Deterioro de activos financieros de Pymes


Por Samuel Mantilla – Pérdidas de crédito de Pymes – 3ª Edición Propuesta del IFRS/NIIF para Pymes


¿En aras de facilitar los procesos contables es conveniente sacrificar el valor informativo financiero para la toma de decisiones de las Pymes?


¿Cómo hacer que los efectos financieros realmente sean considerados y no sean sacrificados en función de los intereses regulatorios y tributarios?


Estas son algunas de las preguntas que surgen alrededor del deterioro de activos financieros según el borrador para discusión pública de la 3ª Edición del Estándar IFRS de Contabilidad para Pymes recientemente presentado por IASB.


El 06 de septiembre de 2022 la International Accounting Standards Board (IASB) publicó el borrador para discusión pública de la Third edition of the IFRS for SMEs Accounting Standard [3ª Edición del Estándar IFRS de Contabilidad para Pymes].


La propuesta está contenida en cuatro documentos:


1. El estándar propuesto

2. Las Bases para conclusiones y estados financieros ilustrativos

3. Una instantánea del estándar propuesto

4. Preguntas y respuestas


En el momento de publicar estas líneas no se dispone de la traducción oficial al español, la cual seguramente pronto estará disponible.


El período para discusión se cierra el 07 de marzo de 2023 y la vigencia (‘obligatoriedad’) será dos años después de la emisión del estándar final. Tiene aplicación temprana permitida.


Si bien el proceso de revisión y emisión del estándar ha sido lento en un mundo donde los cambios están acelerados y los Estándares IFRS/NIIF (ahora de Contabilidad y de Sostenibilidad) están teniendo desarrollos significativos, la recomendación central es aprovechar la aplicación temprana permitida, aunque está por resolverse cómo las distintas jurisdicciones permitan ello.


Para la revisión IASB escogió un enfoque de alineación (en relación con los Estándares IFRS/NIIF de Contabilidad Plenos) basándose en tres principios [BC29]:


(a) Relevancia para las Pymes;

(b) Simplicidad; y

(c) Representación fiel.


Ciertamente privilegiando la valoración de costo-beneficio, sobre todo en la aplicación del principio de relevancia [BC36].


La revisión introduce cambios de fondo que será necesario ir desentrañando por sus efectos en la implementación, si bien de alguna manera pueden detectarse dada la decisión editorial tomada de mantener la estructura de las secciones y la numeración de los parágrafos, con cambios menores que resalta y que están explicados en la propuesta bajo el título de Cómo leer este borrador para discusión pública [página 8 del borrador del estándar propuesto].


Ello es especialmente importante en relación con los instrumentos financieros: la decisión de eliminar la referencia al IAS 39, la unificación en una sola sección (Sección 11) para dar cabida a la nueva sección sobre medición del valor razonable (Sección 12), con los cambios consiguientes a otras secciones. Ello implicará análisis cuidadoso. La comparación de los cambios ciertamente se facilitará mediante el revisar la numeración, pero no será suficiente. Se necesitará prestar atención a los detalles y a las regulaciones de cada jurisdicción.



Deterioro de activos financieros


De acuerdo con mi entender, intereses y gustos personales, me llamó profundamente la atención lo relacionado con el deterioro de activos financieros para lo cual se dispone de una muy buena guía en la Pregunta 4:


  • En su solicitud de información IASB pidió opiniones sobre reemplazar el modelo de pérdidas de crédito incurridas por el modelo de pérdidas de crédito esperadas alineado con el enfoque simplificado contenido en el IFRS 9.

  • La retroalimentación sugirió que incluso tal enfoque simplificado sería complejo de aplicar para las Pymes y no resultaría en cambios importantes en la cantidad del deterioro para los tipos de activos financieros tenidos por las Pymes típicas, principalmente cuentas por cobrar comerciales de corto plazo.


  • IASB anticipa que el modelo de pérdidas de crédito esperadas proporcionaría información relevante para los usuarios de los estados financieros cuando las Pymes tengan activos financieros de largo plazo.


  • En consecuencia, IASB está proponiendo:

(a) Quedarse con el modelo de pérdida incurrida para las cuentas por cobrar comerciales y para los activos de contrato que estén dentro del alcance de la Sección 23 (revisada) Ingresos ordinarios provenientes de contratos con clientes;

(b) Requerir el modelo de pérdidas de crédito esperadas para todos los otros activos financieros medidos a costo amortizado, alineado con el enfoque simplificado contenido en el IFRS 9; y

(c) Quedarse con los requerimientos contenidos para la Sección 11 para el deterioro de instrumentos de patrimonio medidos al costo.


La decisión, según mi entender, es práctica y de alguna manera salomónica, dado que mantiene la relevancia de la información dentro de las restricciones de costo-beneficio. Conllevará, ciertamente, una mejor asesoría de parte de consultores y auditores para que los preparadores no se confundan.


Sin embargo, su suerte definitiva dependerá de cómo las entidades de regulación y vigilancia interpreten esto y no presionen para implementar un enfoque que les favorezca, tal y como en la práctica ocurre con propiedad, planta y equipo: el estándar permite que la administración seleccione entre costo y valor revaluado, pero ‘incentivan’ la aplicación del valor revaluado por los efectos tributarios y el mayor valor de activos que hacen parte de las bases de cálculo para los pagos por la supervisión.



Costos financieros ocultos


¿Cómo hacer que los efectos financieros realmente sean considerados y no sean sacrificados en función de los intereses regulatorios y tributarios? Este es uno de los desafíos importantes que enfrentan las Pymes, no siempre bien asesoradas.


Entiendo que la clave para ello está en entender el costo oculto de la diferencia entre lo que la entidad financiera le cobra a la Pyme (porque esa entidad financiera usa el modelo de pérdidas de crédito esperadas e incorpora ese riesgo en su modelo) y el que la Pyme cobra a sus clientes (porque usa pérdidas incurridas, esto es, ‘después del golpe’, cuando no le pagaron y que no puede incluir como riesgo en su modelo de pérdidas incurridas).


Lo que la Pyme se ahorra por efectos de la valoración costo-beneficio de la preparación de información se le convierte en un costo oculto (la Pyme nunca llega a conocerlo). Un asunto de extrema relevancia porque para las Pymes tanto las cuentas por cobrar comerciales como los activos de contrato (por efecto de la aplicación del modelo de ingresos ordinarios derivados de contratos con clientes) constituyen el grueso de sus activos financieros (la otra parte son el efectivo y equivalentes de efectivo, siempre tan escasos).


Una Pyme que busca financiación (¿Cuál no?) es examinada bajo los lentes de las pérdidas de crédito esperadas, pero para la financiación que otorga vía la facturación a sus clientes es bajo los lentes de las pérdidas de crédito incurridas. ¿Cuál es el efecto que esto tiene en el factoring [negociación/compra de facturas] y cuáles son los diferenciales financieros que de ello se derivan?


Con su propuesta, IASB salomónicamente privilegia el ‘costo y esfuerzo indebido’ de llevar contabilidad y castiga la condición financiera:


  • ¿Cuál Pyme no necesita financiación?

  • ¿Cómo se cubre la brecha entre las pérdidas esperadas que paga y las pérdidas incurridas que cobra?


El asunto es sencillo: a más riesgo como prestatario de entidades que aplican los Estándares IFRS/NIIF de Contabilidad Plenos, más costosos van a ser los créditos que recibe porque las pérdidas esperadas implican el prestamista adicione primas por los riesgos de financiación, mientras que con las pérdidas incurridas no podrá cargar a sus clientes nada distinto al valor del dinero en el tiempo.


Sin dudas este será un reto importante para los asesores, no tanto para contadores y auditores a quienes, por razones de costo-beneficio se les facilita su tarea.



Dos sub-preguntas de la Pregunta 4


La Pregunta 4 tiene dos sub-preguntas:


4(i) ¿Está Ud. de acuerdo con la propuesta para introducir el modelo de pérdidas de crédito esperadas para solo algunos activos financieros? ¿Por qué sí o por qué no? Si usted está en desacuerdo con la propuesta, por favor explique qué sugiere Ud. en lugar de ello y por qué.
4(ii) ¿Está Ud. de acuerdo con que la propuesta logra el equilibro adecuado al decidir qué activos financieros deben estar dentro del alcance del modelo de pérdidas de crédito esperadas, considerando los costos para las Pymes y los beneficios para los usuarios de los estados financieros de las Pymes?

La Pregunta 4 señala que los Parágrafos BC72-BC80 de las Bases para las Conclusiones sobre este Borrador para discusión pública explican la racionalidad de IASB para introducir el modelo de pérdidas de crédito esperadas para solo algunos activos financieros.


Al revisar los parágrafos señalados se encuentra que:


  • El problema radica en si se retrasa o no el reconocimiento de las pérdidas de crédito.

Los requerimientos del Estándar actual para reconocer y medir el deterioro de activos financieros medidos a costo o costo amortizado se basan en el IAS 39. El modelo de deterioro contenido en el IAS 39 y en la Sección 11 (modelo de pérdida incurrida) puede retrasar el reconocimiento que la entidad haga de las pérdidas de crédito de la entidad porque la prueba de deterioro no es requerida sino hasta que haya evidencia objetiva de deterioro. Los requerimientos de deterioro contenidos en el IFRS 9 responden al problema del reconocimiento retrasado mediante requerir que la entidad reconozca las pérdidas de crédito esperadas [BC72].


  • Las alternativas de solución propuestas difieren bastante entre sí y no hay una tendencia general clara.

Hay diferentes propuestas para la alineación con el enfoque simplificado contenido en el IFRS 9. A partir de encuestas y entrevistas a usuarios “no se mostró una demanda por información más sofisticada proporcionada por las Pymes según el modelo de pérdidas de crédito esperadas” [BC74], además que para las Pymes sería complejo incluso un modelo simplificado [BC75].


