Fronteras contables


Por Samuel Mantilla – Fronteras contables. Más allá de un sistema de estándares o un plan de cuentas


El grupo cultural Arkabas, de Lima (Perú), acaba de publicar Fronteras Contables, un agradable e instructivo libro de Carlos Valle Larrea, contador público peruano de amplia trayectoria profesional. Fue presentado en el Instituto Peruano de Investigación y Desarrollo Tributario (Ipidet). Con pensamiento y documentación interdisciplinarios, muy seguramente se constituirá en un referente para entender el pasado y el presente de la profesión contable, y para abrir caminos a su desarrollo futuro.



He tenido la fortuna de leerlo y disfrutarlo, lo que me llevó a compartir con mis lectores algunos apuntes sobre el mismo.


Además de la introducción, tiene ocho interesantes capítulos cuyo título no solo es motivador para la lectura, sino que muestra la dirección a la cual apunta:


1. La contabilidad como estándar que pretende dominar el mundo

2. Pacioli navegando en el barco de Teseo: Un análisis de la problemática tangible – incorpórea en la contabilidad

3. Más allá de la partida doble

4. La contabilidad ante el desafío ambiental

5. Teoría de control interno y lucha contra la corrupción

6. Yo, robot (auditor)

7. ¿Y si el mundo fuera diferente? La contabilidad frente a las formas no convencionales de dinero

8. La contabilidad como instrumento para interpretar el pasado: un análisis en torno al caso de los quipus incaicos


Reconoce el autor que el libro es fruto de más de diez años de investigaciones “dentro de los escasos espacios libres que el ejercicio de la profesión y los quehaceres personales me han permitido”. Ello le da mayores méritos. Personalmente deduzco que, entonces, no es una lectura “para desocupados” sino para seres humanos y profesionales que, sin renunciar a sus obligaciones del día a día, separan unos espacios para el crecimiento profesional tanto personal como de otros colegas.


Otra afirmación de Carlos Valle es que “la Contabilidad es una disciplina riquísima, cuyo alcance e implicancias van más allá de un sistema de estándares o un plan de cuentas”. Me gusta esa afirmación porque no la centra, como hacen muchos, en las normas y/o en las prácticas tributario-fiscalizadoras, sino en los estándares, a la vez que muestra cómo están evolucionando las cosas en la frontera (“más allá de los estándares”) y las oportunidades que surgen especialmente para quienes están empezando su andar en la profesión contable.


El capítulo que a mí más me gustó es el sexto, Yo robot (auditor) porque empieza con “testimonio de parte”, esto es, de alguien que durante muchos años ha estado involucrado en el ejercicio profesional. Desecha los miedos ante los computadores.


Pregunta ¿Existe en la labor contable algo exclusivamente humano e inalcanzable para la inteligencia artificial por mayor desarrollo que esta logre en el futuro? Si bien expone una serie de ideas al respecto, las respuestas quedan abiertas para que el lector pueda aportar las que considere conveniente. Esas ideas las desarrolla alrededor de los siguientes apartes:


  • La contabilidad como reflejo de la creciente automatización

  • La organización del proceso contable y su evolución

  • La importancia de la automatización

  • La situación de las élites profesionales contables ante la irrupción masiva de la inteligencia artificial

  • ¿Es el pensamiento contable absolutamente conmensurable para una inteligencia artificial?

  • ¿Renunciar a la auditoría? Sobre el futuro de los servicios contables

  • Reflexiones finales: intentando comprender a los ortodoxos


Podrán algunos lectores contables cuestionar la evidencia (suficiente y competente) que corrobora las cifras que presenta, pero ninguno podrá negar la calidad de la bibliografía con la cual respalda sus afirmaciones.


Se destaca también el capítulo 8 La contabilidad como instrumento para interpretar el pasado: un análisis en torno al caso de los quipus incaicos, que tiene un enfoque poco convencional de las hoy abundantes referencias al pasado indígena latinoamericano usado por activistas de izquierda. Me gustó la siguiente afirmación:


“El conjunto de información analizada en este trabajo nos permite concluir que resulta factible la existencia de sistemas contables carentes de escritura convencional, siempre que la información cuantitativa se encuentre soportada con información de naturaleza no numérica que puede sustentarse mediante simbología basada en factores relacionados con las condiciones físicas del instrumento de registro, tales como el color y las características de los nudos. Aún no sabemos qué tan lejano se encuentre el día en que se logre el desciframiento de la información no numérica contenida en los quipus, que goce de un consenso como el alcanzado por las investigaciones de Leland Locke sobre su codificación decimal. La experiencia de desciframiento de otros sistemas de escritura, como el cretense o el sumerio, han tenido como punto de partida textos asociados a labores de control administrativo y contable, siendo altamente probable que ello ocurra también para los quipus”.

Leído esto en el contexto actual de la presentación integrada de reportes y de la complementariedad entre los estándares IFRS de IASB y los estándares de sostenibilidad de la ya cercana ISSB, hay espacios para aportar constructivamente en los nuevos desarrollos que se están dando.


Agradezco a Carlos Valle haberme permitido poder leer su libro. No he sido el primero porque, tal y como lo señalan en el video de IPIDET el día de la presentación, otros muchos ya han tenido acceso al mismo.


Ojalá los lectores interesados hagan el esfuerzo de adquirirlo y puedan disfrutar su lectura.


54 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¡Para seguir en las mismas!

Por Samuel Mantilla - ¡Para seguir en las mismas! Me gustó la propuesta que el Comité Nacional para la Reforma de la de la Profesión del Con