Deterioros de asociadas


Por The Footnotes Analyst – Los deterioros de asociadas pueden no reflejar la economía subyacente


Documento original: Associate impairments may not reflect underlying economics


Los activos medidos al costo están sujetos a prueba por deterioro y a potencial castigo si ha habido una declinación en el valor. Sin embargo, indicadores de deterioro no-claros, medición subjetiva y la capacidad para usar el denominado valor-en-uso pueden significar que los deterioros contables no son iguales al cambio en el valor económico.


Nosotros discutimos el proceso de deterioro para las inversiones en compañías asociadas que están sujetas a la contabilidad del patrimonio. En el caso de la compañía francesa de medios de comunicación Vivendi la inversión en Telecom Italia, desde el año 2015 ha sido reconocida una pérdida por deterioro acumulada de €1,974m. Sin embargo, el valor en el balance general de 2021 todavía excede en €812m el valor de mercado de la inversión.


Los activos medidos en el balance general al costo están sujetos a periódica prueba por deterioro [1]. Esto es para asegurar que el valor en libros del activo no excede lo que puede ser recuperado mediante uso posterior del activo o mediante su venta. Si el costo de un activo no se considera que sea recuperable, el activo es castigado y un gasto reportado en utilidad y pérdida.


Según los IFRS, los activos fijos, incluyendo las inversiones de patrimonio en compañías asociadas [2], están sujetos a las reglas que se incluyen en el IAS 36, donde el castigo es al más alto entre el valor-en-uso y el valor razonable. Sin embargo, este potencial castigo solo aplica si hay un indicador de deterioro.


Problemas fundamentales afectan la relevancia de los deterioros para los inversionistas


La medición de deterioros del activo fijo puede ser muy subjetiva, particularmente cuando involucra la valuación de una unidad de negocios para determinar si activos incluidos en esa unidad (tales como plusvalía e intangibles) necesitan ser deteriorados. Pero, de acuerdo con nuestro punto de vista, también hay problemas más fundamentales que afectan la relevancia de los deterioros para los inversionistas.


En nuestro artículo ‘Goodwill impairments may not identify impaired goodwill’ discutimos los desafíos de la prueba de deterioro para la plusvalía y los problemas causados por el blindaje. Este problema de blindaje, y la dificultad para identificar y medir los deterioros de plusvalía, están entre las razones por las cuales nosotros preferimos el enfoque de castigo inmediato para la contabilidad de la plusvalía, tal y como explicamos en ‘Goodwill accounting – Investors need something different’.


En este artículo nos centramos en las deficiencias en el proceso de deterioro aplicado a inversiones en asociadas y específicamente inversiones en asociadas listadas para las cuales está disponible un valor razonable determinado por el mercado (nivel 1). La inversión de Vivendi en Telecom Italia es un ejemplo de tal situación.


Las inversiones en asociadas están sujetas a potencial deterioro porque la inversión no es reportada a valor razonable. Esto contrasta con otras inversiones de matrimonio minoritarias que simplemente son reportadas a valor razonable en el balance general de acuerdo con el IFRS 9 Instrumentos financieros.


La prueba por deterioro para asociadas surge porque la contabilidad del patrimonio es esencialmente medida al costo


Según la contabilidad del patrimonio, las inversiones en asociadas inicialmente son registradas al costo – el precio de compra. La inversión es considerada como un interés en los activos netos subyacentes [3] (el patrimonio de los accionistas), más una cantidad de ‘plusvalía’. Sin embargo, en el balance general es registrada al costo como una sola línea de inversión. En períodos subsiguientes, el inversionista reconoce en patrimonio su participación en los cambios de las asociadas e incrementa o disminuye el valor en libros de la inversión. La participación de los cambios en el patrimonio comprende la participación de los ingresos netos (que se incluyen en el estado de ingresos), la participación de otros ingresos comprensivos y la participación de otros movimientos en patrimonio, menos cualesquiera dividendos recibidos. En efecto (si bien sujeta a algunos ajustes) la inversión en la asociada generalmente se incrementa por la participación de la utilidad retenida por la asociada.


