Definición de efectivo


Por John Hughes – Definición de efectivo - ¡Pensamos que sería más fácil!


Documento original: Defining cash – we thought it would be easier!


El IFRIC ha emitido para comentario la decisión tentativa de agenda, Demand Deposits with Restrictions on Use [Depósitos a la vista con restricciones al uso].


El patrón de hechos se refiere a una entidad que tiene un depósito a la vista cuyos términos y condiciones no impiden que la entidad tenga acceso a las cantidades tenidas en él, y que tiene una obligación contractual con un tercero para mantener una cantidad especificada de efectivo en ese depósito a la vista separado y usar el efectivo solo para los propósitos especificados. Si la entidad fuera a usar las cantidades tenidas en el depósito a la vista para propósitos diferentes a los acordados con el tercero, la entidad estaría incumpliendo su obligación contractual. El Comité recibió una solicitud acerca de si la entidad incluye tal depósito a la vista como un componente de efectivo y equivalentes de efectivo en sus estados de flujos de efectivo y de posición financiera.


La presentación hecha al IFRIC estableció una manera de ver el problema:


  • El IAS 7:7 deja claro que “los equivalentes de efectivo son tenidos para el propósito de satisfacer compromisos de efectivo de corto plazo, más que para inversión u otros propósitos”.

  • Si el efectivo hubiera sido colocado en un depósito que no-es-a-la-vista, por ejemplo, un depósito a plazo, ese depósito no habría dado satisfacción a la definición de equivalentes de efectivo porque no es tenido para satisfacer compromisos de efectivo de corto plazo. El hecho de que la entidad lo coloca en un depósito a la vista no cambia la conclusión.

  • Además, sería inconsistente excluir los depósitos a plazo (con una madurez menor a 90 días) de los equivalentes de efectivo si ese depósito a plazo no se tiene la intención de ser usado para satisfacer compromisos de corto plazo, pero incluidos en depósitos a-la-vista en efectivo cuando los depósitos a-la-vista de manera similar no estén disponibles para compromisos de corto plazo.

  • De acuerdo con ello, si una entidad ha comprometido, mediante los términos contractuales de la cuenta bancaria o vía compromisos contractuales con terceros que no son parte de la cuenta bancaria, de manera que no usaría la cantidad tenida en la cuenta bancaria para satisfacer compromisos de corto plazo, entonces ese saldo no puede ser presentado en efectivo y equivalentes de efectivo.


La otra semana mencioné que es divertido, en esta etapa avanzada de la historia de la contabilidad, que todavía surjan problemas relacionados con el efectivo, y aquí hay otro, esta vez reflejando el comentario limitado contenido en los IFRS acerca de lo que realmente constituye “efectivo”. El IAS 7.6 solo establece, de alguna manera circular, que el efectivo “comprende el efectivo a la mano y los depósitos a la vista”. Especifica que para que una inversión califique como equivalente de efectivo “tiene que ser fácilmente convertible a una cantidad conocida de efectivo y estar sujeta a un riesgo insignificante de cambios en el valor”, adicionando que “una inversión normalmente califica como equivalente de efectivo solo cuando tiene una madurez corta de, dígase, tres meses o menos desde la fecha de adquisición”. Pero esos conceptos solo aplican a los equivalentes de efectivo, no al efectivo mismo. El documento del personal aborda, tal y como sigue, el punto de vista que se establece arriba:


  • En el patrón de hechos que se describe en la presentación, la entidad tiene cantidades en un depósito a la vista, el cual satisface la definición de ‘efectivo’ contenida en el parágrafo 6 del IAS 7. La entidad tiene una obligación contractual para usar las cantidades tenidas en ese depósito a la vista solo para el propósito de indemnizar al comprador por los potenciales reclamos futuros de garantías. La obligación contractual no cambia la naturaleza del activo que la entidad tiene: el activo es un depósito a la vista porque no hay restricciones a la capacidad de la entidad para tener acceso – a la vista – a las cantidades tenidas en la cuenta de depósito. La obligación contractual restringe solo el propósito para el cual la entidad puede usar ese activo. De acuerdo con nuestro punto de vista, por consiguiente, la entidad incluiría el depósito a la vista como un componente de ‘efectivo y equivalentes de efectivo’ en su estado de flujos de efectivo.


Hace un par de años vimos un problema abordado por ESMA, relacionado con un patrón de hechos bastante similar a este: un acuerdo de financiación que contiene una determinación de que la entidad mantenga un mínimo de UM 30 millones de saldo de efectivo continuamente hasta que las notas especificadas sean completamente redimidas, en el cual varios eventos punitivos serían originados si el saldo cae por debajo de esa cantidad. En ese caso, ESMA estuvo en desacuerdo con la presentación, por parte del emisor, de esa cantidad dentro de efectivo y equivalentes de efectivo, pero el nuevo documento del personal parece sugerir que la presentación del emisor era aceptable. En este caso el mayor problema fue que el emisor no proporcionó ningunas revelaciones en relación con las restricciones asociadas con el mínimo saldo de efectivo, un claro error.


De cualquier manera, una de las cartas comentario iniciales recibidas sobre la decisión tentativa dijo que “se mueve en un nivel superficial más que entrar en la granularidad del problema en cuanto a qué es un depósito a la vista y si presentar como efectivo un depósito que tiene restricciones a su uso proporcionaría información relevante que represente fielmente el estado de las cosas de la entidad”. De manera que en este problema todavía hay más vida…


Las opiniones expresadas son solamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.


41 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentario de la administración

Por John Hughes – Propuestas de IASB sobre el comentario de la administración - ¡Gracias, pero no gracias!

Contador de interés público

Por John Hughes - ¿De dónde viene esa luz cegadora, pregunta usted? ¡Es el contador del interés público!