Experticia en auditoría y aseguramiento de ESG

Actualizado: 21 feb


Por Samuel Mantilla - Experticia en auditoría y aseguramiento de ESG. ¿La experticia es o no trasladable?


La profesión contable se está presentando como experta en auditoría y aseguramiento de ESG [Environmental, Social and Governance = Ambiental, social y gobierno]. Así lo muestran publicaciones de IFAC, del Center for Audit Quality y de las principales redes de firmas internacionales de contadores (PwC, Deloitte, KPMG, EY).


Sin embargo, hay un fuerte movimiento impulsado por reconocidos periodistas económicos y blogueros internacionales que considera la profesión contable y, particularmente los auditores de estados financieros, no tiene la experticia necesaria en ESG y en riesgos climáticos para afrontar la auditoría y el aseguramiento de ESG. Reconocen que la profesión contable hace auditoría de estados financieros con alta calidad siguiendo los estándares internacionales, pero consideran esa experticia no es trasladable, porque sí, a la auditoría y el aseguramiento de la sostenibilidad, de ESG y de los riesgos climáticos.


La pregunta por responder es si la experticia es o no trasladable. En concreto, si la experticia en auditoría de estados financieros es trasladable a la experticia en auditoría de ESG, sostenibilidad y riesgos climáticos.


La discusión está ‘para alquilar balcón’ sobre todo porque los estándares internacionales de sostenibilidad que emitirá la ISSB (‘gemela de IASB’) todavía no han sido emitidos y no se sabe en concreto cómo va a ser su integración con los IFRS (emitidos por IASB). Presentarse como experto en algo que todavía no ha sido emitido genera más dudas y menoscaba la credibilidad.


Por lo pronto, sobre estas cosas no se dispone de documentos técnicos de fondo. La profesión contable (internacional) habla con lenguaje promocional, publicitario. Los periodistas económicos (internacionales) expresan sus opiniones, principalmente en sus blogs de suscripción y en artículos en revistas y periódicos internacionales.


En septiembre 9 de 2021, The Center for Audit Quality [CAQ] publicó Audited Financial Statements and ClimateRelated Risk Considerations [Estados financieros auditados y consideraciones del riesgo relacionado con el clima]. Utiliza el argumento común del ‘incremento en la demanda por información relacionada-con-el-clima, preparada por la compañía’ y muestra que la profesión contable está lista para el diálogo con todos los stakeholders. Ofrece ejemplos de información relacionada con el clima, presentada por empresas, y su impacto en los estados financieros. Utiliza el esquema que ya se hizo frecuente para casi todos los temas que surgen: valoración del riesgo, consideraciones generales de auditoría, materias de auditoría críticas y otra información. Concluye diciendo:


“The CAQ espera continuar sus contribuciones al diálogo sobre cómo, en todo caso, los requerimientos de la presentación de reportes financieros alrededor de los riesgos relacionados con el clima, que incluyen las responsabilidades del auditor sobre tales requerimientos, se deben adaptar para satisfacer las necesidades cambiantes de información que tienen los inversionistas y los otros stakeholders”. [Traducción de SAMantilla].

La red internacional de contadores RSM prontamente hico eco de tal publicación, y en septiembre 13 de 2021, usando el mismo título de Audited financial statements and climate-related risk considerations, la resumió, señalando que la publicación del CAQ tiene la intención de proporcionar un entendimiento fundamental sobre cómo los elementos clave de los actuales estándares de contabilidad y auditoría de los Estados Unidos están requeridos a ser aplicados con relación a los riesgos relacionados-con-el-clima y los estados financieros auditados.


RSM finaliza su análisis diciendo:


“Además, los auditores tienen la responsabilidad de leer otra información incluida en documentos que contienen estados financieros auditados, tal como las revelaciones relacionadas-con-el-clima incluidas en la descripción del negocio, la discusión de procesos legales, factores de riesgo, y MD&A, y considerar si tal información, o la manera de su presentación, es materialmente inconsistente con la información que aparece en los estados financieros auditados”. [Traducción de SAMantilla].

Los mismos argumentos de siempre para todas las cosas nuevas que van surgiendo.


En septiembre 14 de 2021, Alexandria Fisher (@AlexandriaESG), radicada en Alberta (Canadá), gerente de finanzas sostenibles, con más de 10 años de experiencia en ESG y reconocida internacionalmente en este campo, dijo en Twitter


“My concern with the Center for Audit Quality’s approach to #climaterisk & financial statements is it fails to recognize many financial auditors do not have adequate climate expertise to fully discern or question a firm’s assessment of material climate-related risks.”
[Mi preocupación con el enfoque del Center for Audit Quality para el #riesgoclimático & los estados financieros es que falla en reconocer que muchos auditores financieros no tienen adecuada experticia climática para plenamente discernir o cuestionar la valoración que la firma haga de los riesgos materiales relacionados-con-el-clima] [Traducción de SAMantilla]

¡El debate se encendió! El centro de atención está en si los auditores de estados financieros tienen experticia (reconocida, certificada y creíble) para la auditoría y el aseguramiento de la información relacionada con el riesgo climático, ESG y sostenibilidad.