Si bien el valor del balance general de la asociada es actualizado, la cantidad reportada en el balance general todavía es fundamentalmente una medición al costo. La participación de la utilidad y otros movimientos de patrimonio retenidos por la asociada simplemente representa inversión adicional (al costo) en la asociada porque no toda la utilidad ha sido distribuida.


Porque la inversión es esencialmente medida al costo es la razón por la cual es requerida la prueba por deterioro para las asociadas.



Inversión de Vivendi en Telecom Italia


La compañía francesa de medios de comunicación Vivendi tiene cerca del 24% de las acciones con derecho a voto de Telecom Italia, lo cual representa cerca del 17% del total del capital accionario, teniendo en cuenta las acciones adicionales sin derecho a voto. Vivendi clasifica esta inversión como una asociada dado que considera “que tiene el poder para participar en las decisiones de política financiera y de operación de Telecom Italia” y de acuerdo con ello tiene influencia significante. Como resultado, Vivendi aplica a la inversión el método de contabilidad del patrimonio.


La inversión en Telecom Italia fue adquirida por €3,898m mediante compras en los años 2015 y 2016. En los años siguientes Vivendi reconoció su participación de la utilidad generada por Telecom Italia que era retenida en el negocio (más otros cambios en patrimonio). En el agregado, esto incrementó su ‘inversión’ en €287m adicionales, llevando el total a €4,185m. SI bien el valor razonable de esta inversión subsiguientemente declinó (lo cual ha originado los deterioros que discutimos adelante) todavía es una parte material del negocio de Vivendi y relevante para cualquier análisis de la compañía.


En los últimos 6 años la cantidad del balance general reportada por Telecom Italia fue en promedio cerca del 20% del patrimonio de los accionistas de Vivendi y la contribución (antes del deterioro) a la utilidad ha sido en agregado el 16% de los ingresos netos o el 25% antes de deducir la contabilidad del patrimonio relacionada con el ajuste por amortización del intangible [4].



La inversión en Telecom Italia no es la única asociada de Vivendi. Luego de su escisión del Universal Media Group, Vivendi retuvo una participación minoritaria que también es una asociada y contabilizada según el patrimonio. Vivendi ahora tiene asociadas que conforman una parte sustancial de su balance general, así como también de su capitalización en el mercado. Esto hace que la contabilidad de las inversiones en asociadas y el proceso de deterioro relacionado sea aún más importante.


El reconocimiento de la participación de las ganancias de Telecom Italia no es el único efecto en la utilidad y pérdida de Vivendi. En los últimos años la inversión también ha estado sujeta a dos deterioros. En el año 2018, Vivendi deterioró la inversión en Telecom Italia por €1,066m seguida por otro deterioro de €728m en el año 2021.


Telecom Italia reportó en el balance general de Vivendi a una cantidad más alta que el valor razonable


La combinación del reconocimiento de la participación de las ganancias retenidas y los otros movimientos de patrimonio más los cargos por deterioro es la que determina el valor en libros de la inversión de Telecom Italia en el balance general de Vivendi. Sin embargo, este valor en libros ha sido más alto que el valor razonable (basado en el precio de mercado de las acciones de Telecom Italia) aún desde que la inversión fue adquirida.




La pregunta que hacemos es si el método de contabilidad del patrimonio, y particularmente los ajustes por deterioro, proporcionan información útil para los inversionistas. Además, si el valor razonable está por debajo del valor del balance general, ¿por qué la inversión no ha sido castigada?


Los inversionistas se pueden sorprender al conocer que, según la contabilidad del patrimonio, las asociadas automáticamente no se castigan si su valor es menor que el valor en libros del balance general. Ni necesariamente son probadas por deterioro en cada período de contabilidad. Para entender por qué la inversión puede ser medida a una cantidad más alta que el valor razonable necesitamos entender el proceso de deterioro para las asociadas contabilizadas según el patrimonio.



Deterioro de asociadas según los IFRS


El deterioro de asociadas según los IFRS es tratado inicialmente según el IAS 18, el estándar que define asociadas y explica la contabilidad del patrimonio. Si se señala un potencial deterioro según el IAS 28, el IAS 36 trata la medición real de la pérdida por deterioro.


