COVID-19 y el IFRS 9

Por John Hughes - COVID-19 y el IFRS 9 – ¿Énfasis puesto en la estabilidad?

Ha habido mucho comentario sobre cómo el COVID-19 impacta en la aplicación del IFRS 9, Instrumentos financieros.

Hay varios aspectos de hoy, pero hoy centrémonos únicamente en la aplicación del modelo de deterioro. El enfoque general, usted recordará, es reconocer las pérdidas de crédito esperadas en préstamos y otros activos financieros, actualizando la cantidad de las pérdidas esperadas en cada fecha de presentación de reporte para reflejar los cambios en el riesgo de crédito desde el reconocimiento inicial. Como premisa amplia, si el riesgo de crédito de un instrumento no se ha incrementado de manera importante desde su reconocimiento inicial, la entidad mide la provisión por pérdida para el instrumento a una cantidad igual a las pérdidas de crédito esperadas a 12 meses. Si el riesgo de crédito se ha incrementado de manera importante, mide la provisión por pérdida a una cantidad igual a las pérdidas de crédito esperadas durante toda la vida. El COVID-19 puede claramente incrementar el riesgo de crédito de algunos instrumentos, y por consiguiente cambia esa valoración. Sobre la medición de las pérdidas de crédito esperadas, este es como PWC, para tomar un ejemplo, resumió los posibles impactos:

  • el riesgo de crédito (riesgo de incumplimiento). Por ejemplo, éste se puede incrementar si el negocio del deudor es impactado de manera adversa por el COVID-19:

  • la cantidad en riesgo si el deudor incumple (exposición al incumplimiento). Por ejemplo, deudores afectados por el COVID-19 pueden recurrir a facilidades de préstamo no-utilizadas, o dejar de hacer pagos discrecionales adicionales, o tardar más que lo normal en pagar resultando en una mayor cantidad en riesgo; y

  • la pérdida estimada como resultado de incumplimiento (pérdida dada incumplimiento). Por ejemplo, esto se puede incrementar si el COVID-19 resulta en una disminución del valor razonable de un activo financiero pignorado como colateral.

Ellos observaron que incluso cuando se espera que un prestatario reembolse todas las cantidades adeudadas, pero más tarde que lo contractualmente requerido, habrá una pérdida de crédito si el prestamista no es compensado por la pérdida del valor del dinero en el tiempo.

IASB recientemente emitió un documento para enfatizar, entre otras cosas, “que el IFRS 9 no proporciona líneas brillantes ni un enfoque mecánico en la contabilidad para las ECL (estimated credit losses = pérdidas de crédito estimadas). De acuerdo con ello, las compañías pueden necesitar ajustar sus enfoques para pronosticar y determinar cuándo las pérdidas durante toda la vida deben ser reconocidas para reflejar el entorno actual.” Entre muchos otros, la European Securities and Markets Authority (ESMA) también emitió una declaración pública en el área – aquí hay algo de lo que tuvieron que decir sobre la estimación de las ECL:

  • Los emisores deben valorar la extensión en la cual, entre otros hechos, el alto grado de incertidumbre y los cambios repentinos en el panorama económico de corto plazo se espere resulten en impactos durante toda la vida esperada del instrumento financiero. Tales consideraciones son parte integral del funcionamiento del modelo de ECL según el IFRS 9 y ESMA resalta que el estándar no visualiza ningún mecanismo automático sobre cómo tales factores contextuales deben impactar en el provisionamiento de la pérdida por préstamos. En particular, dada la escasez de información disponible y confiable en el contexto actual, los emisores enfrentarán problemas en la generación de pronósticos económicos de corto plazo que sean razonables y tengan respaldo.

  • En este contexto, ESMA destaca las recientes medidas supervisoras (del European Central Bank) tomadas en reacción al coronavirus en esta área (i.e. la recomendación de que, dado el estado actual de incertidumbre vinculada al brote del COVID-19, dentro de la estructura proporcionada por los IFRS, los emisores den mayor peso a la perspectiva estable de largo plazo tal y como es evidenciado por la experiencia pasada, y tengan en cuenta las medidas de alivio otorgadas por las autoridades públicas – tal como la moratoria del pago).

  • Finalmente, de acuerdo con el punto de vista de ESMA, cuando elaboren pronósticos, los emisores deben considerar la naturaleza de este choque económico (i.e. si el efecto del COVID-19 se espera que sea temporal) y el impacto que las medidas económicas de apoyo y alivio (incluyendo moratoria de deuda) tendrán en el riesgo de crédito durante la vida esperada de los instrumentos, lo cual incluye, dependiendo de las maduraciones de los instrumentos, estimados de más largo plazo.

“No visualiza ningún mecanismo automático sobre cómo tales factores contextuales”…? Tiene que ser gracias a Google Translate. De cualquier modo, el European Central Bank, al hacer las recomendaciones arriba anotadas, ha observado que “particularmente en estos tiempos de pronunciada incertidumbre, los resultados del modelo del IFRS 9 pueden ser excesivamente variables y procíclicos.” En esto, por supuesto, sentimos el eterno debate acerca de la virtud de la contabilidad del valor razonable y su volatilidad concomitante (recientemente abordamos esto aquí, gracias a Warren Buffett). La pregunta que predomina, tanto existencial como contable en el momento actual, es si dar “mayor peso al panorama estable de largo plazo, tal y como es evidenciado por la experiencia pasada” continúa constituyendo una base sólida para anticipar bueno, cualquier cosa…

Sin duda volveremos a este tema. Terminando con una nota más ligera, si se está preguntando cómo hacer frente al auto-aislamiento, aquí hay una “lista de tareas pendientes” que encontré en Twitter (presentada aquí al pie de la letra):

  • Limpiar todos mis zapatos

  • Marcar y resaltar todos mis estándares IFRS y de auditoría

  • Terminar 2 libros

  • Convertirme en rey del auto-cuidado mediante echar loción en cada parte de mí y no solo en la piel expuesta

  • CRECER UN MOERSE AFRO [‘Argot sudafricano que significa realmente grande o numeroso’ (N del t)

Quiero decir, ¿qué otra cosa usted necesitaría, sin hablar de tener tiempo para…?

Las opiniones expresadas son únicamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.

0 vistas

Si desea que las actualizaciones del blog le lleguen a su correo electrónico, favor suscríbase usando el formulario que aparece en la página del blog.

Contacto

Sede: Bogotá, Colombia

​​

Celular: +57 312 5961058

E-mail: samantilla1@gmail.com

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

2013-2020 por SAMantilla - Reservados todos los derechos