El pilar social


Por John Hughes – El pilar social, o: Me gustaría comprar una “S” - ¡Y luego resolver el rompecabezas!


Documento original: The social pillar, or: I’d like to buy an “S” – and then solve the puzzle!


CPA Canada emitió recientemente The Rise of the Social Pillar: An Introduction to the ‘S’ in ESG [El ascenso del pilar social: Una introducción a la ‘S’ en ESG]


Así lo resume el sitio web:


  • De manera creciente los stakeholders esperan que las organizaciones consideren el impacto que los asuntos sociales tienen en sus modelos de negocio, operaciones y a través de sus cadenas de valor. Adicionalmente, reguladores y gobiernos de todo el mundo están mirando la integración de los asuntos sociales en la formulación de políticas y en las reglas de revelación. El alcance de los asuntos sociales es amplio e incluye:


  • derechos humanos

  • salud y seguridad

  • compromiso y satisfacción del empleado

  • pueblos y comunidades indígenas

  • diversidad, equidad, e inclusión

  • ética y seguridad


La publicación amplía:


  • Con acceso en tiempo real a información vía plataformas de medios de comunicación social, la discusión acerca de los asuntos sociales puede tener repercusiones financieras y de reputación potencialmente significantes para una organización. Esta posibilidad fue resaltada en parte por la pandemia global del COVID-19 a partir de la incrementada conciencia sobre las desigualdades en nuestra sociedad – especialmente en relación con las mujeres y los grupos étnicos minoritarios.

  • Además, hemos sido testigos de varios eventos en Canadá y otros lugares que han arrojado luz sobre problemas sistémicos críticamente importantes que tienen que ser abordados. Muchos, si no la mayoría, de esos problemas son de larga data y están profundamente arraigados, tales como racismo, diversidad e inclusión, tratamiento y derechos de los pueblos indígenas, prácticas laborales no-justas, y salud y seguridad en el lugar de trabajo, que tienen un impacto desproporcional en ciertos grupos demográficos.

  • Stakeholders, que incluyen inversionistas, líderes de negocios, empleados, clientes, gobierno y sociedad civil tienen una conciencia incrementada de los asuntos sociales y están pidiendo acción corporativa demostrable con relación a muchos asuntos sociales. La falla en hacer esos cambios puede tener un impacto en el desempeño financiero de la organización, el valor de mercado y la opinión pública.


Dicho esto, se le puede perdonar a usted por pensar que cuando la lista de las cosas de las que al menos alguien está “pidiendo acción corporativa demostrable” es tan enorme, no todos esos pedidos van a ser igualmente bien resueltos (esperemos que cualquiera de ellos lo sea). Tal y como aquí hemos cubierto, es fácil imaginar escenarios en los cuales los elementos S (y G) de ESG fallan en avanzar en la misma extensión que la presentación de reportes de sostenibilidad, o en los cuales ESG en su conjunto nunca realiza su potencial, permaneciendo “sesgados hacia la materialidad financiera, más que considerar la reducción de los impactos dañinos en la sociedad y en el medio ambiente”. Después de todo, tal y como una fuente especuló, “el capitalismo siempre encuentra la manera para empaquetar una idea en un producto que beneficie al sistema”. Un problema relacionado es la aparente reacción en contra de tales asuntos (o, más exactamente, una versión cínicamente distorsionada de ellos) en la esfera política, que algunos especulan contribuirá al resurgimiento republicano en las próximas elecciones en los Estados Unidos – cualquiera que sea el punto de vista personal sobre los méritos del movimiento “S”, eso probablemente sería suficiente para dejarlo a un lado por una generación.


Avanzando, la publicación proporciona una lista de preguntas que las organizaciones necesitarán abordar “para desarrollar sólidas prácticas sociales”:


  • ¿Cuáles asuntos sociales son los más importantes para la organización, los inversionistas, y los grupos más amplios de stakeholders (e.g., comunidades locales en las cuales operan, cadenas de suministro locales)?

  • ¿La organización entiende los riesgos, incertidumbres y oportunidades sociales que hay en sus mercados y cómo puede ajustar su modelo de negocios para abordarlos?

  • ¿Cómo el modelo de negocios de la organización puede contribuir a resultados positivos o negativos para sus clientes y las comunidades en las cuales opera?

  • ¿Cómo el desempeño en los problemas sociales impacta los resultados financieros de la organización y el acceso al capital?

  • ¿Cuál es la posición de la organización sobre los problemas sociales clave y cuáles son sus metas para lograr resultados sociales importantes?


Todas esas son preguntas importantes, y por supuesto altamente complejas, potencialmente prestándose a sí mismas a una dosis fuerte de “señales de virtud” egoístas. Incluso si se pueden evitar las trampas que arriba mencioné, es altamente cuestionable si los inversionistas generalmente priorizarán tales problemas en una era donde (dígase) los precios inmediatos del petróleo (y el resultante “dolor en el oleoducto”, para citar la frase lanzada hasta la saciedad por los medios de comunicación canadienses) ocupan la conciencia del público mucho más que los horrores futuros del cambio climático, y en la cual la valoración que uno haga de las prácticas sociales sólidas pueda reducirse en gran medida a calificar un conjunto de “resultados negativos” sobre otro (Neil Young recibió mucha atención positiva por su reciente posición, pero es extremadamente cuestionable si Spotity, que boicoteó, es verdaderamente una amenaza mayor para la sociedad que Amazon, que no lo hizo). Ciertamente, el enorme rechazo corporativo a Rusia es un ejemplo actual alentador de lo contrario (discutiremos ellos la próxima vez), pero dada la extrema atrocidad a la que las corporaciones están respondiendo allí, y la acompañante unanimidad sustancial de la opinión pública y de la buena voluntad, puede ser una excepción que pruebe la regla…


De cualquier modo, la publicación promete que “como el centro de atención puesto en ESG continúa evolucionando, CPA Canada continuará explorando esta área y planeando investigación adicional. Esto puede incluir investigación sobre asuntos sociales específicos, indicadores clave de desempeño, y herramientas y enfoques de valoración del impacto para ayudar a informar la toma de decisiones, lo cual contribuirá al éxito en el largo plazo y a la sostenibilidad de las organizaciones, así como a mejores resultados para la sociedad”. Bien, todos podemos estar de acuerdo en que nos vendrían bien algunos mejores resultados…


Las opiniones expresadas son solamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.



12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo