Desafíos en la inversión ESG


Por John Hughes – Desafíos en la inversión ESG, o: ¡Pensé que ahora sería más claro!


Documento original: Challenges in ESG investing, or: I thought it would be clearer now!



Globe and Mail recientemente publicó un artículo sobre Why the booming business of ESG ratings may be giving investors a false sense of sustainability[Por qué el floreciente negocio de las calificaciones ESG puede estar dándoles a los inversionistas un sentido falso de sostenibilidad].


Está escrito por Jeffrey Jones y David Milstead. Aquí hay algunos extractos:


  • Inversionistas en todo el mundo están invirtiendo decenas de billones de dólares al año en compañías y fondos que promocionan atributos superiores ambientales, sociales y de gobierno [environmental, social and governance (ESG)]. Muchos asumen que están haciendo algo bueno por el ambiente o por la igualdad de género cuando ahorran para la jubilación.

  • Pero hay creciente preocupación – aún entre quienes se ganan la vida en finanzas sostenibles – que el surgimiento de ESG como una clase de activo junto con las acciones y bonos tradicionales genera el riesgo de desviar el centro de atención de los valores no-financieros que buscan promover.

  • En el corazón de la confusión está el alcance amplio de qué constituye inversión ESG. El concepto cubre sin apretar todo desde el riesgo de negocios relacionado-con-el-clima hasta la diversidad en la junta y hasta la seguridad en el lugar de trabajo – tres conceptos dispares que Tariq Fancy, anterior funcionario de inversión jefe para la inversión sostenible en BlackRock Inc., el más grande administrador de activos del mundo, dice que han sido agrupados prácticamente de manera arbitraria.

  • El Sr. Fancy ha generado olas en la industria financiera mediante argumentar que la inversión ESG es “un gigante placebo social” orientado más a ayudar a los inversionistas profesionales a mejorar los retornos ajustados-por-el-riesgo, en lugar de promover la acción global requerida para resolver amenazas complejas, de largo plazo, tales como el cambio climático y la desigualdad social.

  • … El Sr. Fancy… dice que la clave para mejor desempeño corporativo y de la industria financiera radica no en los puntajes de ESG, sino en fuerte e intencionada acción del gobierno y regulatoria para hacer forzoso el cumplimiento de los estándares. Muchas personas ingresaron en las profesiones de la sostenibilidad para generar impactos positivos dentro y fuera de sus compañías y tienen un sentido de juego limpio. Necesitan liderar el cambio, dice.

  • “Pienso que para cualquier persona es ridículo trabajar en la comunidad ESG y no estar argumentando a favor de la regulación gubernamental”, dice el Sr. Fancy. “Sería como un entrenador que enseñe cómo jugar hockey limpio y luego esté de acuerdo con que no haya árbitros. Usted no consigue ningún beneficio jugando limpio a menos que alguien lo fuerce a ello”.


Sin embargo, solo a través de pensamiento ilusorio y confuso algo de esto podría parecer sorprendente o debatible – sobre esto más de una vez hemos hecho una afirmación similar en este blog. Así como la preparación de una compañía para estados financieros que cumplan-con-los-IFRS no es garantía contra varias malas prácticas financieras del día a día, una mayor acogida de la presentación de reportes de sostenibilidad no puede garantizar que todas las entidades que reportan se vuelvan virtuosas, o, crucialmente, que incluso si todo lo hacen ampliamente virtuoso, que sus esfuerzos individuales totalizarán el cambio agregado requerido para evitar la severa disrupción. Los efectos de la guerra en Ucrania subrayan de nuevo cómo la antipatía a corto plazo para aumentar los precios del petróleo (o, más ampliamente, a todo que a largo plazo huela a ingeniería social y, por lo tanto, no-confiable) a menudo equivaldrá a más que todo el consenso científico en el mundo. En Estados Unidos, cualquier giro electoral hacia los republicanos (como parece inevitable antes de final del año) en el mejor de los casos ralentizaría las iniciativas diseñadas a contrarrestar el cambio climático e incluso podrían hacerlas estallar por completo. Incluso en la relativamente progresista Canadá, Pierre Poilievre, el contendor líder en la carrera actual por el liderazgo del Conservative Party de la oposición, eliminaría el (apenas paralizante) impuesto federal al carbón, solo para empezar. Uno podría seguir, país por país; incluso donde tales puntos de vista no tendrían las mayorías, son suficientemente poderosas para diluir la capacidad de acción. E incluso no hay un cago prospecto de conseguir algo mejor. Por el contrario, es crecientemente evidente cómo el rechazo a cualquier tipo de restricción respaldada-científicamente a la “libertad” de uno es tenido como un signo de virtud – dicho de otra manera, a más fuerte y elocuentemente la “élite” identificada argumenta por algo, aparentemente necesita ser denunciado con más pasión (tapabocas, vacunas, y otras medidas contra-el-Covid siendo un un ejemplo reciente prominente).


La noción de que la inversión ESG y las revelaciones relacionadas “están orientadas más a ayudar a que los inversionistas profesionales mejoren los retornos ajustados-por-el-riesgo” que cualquier otra cosa no sería visto entonces como algún tipo de denuncia sarcástica, sino como un resumen literal de su propósito central, y uno bastante sombrío, dado que abordar verdaderamente el cambio climático y otros problemas sociales casi ciertamente conlleva aceptar una reducción de retornos en el largo plazo (tal y como recientemente observamos, es una empresa rara que en últimas no contribuye al saqueo ambiental o al aumento de la desigualdad y la acompañante tensión social. El artículo de Globe and Mail muestra muchos puntos positivos sobre la naturaleza fragmentada del panorama actual, y la dificultad para conocer qué realmente significa una calificación ESG o qué se debe hacer acerca de ella. Pero las limitaciones del proceso serían mejor vistas, tal y como las gentes lo dicen, como una característica, más que como un bicho – los problemas con las calificaciones pueden ser vistos, en las palabras de uno de los comentaristas del artículo, como ”migas de pan” que originan discusiones y contemplación adicionales. Dado que la inmaculada estandarización de la revelación ESG probablemente solo llegarán al costo de una máquina de cumplimiento, enorme, costosa, y ensimismada, que puede abrumar cualquier frágil potencial inherente que posea dicha información…


Las opiniones expresadas son solamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.


11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Por John Hughes – Contabilidad del patrimonio - ¡Un dolor tan grande como siempre!

Por John Hughes – Más aventuras IFRS en Twitter, o: Los arrendamientos me dan ganas de arrancarme la piel