Información proforma

Por John Hughes – Información proforma – Defectuosa e incompleta, ¡Así que mantengámosla!


Documento original: Pro forma information – flawed and incomplete, so let’s keep it!


A comienzos del año pasado, IASB publicó “un Documento para discusión sobre posibles mejoramientos a la información que las compañías reportan acerca de las adquisiciones de negocios para ayudar a que los inversionistas valoren qué tan exitosas han sido esas adquisiciones”.


Ya hemos visto alguna de la reacción a la discusión que el documento hace sobre potencialmente reintroducir la amortización de la plusvalía, y sobre algunas de sus propuestas de revelación. El documento para discusión también considera el actual requerimiento del IFRS 3 para revelar los ingresos ordinarios y la utilidad o pérdida de la entidad combinada para el actual período de presentación de reporte como si la fecha de adquisición hubiera sido al comienzo del período anual de presentación de reporte (algunas veces denominada información proforma). El documento cita algunos de los problemas identificados por los stakeholders en la implementación de este requerimiento: “la información no es útil porque es hipotética; hay una carencia de orientación sobre cómo preparar la información y por consiguiente las compañías preparan la información de maneras diferentes; y la información acerca de los ingresos ordinarios y la utilidad del negocio adquirido antes de la adquisición no siempre está fácilmente disponible”. Sin embargo, después de considerar esto, y sopesando las alternativas posibles, el documento concluye: “Los inversionistas continúan diciendo que la información proforma es importante para ellos aún con sus limitaciones. Por consiguiente, el punto de vista preliminar de la Junta es que debe mantener el requerimiento de revelar información proforma”. Agrega: “La Junta podría proporcionar orientación específica para las compañías acerca de cómo preparar la información proforma requerida por el IFRS 3, o la Junta podría requerir que las compañías revelen cómo han preparado la información proforma. La Junta considerará esas posibilidades una vez que haya revisado la retroalimentación sobre este Documento para discusión y haya entendido mejor la información que los inversionistas necesitan y cómo proporcionar mejor esa información”.


Con base en mi rápida e incompleta revisión de las cartas comentario recibidas, hubo un respaldo general para la propuesta de mantener el requerimiento, si bien a menudo de una naturaleza bastante tibia. Por ejemplo, la Australian Accounting Standards Board señaló varios problemas antes de concluir: “Sin embargo, a fin de cuentas, si bien la información proforma actualmente requerida por el IFRS 3 puede considerarse defectuosa e incompleta, nuestro punto de vista es que proporciona una base útil para que los usuarios juzguen el desempeño futuro de una adquisición y por consiguiente debe ser mantenida”. El giro contenido en la misma frase desde etiquetar algo como “defectuoso e incompleto” a concluir que es útil a usted podría darle vértigo.


Reuniendo las cuatro grandes firmas de contabilidad, Deloitte estuvo de acuerdo con la conclusión, agregando: “Observamos que en muchas jurisdicciones los reguladores tienen requerimientos adicionales para información proforma sobre combinaciones de negocio. Para evitar que una entidad tenga que preparar información proforma usando diferentes bases de preparación para propósitos regulatorios y de los estados financieros, sugerimos que la Junta desarrolle requerimientos adicionales. Sin embargo, consideramos que es importante que las entidades revelen la base de la preparación de la información proforma para ayudar al análisis que los inversionistas realicen”. Ernst & Young fue un poco más lejos: “orientación adicional sobre la base de preparación de los ajustes proforma y los mismos ajustes proforma importantes sería útil para reducir esa diversidad y para asegurar que sea proporcionada información comparable, útil y relevante”. KPMG se mantuvo en el mismo campo general. En comparación, PricewaterhouseCoopers sonaba un poco diferente: “La información proforma es información que no-es-GAAP, y por lo tanto no debe ser una prioridad para la Junta. En algunas jurisdicciones, otras autoridades u organizaciones ya proporcionan orientación sobre la preparación de información proforma. Sin embargo, consideramos que la información acerca del juicio aplicado en la preparación de la información proforma sería útil si tal requerimiento de revelación es mantenido”.


Por mi parte, escribiendo hace un tiempo sobre los estados proforma requeridos regulatoriamente, cuestioné si los estados financieros proforma logran lo suficiente como para que el ejercicio valga la pena, y proseguí:


  • En teoría, una compañía puede abordar el beneficio anticipado de una gran adquisición mediante proporcionar una explicación narrativa cuidadosa del impacto incremental esperado, mediante establecer el posible impacto en una o más medidas clave de desempeño, o por otros medios. En cada una de tales situaciones, los inversionistas pueden escoger qué tanto peso dar a las aseveraciones de la compañía acerca de la adquisición, y qué tanto peso dar a las cosas que deja sin abordar. Pero al obligar una forma particular de estados proforma como un elemento necesario de revelación plena, verdadera y plana en varias situaciones designadas, los reguladores de valores implícitamente aseveran que esos estados proforma en la manera como están constituidos son un punto de referencia vital para los inversionistas. Pero considerados racional y lógicamente, es evidente que no lo son. Por lo tanto, todo el asunto puede terminar sintiéndose como un juego abstraído y autodefinido, más que como un ejercicio significativo de comunicación.


Y, si usted me pregunta, la información proforma incorpórea requerida por el IFRS 3 es incluso menos útil que eso.


Sin embargo, parece que está ahí para quedarse.


Las opiniones expresadas son solamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Contabilidad de la plusvalía

Por The Footnotes Analyst – Contabilidad de la plusvalía – Los inversionistas necesitan algo diferente

Pasivos no-corrientes

Por John Hughes – Pasivos no-corrientes con acuerdos de pago - ¡Respeten nuestro espacio limitado!

Comentario de la administración

Por John Hughes – Propuestas de IASB sobre el comentario de la administración - ¡Gracias, pero no gracias!