El proceso de deterioro se origina solo si hay ‘evidencia objetiva’


El proceso de deterioro involucra valorar si ha habido un indicador u ‘originador’ de deterioro. Este es descrito en el IAS 28 como “evidencia objetiva de deterioro como resultado de uno o más eventos que ocurrieron luego del reconocimiento inicial de la inversión neta (un ‘evento de pérdida’) y ese evento (o eventos) de pérdida tiene un impacto en los flujos de efectivo futuros estimados provenientes de la inversión neta que puedan ser estimados confiablemente”. El problema es que la aplicación de este requerimiento es muy subjetiva.


El estándar proporciona alguna orientación útil, si bien bastante obvia, de tales originadores de deterioro, tales como que la asociada esté en “dificultades financieras” o “cambios adversos importantes” para el negocio. Sin embargo, el originador más relevante usualmente es que haya habido una “declinación importante o prolongada en el valor razonable de una inversión en un instrumento de patrimonio por debajo de su costo” [6]. Pero este requerimiento es difícil de aplicar, crea una carencia de comparabilidad y, de acuerdo con nuestro punto de vista, una carencia de deterioros. El problema es cómo interpretar la frase “importante o prolongada”.


¿Una declinación del 10% en el valor por debajo del costo (o en el valor en libros de la contabilidad del patrimonio para asociadas) es importante? ¿Qué pasa con 25%? Y qué pasa si la declinación por debajo del costo, si bien no juzgada importante, ha persistido por 6 meses, ¿es prolongada? Los estándares IFRS no proporcionan respuesta a esas preguntas; depende de las compañías individuales hacer su propio juicio acerca de qué es ‘importante’ o ‘prolongado’. Usted puede ver cómo han surgido prácticas diferentes.




Cantidad recuperable


SI hay evidencia objetiva de un deterioro, el segundo paso es calcular la cantidad recuperable del activo. Si esta es menor que el valor en libros, el activo es castigado con el gasto reportado en utilidad y pérdida.


La cantidad recuperable es definida como el más alto entre el valor razonable (menos los costos de venta) y el valor-en-uso. En la mayoría de los casos, y particularmente para las inversiones listadas, la deducción de ‘los costos de venta’ del valor razonable es improbable que sea material, por consiguiente, abajo solo nos referimos al valor razonable.


  • Valor razonable: Valor razonable es un concepto bien entendido por los inversionistas – es el precio que sería logrado por la venta del activo. La medición del valor razonable toma el punto de vista que un ‘participante en el mercado’ tiene respecto del valor. Si un instrumento de patrimonio es cotizado en un mercado activo, el valor razonable es el precio cotizado (un valor razonable de nivel 1). Si la inversión no es cotizada, las compañías tienen que usar otras técnicas de valuación para estimar por cuánto sería vendido el activo (un valor razonable de nivel 2 y 3). Para las acciones, un múltiplo basado en valuación usualmente es considerado como un valor razonable de nivel 2, mientras que una valuación basada en los DCF es considerada como nivel 3.


  • Valor-en-uso [Value-in-use (VIU)]: El valor-en-uso tiene en cuenta un punto de vista específico de la entidad, más que de un participante en el mercado, y usualmente se basa en un enfoque de los DCF. Los flujos de efectivo en la valuación de los DCF son los que el inversionista espera, más que los flujos que un participante en el mercado puede esperar. Una diferencia adicional es que el valor-en-uso es restringido de manera que solo refleja el valor de las actividades de negocio actuales. El IAS 36 no permite tener en cuenta cambios futuros en el negocio mediante reestructuración o nueva inversión. Sin embargo, la tasa de descuento es basada en el mercado y por lo tanto debe ser la misma que en el cálculo del valor razonable.


El valor-en-uso puede ser más alto o más bajo que el valor razonable. Puede ser más alto si el inversionista puede obtener más de su inversión que otros potenciales propietarios o simplemente está en desacuerdo con la valoración que el mercado hace de los flujos de efectivo. Por otra parte, las restricciones sobre los pronósticos de los flujos de efectivo en el VIU pueden resultar en un valor más bajo. Este es particularmente el caso cuando parte del valor razonable es el que el mercado pagaría por oportunidades futuras de crecimiento, incluyendo opciones reales, dado que esas no se pueden incluir en el VIU.