  • La conclusión de IASB no necesariamente soluciona el problema ni tiene respaldo generalizado.

IASB concluyó que la retroalimentación que recibió proporciona evidencia de que:

(a) Moverse al modelo de pérdidas de crédito esperadas proporcionaría mejor información para los usuarios de los estados financieros cuando las Pymes tengan activos financieros de más largo plazo; pero

(b) Mantener el modelo de pérdida incurrida para el deterioro sería el mejor enfoque respaldado por consideraciones de costo-beneficio para las Pymes que tengan cuentas por cobrar comerciales, las cuales normalmente son activos de corto plazo, que no devengan intereses [BC77]


  • La propuesta de IASB [analizada en BC78] está en línea con sus conclusiones [contenidas en BC77], logran una solución contable (sencilla y favorable en términos de costo-beneficio), a la vez que adiciona complejidad a la Sección 11 [BC79]. De todas maneras, como fruto de la retroalimentación que reciba, IASB decidirá cómo proceder sin necesidad de volver a exponer para discusión sus propuestas [BC80].



Modelo de pérdidas de crédito esperadas para solo algunos activos financieros


De acuerdo con el borrador en discusión, las cuentas por cobrar comerciales de las Pymes son activos de corto plazo y no devengan intereses.


Esto puede ser cierto en algunas jurisdicciones, mientras que otras admiten que luego de un plazo (por ejemplo, 45/60 días) se puedan cobrar intereses.


Algo similar ocurre con el corto plazo, que puede ser, por ejemplo, dos años. Diferenciar corto y largo plazo será una tarea importante que, entre otras cosas, implicará eliminar la zona gris de mediano plazo.


Con la introducción de los sistemas de facturación electrónica y otros relacionados con el cobro de tales facturas y su exigibilidad legal, lo relacionado con las cuentas por cobrar comerciales está teniendo cambios profundos incentivados, principalmente, por la vía tributaria.


¿Cómo alinear los requerimientos, y las ventajas tributarias, derivados de la facturación electrónica, con los requerimientos del Estándar IFRS/NIIF de Contabilidad para Pymes? ¿Cómo alinearlos con los problemas derivados de los costos ocultos financieros arriba mencionados?



Costos para las Pymes y beneficios para los usuarios de los estados financieros de las Pymes


Entiendo que hay claridad en relación con cuáles son los costos para las Pymes, principalmente a causa de la complejidad del modelo de pérdidas de crédito esperadas, si bien en ese análisis no se están teniendo en cuenta los costos ocultos financieros arriba mencionados.


En lo que no hay claridad es en cuáles son los beneficios para los usuarios de los estados financieros. Si tales usuarios son las entidades financieras que prestan dineros a las Pymes o hacen factoring de sus cuentas por cobrar, ¿les es beneficioso tener información derivada de las pérdidas de crédito incurridas? Ciertamente que no, porque usan la información derivada de sus modelos de pérdidas de crédito esperadas. Con clara desventaja para las Pymes.


En consecuencia, las pérdidas de crédito incurridas no tienen valor informativo ni para las Pymes ni para los usuarios de sus estados financieros. Disponen de una contabilidad más fácil, sencilla y menos costosa, pero que carece de valor informativo. O sea, poco útil para la toma de decisiones financieras. Campo fértil para los interesados en solo información con valor regulatorio y tributario.


¿En aras de facilitar los procesos contables es conveniente sacrificar el valor informativo financiero para la toma de decisiones de las Pymes?


Es importante analizar estas cosas y ver otras de sus aristas.


Hay tiempo para el análisis, pero conviene aprovechar las ventajas de la aplicación temprana permitida.


* * *


Para los que estén interesados en prepararse, les ofrezco mi libro Estándares IFRS/NIIF de Contabilidad. Un enfoque de sostenibilidad:


· Está disponible en Amazon en edición Kindle, solo necesita descargar en su dispositivo (PC, Tablet, Smartphone; Mac, Microsoft, Android, iOS) la aplicación Kindle.


· Se trata de un intento de avanzar en la integración entre la información contable y la información relacionada-con-la-sostenibilidad. Porque se avecinan nuevos cambios de fondo y es necesario prepararse para ellos.


· Para conocer su contenido, navegar las páginas de prueba, puede usar el siguiente vínculo: https://mybook.to/ifrscontabilidadebook


También puede ser de su interés otra publicación similar: Control interno. Un enfoque de cadena de valor.

Puede verlo usando el siguiente vínculo: https://mybook.to/Controlinternoebook


* * *


66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Por Samuel Mantilla – Cadena de valor y partida doble. La cadena de valor de la entidad que reporta

Por Samuel Mantilla – Asegurabilidad & Aseguramiento. ¡Arréglenme los estándares para que yo pueda dar aseguramiento!