Estándares globales de sostenibilidad- 2

Por John Hughes – Estándares globales de sostenibilidad. ¿Duplicamos?



Documento original: Global sustainability standards – let’s double up?


Volvamos al Documento de Consulta recientemente emitido por los Fideicomisarios de la Fundación IFRS “para valorar la demanda por estándares globales de sostenibilidad y, si la demanda es fuerte, valorar si y en qué extensión la Fundación puede contribuir al desarrollo de tales estándares”.


Una de las principales opciones esbozadas en el documento fue que la Fundación establezca una nueva junta de estándares de contabilidad. Tal y como el boletín de noticias adjunto lo resumió, la nueva junta “operaría junto con la International Accounting Standards Board bajo la misma estructura de tres niveles de gobierno, conformada a partir de los desarrollos existentes y colaboraría con otros organismos e iniciativas de sostenibilidad, centrándose inicialmente en las materias relacionadas-con-el-clima”.


Previamente hice referencia a una carta abierta dirigida a la Fundación IFRS por un grupo de profesores de contabilidad y editores de revistas de contabilidad. La carta afirmó que la propuesta de la Fundación es inconsistente con el gran cuerpo de investigación ya realizada en el área, y que las propuestas “exacerbarán la falta de respuesta de corporaciones e inversionistas ante los problemas del desarrollo sostenible y la accountability consiguiente”. En una entrevista relacionada, Carol Adams, uno de los firmantes de la carta, dijo que la propuesta “no está informada por investigación que oriente el cambio corporativo alineado con el desarrollo sostenible”. Ella continuó diciendo: “Hay varios mitos que parece son perpetuados para apoyar la meta de hacer las cosas más simples para compañías e inversionistas. Sin embargo, los problemas del desarrollo sostenible son complejos y tienen que ser considerados en la toma de decisiones”.


Una de las principales objeciones de Adams fue a la definición propuesta de materialidad. El documento de consulta abordó esto tal y como sigue:


  • Dados el mandato y el enfoque actuales de la Fundación IFRS, algunos stakeholders han señalado que si la Fundación creara una SSB se debe centrar en la producción de información acerca de los efectos que eventos relevantes (por ejemplo, cambio climático) tengan en la entidad que reporta, dado que esto apoyaría las decisiones de inversionistas y otros participantes en el mercado (la principal audiencia para la presentación de reportes financieros).

  • Por otra parte, algunos stakeholders están interesados en el desarrollo de estándares que se refieran al principio de ‘doble materialidad’, según el cual el impacto que la entidad que reporta tenga en el ambiente más amplio también sería reportado (vea, por ejemplo, la guías de la Unión Europea sobre presentación de reportes no-financieros). En este caso, las revelaciones son típicamente acerca de problemas que son materiales para el entendimiento de los múltiples stakeholders respecto del efecto de una compañía en su entorno…


El documento concluyó: “Que la SSB comience con un enfoque de doble materialidad incrementaría sustancialmente la complejidad de la tarea y potencialmente podría impactar o retrasar la adopción de los estándares. Por consiguiente, se recomienda un enfoque gradual. Si es establecida, la SSB inicialmente centraría sus esfuerzos en la información de sostenibilidad que sea más relevante para los inversionistas y otros participantes en el mercado. Tal información estaría más estrechamente vinculada con el actual centro de atención de IASB”.


En una presentación adicional, Adams estuvo en desacuerdo con este enfoque, diciendo: “Los puntos de vista sobre lo que en últimas es financieramente material para los inversionistas varían ampliamente. Las organizaciones no pueden continuar creando valor para sí mismas, sus accionistas o la sociedad más ampliamente a menos que los problemas del desarrollo sostenible sean abordados. Su enfoque propuesto incrementa la complejidad, más que reducirla y un cambio posterior requeriría la revisión de estándares anteriores”. Ella sugirió un mejor punto de partida que pueda estar en línea con lo siguiente, tal y como está contenido en los conceptos subyacentes del conjunto de recomendaciones para la Sustainable Development Goals Disclosure [Revelación de las metas del desarrollo sostenible], en el cual ella estuvo estrechamente involucrada:


  • Información material del desarrollo sostenible es cualquier información que razonablemente sea capaz de hacer una diferencia a las conclusiones extraídas por:

  • stakeholders interesados en los impactos positivos y negativos que la organización tenga en el logro de los SDG; y

  • proveedores de financiación interesados en la capacidad de la organización para crear valor de largo plazo para la organización y la sociedad.


Está más allá de mi incompleto conocimiento del área opinar sobre la diferencia práctica que esto pueda hacer (quizás en esta etapa muy temprana es inherentemente incognoscible). Con base en escaneo rápido de cartas comentarios, algunos otros de quienes respondieron altamente-invertidos, tales como la Climate Disclosure Standards Board – estaban contentos con el enfoque propuesto. Sin embargo, la CDSB agregó:


  • Creemos que es importante, sin embargo, que una futura SSB aprecie plenamente la naturaleza dinámica que la materialidad tiene para los problemas de la sostenibilidad corporativa. El movimiento rápido de los desarrollos en ciencia y tecnología, política y regulación, y los movimientos sociales y de los clientes significan que los problemas materiales de sostenibilidad de hoy para una compañía particular es probable que en unos años sean diferentes en términos de composición e impacto operacional, estratégico o financiero. La apreciación de estos dinamismos y mutabilidad podría ser expresada en la composición de la junta y en el enfoque para el desarrollo del estándar, por ejemplo.


Por otra parte, Commerzbank, que uno superficialmente puede haber esperado que enfatizara la perspectiva del proveedor de financiación, estuvo en desacuerdo con la propuesta:


  • La idea de doble materialidad está en el centro de los estándares y recomendaciones de sostenibilidad actualmente aplicables y en desarrollo, especialmente a nivel europeo, pero también de los estándares internacionales establecidos tales como GRI. La SSB debe, por lo tanto, suscribir el concepto de doble materialidad en orden a representar una adición útil a las iniciativas existentes y por lo tanto agregar valor para los usuarios.


En otra oportunidad miraremos de nuevo las cartas comentario.


Las opiniones expresadas son solamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.

41 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Reclasificación de garantías

Por John Hughes – Reclasificación de garantías - ¡Ahora todo es diferente, así que cambiemos la contabilidad!