La reducción del valor-en-uso mejoraría la relevancia de las pruebas por deterioro


De acuerdo con nuestro punto de vista, la presentación de reportes financieros mejoraría si el valor-en-uso ya no fuera usado más y que toda la medición del valor corriente, incluyendo la usada para prueba de deterioro, sea el valor razonable. Nosotros pensamos que el valor-en-uso es incompleto y carece de la disciplina adicional del punto de vista del participante en el mercado. Nosotros creemos que para la administración es muy fácil argumentar que una inversión vale más para ellos que el precio del mercado, simplemente mediante producir pronósticos de los flujos de efectivo específicos de la entidad que sean creíbles (en la extensión en que los auditores estén involucrados).


Previamente hemos expresado el mismo punto de vista acerca de preferir el valor razonable frente al VIU en nuestro artículo ‘Goodwill impairments may not identify impaired goodwill’.


Nosotros también observamos que los US GAAP no usan el valor-en-uso como una base de medición y que todos los deterioros (aparte de los instrumentos de deuda sujetos a pérdidas de crédito) involucran un castigo al valor razonable.



Deterioro de Telecom Italia


Vivendi reconoció pérdidas por deterioro por su inversión en Telecom Italia de €1,066m en 2018 y €728m en 2021. Pero ¿cómo Vivendi decidió si deteriorar el activo en cualquier período dado y cómo determinó la cantidad a la cual la inversión es castigada? Claramente la reducción en el valor de mercado de la inversión es un factor clave en la determinación de esos deterioros, pero los deterioros no han igualado esa reducción en el valor de mercado.


Las revelaciones acerca de la prueba de deterioro en 2020 y 2021, y el castigo en 2021, se muestran a continuación.



Originador del deterioro


En el año 2021 Vivendi no revela qué evento originador determinó el castigo de la inversión. Nosotros asumimos que la pérdida de valor está evidenciada por la importante y prolongada declinación en el valor razonable – el valor en libros previo-al-deterioro de la inversión al final de 2021 era €0.851 por acción en un momento en que el precio de la acción era solo de €0.434.


Sin embargo, en 2020, cuando no hubo deterioro, la compañía señala que “no hubo eventos originadores que señalarían una disminución en el valor de sus intereses”. La administración consideró la disminución en el precio del mercado accionario como “no permanente dado el panorama de valuación de largo plazo de Telecom Italia”. El precio de la acción de Telecom Italia al final de 2020 era de €0.377, el cual era más bajo que en el año anterior. Nosotros asumimos que la confianza que la administración expresó en la recuperación del precio de la acción de Telecom Italia al final de 2020 ya no existía un año después [7].


De acuerdo con nuestro punto de vista esto ilustra cómo la aplicación de los originadores de deterioro es subjetiva, lo cual limita la utilidad que los deterioros tienen para los inversionistas.



Determinación de la cantidad recuperable


Vivendi se refiere a que cálculos tanto del valor razonable como del valor-en-uso están siendo usados para determinar la cantidad recuperable, pero no parece que especifique cuál es el “más alto de” usado para el deterioro.


Nosotros esperaríamos que el valor razonable sea simplemente el precio cotizado multiplicado por el número de acciones; sin embargo, en las anteriores notas también se hace referencia a la aplicación de múltiplos de valuación y la consideración de transacciones comparables para medir el valor razonable. Nosotros encontramos que esto es sorprendente dado que las técnicas de valuación normalmente son usadas solo para determinar un valor razonable si un precio cotizado no está disponible.


El valor razonable debe ser el precio cotizado si un valor está listado en un mercado activo


Además, el IFRS 13, que se refiere a cómo el valor razonable debe ser medido, dice que el valor razonable es un estimado del precio al cual un activo sería vendido en una transacción “entre participantes del mercado a la fecha de valuación según condiciones de mercado actuales” mientras que “se maximiza el uso de inputs observables relevantes y se minimiza el uso de inputs no-observables”. Nosotros pensamos que el IFRS 13 claramente requiere que si un activo es cotizado en un mercado activo (que presumiblemente es el caso para Telecom Italia) entonces el valor razonable debe ser el precio cotizado.


