top of page

Decisión principal de IASB sobre la plusvalía


Por John Hughes – Decisión principal de IASB sobre la plusvalía: ¡La mantenemos igual!


Documento original: The IASB’s headline decision on goodwill: we’re keeping it the same!


Si bien la nueva y brillante International Sustainability Standards Board capta toda la atención que genera cambios, quizás lo máximo que IASB puede esperar es llamar la atención por no alterar demasiado las cosas.


Esto es de un comunicado de prensa reciente:


  • En su reunión de noviembre de 2022, la International Accounting Standards Board (IASB) ha aprobado mantener el enfoque de solo-deterioro para la contabilidad del deterioro. Esta decisión tentativa culmina una evaluación completa que comenzó en el año 2014 con la Post-implementation Review (PIR) of IFRS 3 Business Combinations [Revisión posterior a la implementación de la NIIF 3 Combinaciones de negocios].

  • Al tomar su decisión, IASB consideró la retroalimentación del stakeholder proveniente de la PIR of IFRS 3, el documento para discusión que IASB publicó en marzo de 2020 e investigación subsiguiente. IASB concluyó que la amplia evidencia recaudada no demostró un caso convincente para cambiar su decisión anterior acerca de la contabilidad de la plusvalía.

  • En septiembre de 2022, IASB también aprobó adicionar requerimientos de revelación al IFRS 3 sobre información acerca del desempeño subsiguiente de una adquisición, en respuesta a la retroalimentación del inversionista sobre la PIR. Al diseñar esos requerimientos de revelación, IASB también respondió a la retroalimentación proveniente de las compañías acerca de los desafíos de proporcionar esta información.

  • IASB considerará luego si publicar esas propuestas en un borrador para discusión pública. Si lo hace, IASB finalizará detalles de sus propuestas para requerir mejor revelación del desempeño subsiguiente de las adquisiciones y explorar potenciales mejoramientos y simplificaciones de la prueba de deterioro antes que publique tal borrador para discusión pública.


Usted puede recordó que el documento para discusión al que se hace referencia concluyó “que no hay alternativa que pueda orientar mejor la plusvalía y a un costo razonable”. Entre otras cosas, la Junta razonó que “el riesgo del exceso de optimismo (de la administración) no puede ser evitado, dada la naturaleza de los estimados requeridos. Si los estimados de los flujos de efectivo algunas veces son demasiado optimistas en la práctica, la Junta considera que esto es abordado de mejor manera por los reguladores y auditores, no mediante cambiar los estándares IFRS”. Los argumentos principales contra reintroducir la amortización incluyeron que “la vida útil de la plusvalía no puede ser estimada, de manera que cualquier gasto por amortización sería arbitrario”, y en ausencia de “evidencia convincente de que la amortización de la plusvalía mejoraría de manera significativa la información proporcionada a los inversionistas o, particularmente en los primeros años después de la adquisición, de manera significativa reduciría el costo de realizar la prueba de deterioro.


De manera similar, el documento subyacente del personal para la reciente reunión proporcionó alguna discusión de los diferentes (y quizás irreconciliables) puntos de vista sobre la plusvalía, y por qué moverse a un modelo basado-en-amortización improbablemente ofrecería de manera consistente información más útil:


los comentarios acerca de que la prueba de deterioro no funciona y los saldos sean ‘demasiado altos’ podrían deberse a expectativas no realistas de la prueba de deterioro de las unidades generadoras de efectivo que contengan plusvalía. Los stakeholders que consideran que la plusvalía es un activo de desperdicio esperan que la contabilidad subsiguiente de la plusvalía resulte en una disminución constante en el valor de la plusvalía y en que un gasto regular sea reconocido en el estado de ingresos representando el consumo de esa plusvalía. La prueba de deterioro de las unidades generadoras de efectivo que contengan plusvalía no está diseñada para hacer esto. Está diseñada para asegurar que la plusvalía y los otros activos contenidos en la plusvalía de las unidades generadores de efectivo sea asignada a, y llevada a no más que su cantidad recuperable combinada.

  • … los stakeholders que consideran que la plusvalía tiene una vida indefinida dicen que un modelo basado-en-amortización crea una desconexión con la economía subyacente de una combinación de negocios – de acuerdo con su punto de vista, tal modelo no puede reflejar la naturaleza indefinida de la plusvalía, los beneficios de la cual son reducidos solo por eventos que usualmente no ocurren de manera consistente con el tiempo.


Y así sucesivamente. Además, cualquier cambio importante ahora se parecería ahora a una de esas decisiones atroces de la US Supreme Court basados más en ideología personal que en reinterpretación rigurosa o necesaria de la Constitución (no me hagan empezar…). Tal y como previamente observé, incluso si se hubiera alcanzado un consenso de que el modelo basado-en-amortización es de alguna manera técnicamente superior, el trabajo de hacer el cambio puede no valer la pena en esta etapa avanzada de la historia de la contabilidad. Tal y como otro documento del personal resumió:


  • para muchas compañías la plusvalía representa un saldo importante, y hacer la transición hacia un modelo basado-en-amortización sería un desafío importante porque podría:

o resultar en patrimonio negativo y afectar el acceso de las entidades a los mercados de capital.

o resultar en patrimonio negativo, lo cual podría resultar en que algunas entidades sean declaradas ‘técnicamente en bancarrota’ en algunos países.

o afectar la capacidad de las entidades para pagar dividendos.

o afectar acuerdos contractuales existentes.


El documento reportó que “un grupo regulador dijo que la transición hacia un modelo basado-en-amortización podría crear costos adicionales, disrupción temporal y podría confundir a los usuarios” y “recomendó investigar los potenciales efectos de la transición en la estabilidad financiera”. Bien, parece que después de todo no sería necesario. Así que ahí está, resuelto y acordado, el problema probablemente nunca será reabierto de nuevo en lo que queda de nuestras vidas. ¡Y eso incluso si, gracias a la ISSB, nuestras vidas restantes terminan siendo realmente largas!


Las opiniones expresadas son solamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.


59 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Por John Hughes – Revelaciones relacionadas-con-el-clima - ¡Que no sean aplastadas por las ruedas de la industria!

bottom of page