IFAC (International Federation of Accountants)mantiene un lenguaje un poco más mesurado, si bien IAASB (International Auditing and Assurance Standards Board) reclama que no es un recién llegado en el tema y en su sección ‘Sustainability Assurance hace una lista de sus publicaciones sobre el particular. En la práctica, utiliza el mismo argumento del CAQ:


“La discusión global alrededor de la presentación de reportes de sostenibilidad está evolucionando aparentemente cada día y las organizaciones de manera creciente están reportando sobre su desempeño e impacto más amplios. Si bien históricamente voluntaria, este tipo de presentación de reportes y aseguramiento crecientemente está siendo obligado por ley o regulación. Inversionistas y otros tomadores de decisiones necesitan una base más amplia de información para informar la asignación de capital y otras decisiones, incluyendo la expectativa de que la información reportada es confiable. A medida que la presentación de reportes evoluciona, hay un correspondiente incremento en la demanda por compromisos de aseguramiento sobre tales nuevos tipos extendidos de presentación de reportes”. [Tomado de Sustainability Assurance’, traducción de SAMantilla].

La idea de la presentación extendida de reportes es válida en cuanto la saca de los límites tradicionales de los reportes financieros. Tiene la debilidad de que espera que sean las leyes y regulaciones las que la hagan obligatoria. ¡Para luego convertirlas en un asunto de cumplimiento!


Lo que IAASB no dice es que muchos de sus documentos, especialmente los relacionados con el gas con efecto invernadero, no han tenido efecto práctico porque otros profesionales, distintos a los contadores, no han considerado que sea creíble que tales temas estén en manos de contadores y auditores.


En esta misma línea del pensamiento de la profesión contable (mejor aún, de las grandes redes globales de auditoría y consultoría) se destaca una publicación de PwC titulada “You can’t spell IPO without ESG”, que fue publicada el pasado 11 de febrero de 2022. Hace un recuento de cómo está evolucionando el tema y, entre otras cosas, anota:


“A medida que ESG continúa evolucionando hacia servicios profesionales de auditoría y aseguramiento, los reguladores se están uniendo con los inversionistas en la búsqueda de presentación estandarizada de reportes no-financieros. La Unión Europea está liderando el camino, introduciendo regulaciones e incluso proporcionando una “taxonomía verde”. Las nuevas regulaciones están diseñadas para proporcionar un conjunto común de reglas, y para evitar el lavado verde. Esas regulaciones también permiten comparaciones para la toma de decisiones de inversión sostenible con SFDR y CDRD intentando incrementar la transparencia en la sostenibilidad”. [Traducción de SAMantilla].

Francine McKenna (thedig@substack.com), CPA, docente e influyente periodista económico internacional, poco está convencida de la calidad de la auditoría de estados financieros que realizan las 4G. Mucho menos respecto de que su experticia en auditoría de estados financieros pueda ser trasladada a la auditoría y aseguramiento en riesgo climático, ESG y sostenibilidad. En septiembre 19, 2022, publicó un artículo que lleva por título CFA/Baruch New York 2022: "What Investors Need to Know About Audits" [Lo que los inversionistas necesitan saber de las auditorías] donde dice claramente:


“En mi opinión, las firmas globales más grandes – Deloitte, EY, KPMG, y PwC – y las más grandes firmas del siguiente nivel tales como Grant Thornton, BDO, y RSM, están menos centradas en cumplir su deber público de auditar y más interesadas en jugar todos los lados de las oportunidades del cliente para optimizar su día de pago.
Esto incluye emplear lenguaje ingenioso sobre la “confianza” para sugerir su interés en comillas-y-comillas que la “auditoría” de revelaciones ESG, cifras que no-son-PCGA, seguridad cibernética, o incluso las reservas de monedas estables se trata de mejorar las auditorías financieras estatutarias.
No lo es. Es una jugada para vender más servicios de consultoría”. [Traducido por SAMantilla].

La presentación de reportes de sostenibilidad por la vía de la ISSB (International Sustainability Standards Board) y su integración con los IFRS están avanzando de manera pausada pero segura. Según mi entender la clave está en el reconocimiento de los ingresos ordinarios.


El futuro de ESG no necesariamente está claro:


  • ESG no necesariamente está aportando lo necesario para el desarrollo sostenible: “La percepción actual del riesgo no tiene en cuenta todas las externalidades materiales, y por consiguiente es improbable que aborde las causas raíz que menoscaban la sostenibilidad. El creciente centro de atención puesto en los riesgos relacionados con el clima en la toma de decisiones financieras es un ejemplo de las cambiantes percepciones del riesgo. Irónicamente, percibir la sostenibilidad mediante el riesgo de ESG y los lentes de la materialidad financiera aún subestima sistemáticamente los futuros riesgos financieros y falla en identificar las oportunidades emergentes”. [Traducción de SAMantilla].


  • Un obstáculo importante por superar es la escasez de profesionales con habilidades y certificaciones adecuadas en sostenibilidad y ESG, para satisfacer las necesidades urgentes que en el presente hay en este campo. ¡Falta gente preparada!


Y también, muy importante, lo relacionado con el gobierno corporativo: Pobre gobierno corporativo pone en riesgo toda la estrategia de ESG.


Todavía hay mucho trecho por recorrer. El traslado ‘automático’ de la experticia no es creíble y no aporta a la solución de las necesidades.


230 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Por Samuel Mantilla – IFRS y Sostenibilidad. La clave está en el reconocimiento de los ingresos ordinarios

Por John Hughes – El (no necesaria, pero muy posiblemente) feo futuro de ESG