En varios de sus reportes anuales Vivendi menciona que ya sea que no considera que la declinación en el precio de Telecom Italia sea permanente (vea 2020 arriba) o que espera una recuperación del precio en períodos futuros. Nosotros no consideramos que simplemente esperar un incremento futuro en el precio de la acción sea un argumento convincente de por qué un estimado del valor razonable puede ser más alto que el precio actual cotizado en un mercado activo.


Tal y como explicamos arriba, el valor-en-uso podría ser más alto o más bajo que el valor razonable. Vivendi no proporciona ningún detalle de sus cálculos del valor-en-uso; dice que usa un cálculo del flujo de efectivo descontado, pero no proporciona detalles acerca de los inputs usados (si bien la compañía da revelaciones más extensas para sus deterioros relacionados con unidades generadoras de efectivo).


Si el valor-en-uso es la base a partir de la cual ha sido determinada la cantidad recuperable, de acuerdo con nuestro punto de vista, sería inusual que lo sea dado que es mucho más alto que el precio de mercado cotizado. Nosotros aceptamos que los flujos de efectivo esperados en una valuación específica de la entidad de los implícitos en el precio de la acción, pero a menos que esté presente algún otro factor, tal como una relación de negocios que afecte los flujos de efectivo, nosotros no entendemos por qué el número del valor-en-uso debe diferir de manera tan significante del valor razonable.


Sin embargo, a pesar de nuestras preguntas en relación con el cálculo de la cantidad recuperable, nosotros observamos que los auditores, si bien reconociendo la subjetividad de las cifras, han firmado el deterioro.



Quede claro, nosotros no estamos diciendo que Vivendi ha fallado en cumplir con los IFRS o que ha sobreestimado su medición del valor-en-uso para su inversión en Telecom Italia. Sin embargo, nuestro análisis está restringido a causa de la revelación limitada acerca de la base para su medición del valor-en-uso (o incluso si el VIU es además la base para el deterioro en primer lugar). No obstante, nuestra preocupación principal es acerca de las reglas de contabilidad que Vivendi está requerida a aplicar.



Nuestro punto de vista


Nosotros no pensamos que el método de contabilidad del patrimonio aplicado a las asociadas y la prueba de deterioro relacionada, tal y como son requeridos por los IFRS, proporcionen información útil para los inversionistas. La contabilidad del matrimonio en sí misma ni es una buena base para la valuación en el balance general, siendo esencialmente una medida de costo, ni la limitada información acerca de la rentabilidad subyacente de esa inversión ayuda en la medición del desempeño.


La medición del valor razonable más que la contabilidad del patrimonio ayuda a los inversionistas


De acuerdo con nuestro punto de vista sería mejor medir las asociadas a valor razonable, de la misma manera que otras inversiones de patrimonio minoritarias. Nosotros pensamos que el valor razonable y los cambios consiguientes (que nosotros consideramos son mejor reportados en utilidad y pérdida y no en OCI, tal y como es permitido por el IFRS 9) proporcionan la información de desempeño más relevante para los inversionistas. El valor razonable también es la cantidad que pensamos debe ser incluida en los cálculos del valor de empresa.


El uso del valor razonable (igual al precio cotizado) para la inversión en Telecom Italia, en lugar de la contabilidad del patrimonio que es requería, habría producido resultados muy diferentes para Vivendi. Por ejemplo, nosotros estimamos que una ganancia de €244m habría sido reportada en 2021, más que la pérdida por deterioro y contribución negativa de ganancias de €741m que en realidad fue reconocida.


Si bien la utilidad habría sido más volátil si fuera usada la medición del valor razonable, nosotros pensamos que habría sido más informativa y una descripción más cercana de la economía subyacente. Vivendi presenta ingresos provenientes de Telecom Italia por debajo de la utilidad operacional como ingresos provenientes de actividades no-centrales, lo cual sugiere que esta es una inversión financiera y, en consecuencia, más adecuada para medición a valor razonable.



Perspectivas para los inversionistas


  • Recuerden que la contabilidad del patrimonio mide las asociadas (efectivamente) al costo menos deterioro. Para los cálculos del valor de empresa, o cuando en las valuaciones se incluyen asociadas como activos no-centrales, el valor del balance general es improbable que sea relevante.

