Instrumentos financieros

Por John Hughes - COVID-19 – Modificando todo, excepto tal vez estos instrumentos financieros

Previamente vimos cómo la crisis continua de COVID-19 afecta la aplicación de algunos aspectos del IFRS 9, Financial Instruments [NIIF 9 Instrumentos financieros].

Aquí hay otro problema. Una entidad elimina de su balance un pasivo financiero cuándo y sólo cuando la obligación es extinguida – esto es, es descargada o cancelada o expira. La modificación sustancial de los términos de un pasivo financiero existente es contabilizada como una extinción, reconociendo un nuevo pasivo financiero. El estándar señala que esto ocurre cuando el valor presente descontado de los flujos de efectivo según los nuevos términos es al menos 10% diferente del pasivo original. La entidad des-reconoce un activo financiero cuándo y sólo cuando los derechos contractuales a los flujos de efectivo provenientes del activo financiero expiran, o transfiere el activo financiero de una manera que califica para des-reconocimiento. Pero el estándar no establece un principio comparable para abordar las modificaciones de activos financieros – el IFRIC enfatizó hace unos pocos años que esta es un área donde la entidad aplica juicio para desarrollar su propia política de contabilidad. Muchos emisores se informan usan una “prueba del 10%” comparable, al menos como punto de referencia, pero de una manera influenciada por consideraciones cualitativas (por ejemplo, la política puede diferir con base en las razones para la modificación).

Con ese telón de fondo, aquí hay algunos extractos provenientes de una declaración pública emitida por la European Securities and Markets Authority (ESMA):

  • A la luz de la difusión del COVID-19 en todo el mundo, han sido, y continuarán siendo, tomadas por los gobiernos europeos para prevenir la transmisión del virus, junto con medidas de apoyo y alivio económico destinadas a abordar las consecuencias económicas del brote en individuos, hogares y negocios. Tales medidas de alivio incluyen, pero no están limitadas a, moratoria en el reembolso de préstamos, facilidades de sobregiro e hipotecas, garantías de préstamos, así como otras formas de apoyo a los negocios dirigidas a firmas individuales o industrias específicas (e.g. para propósitos de liquidez).

  • ESMA también observa que los emisores pueden estar proporcionando medidas sobre una base voluntaria para los prestamistas en el contexto de COVID-19. Esas medidas pueden tomar la forma de renegociaciones, reinversiones o reprogramación de flujos de efectivo que puedan o no tener un impacto en el valor presente neto de esos flujos de efectivo.

  • ESMA considera que los emisores podrían valorar cuidadosamente el impacto que esas medidas de apoyo y alivio económico tienen en instrumentos financieros reconocidos y en sus condiciones. Esto incluye la valoración de si tales medidas resultan en modificación de los activos financieros y si las modificaciones llevan a su des-reconocimiento. En ausencia de orientación específica en el IFRS 9, los emisores desarrollan sus políticas de contabilidad de acuerdo con el IAS 8… ESMA observa que tal valoración debe incluir criterios tanto cualitativos como cuantitativos y, especialmente dada la situación, pueden estar sujetos a juicio importante. A la luz de las circunstancias actuales, ESMA considera que si las medidas de apoyo proporcionan alivio temporal para los deudores afectados por el brote de COVID-19 y el valor económico neto del préstamo no es significativamente afectado, la modificación improbablemente sería considerada sustancial.

Por supuesto, en el entorno actual, puede ser particularmente importante revelar la política de contabilidad aplicada en la determinación de si una modificación es o no sustancial y revelar los juicios importantes relacionados.

Anteriormente cité cómo, en el contexto de la estimación de las pérdidas de crédito esperadas, ESMA había comentado que “dado el estado actual de incertidumbre vinculado al brote de COVID-19, dentro de la estructura proporcionada por los IFRS, los emisores dan un mayor paso al panorama estable de largo plazo tal y como está evidenciado por la experiencia pasada, y tienen en cuenta las medidas de alivio otorgadas por las autoridades públicas – tal como una moratoria del pago).” El sentido de ello, tal y como ocurre con el comentario sobre la identificación de las modificaciones, es la preocupación por evitar volatilidad en la medición de corto plazo que con perspectiva pueda haber sido excesiva. La declaración de IASB sobre el IFRS 9 y el COVID-19 tiene un sentido similar, enfatizando por ejemplo que la extensión de descanso en los pagos a todos los prestatarios en clases particulares de instrumentos financieros no debe resultar en que automáticamente todos esos instrumentos sean considerados que han sufrido un incremento importante en el riesgo de crédito, y enfatizando: “Si bien las circunstancias actuales son difíciles y crean niveles altos de incertidumbre, si los estimados de las ECL se basan en información razonable y con respaldo, y el IFRS 9 no es aplicado mecánicamente, se puede proporcionar información útil acerca de las ECL. Además, en el actual entorno estresado, el IFRS 9 y las revelaciones asociadas pueden proporcionar mucha de la transparencia que necesitan los usuarios de los estados financieros.”

Ciertamente es una posición defendible, si bien la incertidumbre actual es tan intensa y generalizada que usted podría, para cualquier caso futuro, argumentar con igual articulación. A partir de ahora, no me parece (posiblemente de manera ingenua) que la crisis se presentará como una base para condenar al IFRS 9 como un fracaso, de la manera como aspectos de los estándares en el pasado han sido correcta o equivocadamente abordados. Pero esto no quiere decir que será visto como un gran éxito.

Las opiniones expresadas son únicamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.

13 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Si desea que las actualizaciones del blog le lleguen a su correo electrónico, favor suscríbase usando el formulario que aparece en la página del blog.

Contacto

Sede: Bogotá, Colombia

​​

Celular: +57 312 5961058

E-mail: samantilla1@gmail.com

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

2013-2020 por SAMantilla - Reservados todos los derechos