t panic until we tell you to!

Estudio de la OSC explora las respuestas de los inversionistas minoristas a la pandemia de COVID-19, anuncia un comunicado de prensa reciente.

Aquí hay algunos extractos:

· Durante la pandemia del COVID-19 los inversionistas se han enfrentado a una incertidumbre sin precedentes. Entender cómo la pandemia está afectando las experiencias y los comportamientos del inversionista minorista es clave para la protección de los inversionistas.

  • La Ontario Securities Commission (OSC) publicó hoy un nuevo estudio que encuentra que cerca de la mitad de los inversionistas están experimentando niveles incrementados de estrés, la mayoría ha tenido comunicación con sus asesores, y durante la pandemia pocos han vendido más del 20% de sus portafolios.

  • “Durante la pandemia estamos viendo participación incrementada del inversionista minorista en los mercados de valores”, dijo Tyler Fleming, Director of the Investor Office de la OSC. “La Ontario Securities Commission está monitoreando de manera cercana las experiencias y los comportamientos del inversionista minoritario durante este tiempo para apoyar nuestro mandato de protección del inversionista”.

  • El estudio tiene varios hallazgos, que incluyen:

  • (.) Estrés por inversión: durante la pandemia del COVID-19 el 47 por ciento de los inversionistas está experimentando niveles incrementados de estrés.

  • (.) Inversiones en tenencias: el 85 por ciento de los inversionistas ha mantenido todas sus inversiones como resultado de la pandemia del COVID-19.

  • (.) Venta de inversiones: los inversionistas con bajo conocimiento financiero fueron los más propensos a vender el 20% o más de sus inversiones como resultado de la pandemia del COVID-19.

  • (.) Trabajando con un asesor: el 81 por ciento calificó positivamente la asesoría que recibieron de su asesor acerca de la inversión durante la pandemia del COVID-19.

El comunicado señala que “esos hallazgos serán usados para informar trabajo adicional para entender el impacto de la pandemia en los inversionistas minoristas”. Pero no por primera vez, todo el ejercicio parece infectado por un grado de exageración que la OSC desalentaría de quienes regula.

Por ejemplo, tome el primer elemento con viñeta. Nos dijeron: “Los inversionistas reportaron sobre su nivel actual de estrés y su nivel de estrés percibido antes de la pandemia. Análisis adicional de esas respuestas reveló que el 47% de los inversionistas están experimentando niveles incrementados de estrés, los niveles incrementados de estrés pueden afectar de manera dramática las decisiones de inversión mediante disminuir la voluntad de una persona a asumir riesgos (aversión al riesgo)”. La implicación parece que esta sería una “mala” cosa. Pero dos viñetas después, la correlación de “bajo conocimiento financiero” con vender el 20% o más de la inversión de uno también parece coloreado como un hallazgo teñido adversamente. El estudio al menos tiene los medios para señalar: “No tenemos datos suficientes sobre cada encuestado individual para evaluar si deben estar vendiendo o teniendo en respuesta a la pandemia del COVID-19 o si vendieron debido a dificultad financiera”. Pero en verdad, esa es la única cosa que haría que esta línea de investigación valiera la pena. Sabemos que si bien la pandemia ha sido buena para algunos (que continúan estando bien pagos al tiempo que han recortado sus gastos mediante permanecer en casa y cancelar muchas formas de gasto discrecional), ha llevado a muchos al desempleo y a dificultad financiera, tal como estar forzados a vender algunas o todas sus tenencias de inversión al enfrentar una inevitabilidad brutal. Probablemente podemos creer que esta situación de alguna manera está correlacionada con bajo conocimiento financiero. Pero el problema aquí no es el impacto en las personas como “inversionistas minoristas” sino el impacto en ellos como víctimas de desigualdad (de un tipo que los mercados de capital son buenos en reforzar).

Dando un paso atrás, el hallazgo acerca del nivel incrementado de estrés hace eco de una alarma similar proveniente de contextos no-financieros: por ejemplo, un artículo de CBC señaló que “una encuesta de IPSOS investigando la salud mental de los canadienses encontró que el 66 por ciento de las mujeres y el 51 por ciento de los hombres reclamaron que su salud mental había sido afectada negativamente por el COVID-19”. Pero en la extensión en que los reguladores hayan abordado el estrés relacionado-con-inversión, posiblemente solo lo hayan alentado. Yo citaré de nuevo la prisa por extender los plazos para la presentación de registros, en el caso de Canadá permitiendo 45 días adicionales para registrar los estados anuales a diciembre 31 de 2019, y los subsiguientes estados intermedios. En ese momento el presidente de los Canadian Securities Administradores dijo que esto reflejó la preparación regulatoria para actuar “para asegurar que los participantes en el mercado tengan la flexibilidad que necesitan para centrarse en las decisiones de negocio críticas al tiempo que administran los riesgos para sus empleados, inversionistas, clientes, y otros stakeholders”. Cualquier cosa que esto signifique específicamente, ciertamente señala el reconocimiento por parte de los CSA de un riesgo operacional suficientemente elevado que sus expectativas de la presentación de reporte fueron suspendidas en todos los ámbitos. Aquí la pregunta más relevante sería entender cómo un inversionista comprometido o informado podría, en consecuencia, no experimentar estrés incrementado. La respuesta puede tener algo que ver con su carencia de dependencia en la presentación formal de reportes financieros, lo cual también nos lleva de nuevo a un territorio que antes hemos cubierto.

De hecho, más adelante en la misma encuesta, nos enteramos de que solo el 10% de quienes respondieron califica los documentos continuos de revelación como la información más importante usada al decidir comprar o vender una inversión (lo cual al menos supera el 4% de quienes mencionaron el prospecto). Seguramente tenemos que asumir que el número de quienes profundiza en los estados financieros constituye alguna fracción menor al 10%. Quizás esa sea en parte la razón por la que no fue un gran problema hacerlos esperar…

Las opiniones expresadas son únicamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.

21 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Si desea que las actualizaciones del blog le lleguen a su correo electrónico, favor suscríbase usando el formulario que aparece en la página del blog.

Contacto

Sede: Bogotá, Colombia

​​

Celular: +57 312 5961058

E-mail: samantilla1@gmail.com

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

2013-2020 por SAMantilla - Reservados todos los derechos