  • Los deterioros de las asociadas contabilizadas según el patrimonio pueden no ser tan oportunos o severos como usted puede esperar. El deterioro puede ser un reflejo pobre de la pérdida actual en el valor que haya ocurrido.


  • El concepto de declinación ‘importante o prolongada’ en el valor, que es uno de los originadores claves para la prueba del deterioro según los IFRS, puede ser aplicado de manera muy diferente por diferentes compañías.


  • El valor-en-uso aplica una perspectiva de la administración para la valuación de asociadas. Este puede ser significativamente más alto que el valor razonable y usted puede encontrar información limitada acerca de los supuestos usados.


  • Los deterioros no están requeridos para otras inversiones de patrimonio. El IFRS 9 requiere que esas sean medidas a valor razonable con los cambios en el valor reconocidos ya sea en utilidad y pérdida o en otros ingresos comprensivos.



Notas finales:


[1] La prueba por deterioro también es necesaria cuando la contabilidad de costos es aplicada en utilidad y pérdida, aunque el activo sea reportado en el balance general a valor razonable. Esto aplica a los instrumentos de deuda clasificados como contabilizados a valor razonable a través de otros ingresos comprensivos [fair value through other comprehensive income (FVOCI)].


[2] Una inversión en compañía asociada es una tenencia en el patrimonio de otra compañía que le da origen al inversionista a influencia importante sobre las políticas de operación y financiación de la entidad donde se invierte. La entidad donde se invierte no es controlada por el inversionista (si lo fuera, sería consolidada); sin embargo, es más que simplemente una inversión de patrimonio pasiva minoritaria. Si bien la existencia de influencia importante es materia de juicio, se asume que existe si la tenencia accionaria es el 20% o más del patrimonio con derecho a voto.


[3] Según la contabilidad del patrimonio el ejercicio de la asignación del precio de compra es realizado de manera similar al proceso aplicado en la contabilidad plena. Esto no cambia el costo de la inversión en el balance general para la asociada en el reconocimiento inicial, pero afecta la separación nocional entre los activos netos subyacentes y la ‘plusvalía’. En los períodos subsiguientes los ajustes de la asignación nocional del precio de compra impactan el efecto de los ingresos netos reportados según la contabilidad del patrimonio.


[4] Cuando una asociada es adquirida se realiza un ejercicio de ‘asignación del precio de compra’, similar al aplicado para la consolidación plena. Esto resulta en que parte del precio de compra de la asociada sea atribuido a intangibles que no son reconocidos en los estados financieros propios de Telecom Italia. Esos son amortizados durante su vida útil asumida para el propósito de determinar la contribución de las ganancias de Telecom Italia. El resultado es que la participación de los ingresos netos reconocidos por la asociada en los estados financieros consolidados de Vivendi es menor que la participación de la utilidad realmente reportada por Telecom Italia. De acuerdo con nuestro punto de vista, la reducción en la utilidad reconocida debido a este ajuste de amortización del intangible no representa una pérdida económica por la misma razón que nosotros no pensamos que la amortización del intangible ‘de reemplazo-llevado-al-gasto’ sea una pérdida económica para una subsidiaria consolidada.


[5] Nosotros definimos valor razonable como el precio de mercado listado para la inversión. Tal y como explicamos adelante, no está claro si Vivendi tiene el mismo punto de vista o si ha aplicado otras técnicas de valuación para determinar el valor razonable para uso en su prueba de deterioro.


[6] Vea IAS 28 par 41A a 41C


[7] En este análisis hay un factor adicional que es que los resultados de Telecom Italia incluidos en los estados financieros de Vivendi tienen un retraso de 3 meses. Son los resultados de Telecom Italia por el año al 30 de septiembre de 2021 los que se incluyen en los resultados de Vivendi a diciembre 2021. Esto es importante porque Telecom Italia tenía un deterioro grande de plusvalía en el 4º trimestre de 2021 que por consiguiente no fue incluido en la participación de la utilidad que hizo parte de la utilidad y pérdida de Vivendi. La pérdida por deterioro de plusvalía fue en lugar de ello incluida en los resultados de la primera mitad de 2020 de Vivendi.


* * *


12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Por The Footnotes Analyst - Crecimiento de las GPA: Escisiones y dividendos especiales