En el mundo IFRS América Latina pesa poco

Por Samuel Mantilla - En el mundo IFRS América Latina pesa poco. Finaliza el liderazgo de un contador por accidente, comienza el de un contador experto en contabilidad internacional



Este final de junio de 2021 Hans Hoogervorst termina su período como presidente de la International Accounting Standards Board (IASB). A partir del 1 de julio lo reemplazará Andreas Barckow.


El cambio en el liderazgo de IASB pasa de un contador por accidente a un contador experto en contabilidad internacional.


Interesante analizar acá el que prácticamente es el discurso de despedida de Hans Hoogervorst, presentado en la IFRS Foundation Virtual Conference 2021 realizada los pasados 3-4 de junio. Son palabras de despedida, mesuradas, pero significativas, de un hábil político que realizó una gestión interesante. [No disponiéndose se una traducción oficial al español de su discurso, las citas que adelante ofrezco son traducción mía].



Economista de profesión, contador por accidente


Reconoce el Sr. Hoogervorst que su profesión es la de economista y que su período al frente de IASB le significó ser contador por accidente. Usa una expresión tradicional que menosprecia al trabajo de los contadores: bean counters, esto es, contadores de fríjoles.


Señala que la contabilidad es un mundo relativamente tranquilo y que la contabilidad financiera tiene una ambición mucho más modesta que la macroeconomía, lo cual hace que los contadores no busquen mover o influir en los mercados.



Vulnerabilidades de la contabilidad


Señala que la contabilidad tiene muchas vulnerabilidades, entre las cuales resalta:


  • El uso de una mezcla de técnicas de medición actuales e históricas, lo cual causa todos los tipos de desajustes de contabilidad.

  • La contabilidad de costo histórico, a pesar de su reputación por confiabilidad, está llena de estimados subjetivos, tales como la medición del valor en uso o la vida útil de un activo.

  • Los activos intangibles, que son crecientemente importantes como orientadores del valor para las compañías, escapan en gran medida de los estados financieros.

  • No podemos explicar de manera precisa qué son los ‘otros ingresos comprensivos’ (otro resultado integral), los cuales están en la raíz de muchos escándalos de contabilidad.


Agrega que en la última década IASB trabajó duro para reducir algunas de esas vulnerabilidades y se muestra orgulloso del progreso alcanzado, especialmente, con el IFRS 9, el IFRS 15, el IFRS 16 y la Estructura Conceptual actualizada.


Deja claro que la esperanza para los avances en la contabilidad está puesta en el IFRS 17 que, cuando empiece a aplicarse obligatoriamente en el año 2023, impulsará la comparabilidad internacional y dará un nuevo aire a los estándares globales de contabilidad, un proceso que se ha ralentizado:


“El sueño de un conjunto único de estándares globales aún no se ha cumplido”.

Anota que hay otros temas que están avanzando y ayudarán a llenar las brechas existentes en el reconocimiento y la medición:


  • Mejoramiento de la presentación de la información financiera (estados financieros primarios y disciplina alrededor de las medidas que no son PCGA).

  • Mejoramiento del estado de ingresos y su rol en la información financiera presentada a través de medios electrónicos.

  • Nueva versión de la declaración sobre la práctica profesional relacionada con el comentario de la administración, que facilitará la integración de la información a revelar.

  • El potencial establecimiento de la International Sustainability Standards Board (ISSB), gemela de IASB, dentro de la estructura de gobierno de la IFRSF.



Consolidación del uso de los estándares IFRS


Recuerda que está pendiente si Estados Unidos acogerá o no los IFRS, un tema que no necesariamente está sepultado.


Resalta el que una por una, a la familia IFRS se fueron uniendo jurisdicciones individuales en Asia y África, en últimas llegando a un total de más de 140. Resalta los procesos en Japón, China y la Unión Europea. No menciona a América Latina, quizás porque su peso en el concierto mundial no signifique mucho.


“Con todo, el uso de los IFRS se ha consolidado en gran parte del mundo y ya no está sujeto a debates feroces. La guerra cultural entre los defensores de la contabilidad del valor razonable y los fanáticos de la contabilidad de costos históricos -todavía muy viva en 2011- también ha perdido gran parte de su fuego. IASB siguió un curso pragmático bien razonado en el que la medición actual ganó terreno de manera constante, mientras que no se ignoraron las trampas de la contabilidad del valor razonable.

Sin embargo, reitera que el sueño de un conjunto único de estándares globales aún no se ha cumplido.



¿Silencios preocupantes?


El discurso del Sr. Hoogervorst es significativo en el momento presente. Personalmente me gustó, si bien sus silencios me generan preocupación.


No mencionó a América Latina, quizás porque su peso en el concierto mundial no signifique mucho. Instituciones como el Glenif, que tanto se ponderan entre nosotros, parece que ni son tan efectivas ni tan escuchadas en el concierto mundial. Tal vez porque sean de contadores y no busquen mover o influir en los mercados sino en la emisión de las normas. Esto debiera ser una llamada de alerta importante para quienes (como el CTCP) están interesados en emitir normas y más normas, sin realizar análisis de los impactos y sin realmente orientarlas al mejoramiento de los mercados. Las normas, por sí mismas, son poco importantes si no están orientadas a la agregación de valor y hacen parte de estándares de calidad alta.


Tampoco mencionó al IFRS for SMEs (NIIF para Pymes), actualmente en proceso de revisión, quizás porque para IASB no es algo verdaderamente importante. Al ceder en el año 2015 a las presiones regulatorias (principalmente de países latinoamericanos), entregaron buena parte del terreno ganado y ahora no es fácil recuperarlo. Es lo que entiendo de las noticias que se reciben acerca del actual proceso de revisión, así mis amigos del SMEG digan lo contrario.


En medio de ello me gustó bastante la siguiente afirmación:


“Me gustaría pensar que las jurisdicciones han convergido en los estándares IFRS a causa de la calidad de nuestros estándares. Pero igualmente importante es la contribución de los IFRS a la facilidad de hacer negocios”.

Importante lo de la calidad de los estándares. Y también, lo de facilitador para hacer negocios. Tareas que tanto profesionales, como empresarios y reguladores, tenemos pendientes en América Latina y en las pymes. Para que nuestra voz sea escuchada y nuestra participación sea significativa.


104 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El negocio de las plataformas

Por Samuel Mantilla – El negocio de las plataformas. Tributi, Bancolombia, Colsubsidio y el INCP

Aseguramiento de la sostenibilidad

Por Samuel Mantilla – Aseguramiento de la sostenibilidad. ¿Están llegando tarde los contadores?