Construcción de capacidad


Por Samuel Mantilla - Construcción de capacidad. Para los reportes financieros relacionados-con-la-sostenibilidad en las economías emergentes y en empresas de tamaño mediano y pequeño


La construcción de capacidad para los reportes financieros relacionados-con-la-sostenibilidad es un desafío importante para las economías emergentes y las empresas de tamaño mediano y pequeño, que tiene que ser enfrentado con prontitud.


Hay diferentes posibilidades. En este artículo se hace referencia a tres frentes de trabajo que conviene ir incorporando: (1) Educación en ESG; (2) Análisis del seguimiento de las emisiones de alcance 3; y (3) Contabilidad de costos reales.


Los estándares IFRS/NIIF son financieros, ahora de Contabilidad y de Sostenibilidad. Utilizarán la definición de materialidad contenida en los estándares IFRS/NIIF de Contabilidad. Como no utilizarán la doble materialidad ni la materialidad del impacto, quedan, por lo tanto, algunos vacíos que serán llenados: (1) Para efectos de la materialidad del impacto, por la vía de los estándares de la GRI, que son estándares globales para la presentación de reportes de sostenibilidad (son de naturaleza no-financiera), y (2) Para efectos de las mediciones internas de la organización y los cálculos de las externalidades, por la vía de la contabilidad de costos reales [true cost accounting (TCA)].


En todo caso, la educación tiene la clave dado que es un problema material tanto para las entidades como para los profesionales, incluidos los profesionales contables.



EL CONTEXTO DE LA CONSTRUCCIÓN DE CAPACIDAD


El anuncio del IFRS Sustainability Symposium a realizarse en Montreal (Canadá) el próximo 17 de febrero de 2023 menciona que los temas que se discutirán incluyen:


  • Retroalimentación recibida sobre los borradores para discusión pública de los estándares IFRS/NIIF S1 y S2 propuestos y el progreso hacia la publicación de los estándares finales;

  • La posibilidad de la adopción regulatoria de los IFRS Sustainability Disclosure Standards [Normas NIIF de revelación de la sostenibilidad]

  • La necesidad de construcción de capacidad tanto para las economías emergentes como para las empresas de tamaño mediano y pequeño;

  • Preparación de inversionistas y empresas para usar y revelar con los estándares; y

  • Mejores prácticas y casos de uso de la presentación integrada de reportes.


Las negrillas no son del original, hacen referencia a los temas que tienen más incidencia directa en nuestros países y en nuestras empresas. Serán analizados en un panel dedicado específicamente a ello.


En otras ocasiones he señalado que si bien los IFRS/NIIF S1 y S2 serán para las entidades de interés público que participan en los mercados de capital (financieros, seguros y de valores), dado que la información que necesitarán revelar corresponderá a la cadena de valor de la entidad que reporta (la matriz y sus consolidadas según los estándares IFRS/NIIF de Contabilidad), esas entidades trasladarán los requerimientos centrales a sus entidades consolidadas (muchas de ellas que apliquen el IFRS/NIIF para Pymes y muchas otras más que simplemente sean Pymes locales).


Así que es necesario empezar a construir capacidad para efecto de estas cosas. El tiempo apremia y la capacitación de los profesionales contables se vuelve urgente.


En esta dirección, considero oportuno hacer referencia a tres frentes de trabajo que conviene ir incorporando: (1) Educación en ESG; (2) Análisis del seguimiento de las emisiones de alcance 3; y (3) Contabilidad de costos reales. Estos tres frentes de trabajo no son los únicos, en otra oportunidad se analizarán otros.



1. EDUCACIÓN EN ESG


Environmental, Social and Governance (ESG) [En español algunos lo refieren como ASG (Ambiente, Social y Gobierno)] es, en el presente, una expresión de uso común.


Elizabeth Pollman, del Institute for Law and Economics de la University of Pennsylvania Carey Law School, publicó un documento de investigación titulado The Making and Meaning of ESG, en el cual señala que ESG se inició con la colaboración entre Naciones Unidas y empresas, a través de los principios del Global Compact y el Who Cares Wins Report. Si bien nunca ha tenido una definición precisa:


  • Ha llegado a ser una de las tendencias más notables en gobierno corporativo, administración e inversión de las últimas dos décadas.

  • Es el centro de los debates más grandes y polémicos en el derecho corporativo y de valores (bursátil).

  • Ha tenido cuatro usos principales: (1) Como factor para el análisis de inversión; (2) Como administración del riesgo; (3) Como responsabilidad social corporativa o sostenibilidad; y (4) Como preferencia ideológica.


Concluye diciendo que:


“La ambigüedad de ESG y los variados usos que se han desarrollado con el tiempo han facilitado la aceptación por una gran variedad de actores del mercado. Sin embargo, esas mismas características que han fomentado un diálogo global, atraído trillones de dólares de inversión, e incentivado reformas regulatorias, son también la fuente de desafíos y críticas que han surgido y que continuarán en el futuro previsible”. [Traducción de SAMantilla]

Para algunos, ESG ha llegado a su pico. No todos están de acuerdo con ello. El 16 de septiembre de 2022 Lawrence Elbaum, Patrick Gadson, y Margaret Peloso publicaron en CorpGov un interesante artículo que titularon Peak ESG? Think Again. Algunas de sus afirmaciones principales son:


  • El año 2022 no ha sido un buen año para los inversionistas activistas dado que las cosas no han ido como lo han planeado. De hecho, el éxito de las campañas de activistas que involucran demandas sobre temas ambientales y sociales ha caído casi un 50 por ciento, y el apoyo a estas propuestas de las dos firmas de asesoría proxy dominantes también ha disminuido drásticamente.

  • Tal y como lo muestra un nuevo reporte de Insightia, el entorno para el activismo de ESG sigue siendo bastante rico, con amplia oportunidad para que los activistas actúen de maneras nuevas y familiares.

  • La preparación es esencial, sobre todo para enfrentar las campañas de los activistas.


Concluyen señalando que:


“Esto significa consultar con los jugadores clave de su equipo – abogados, banqueros de inversión, asesores boutique, firmas de comunicación, y abogados apoderados – mucho antes de que un activista comience a plantear inquietudes. Ello significa ponerse al día sobre las tendencias líderes del activismo y las técnicas de defensa. También significa monitorear de cerca y procesar la retroalimentación del accionista, ya sea mediante compromisos trimestrales rutinarios, resultados de votaciones anuales, o recomendaciones de firmas de asesoría y representación, y puntajes ESG”. [Traducción de SAMantilla].

El 10 de agosto de 2022, McKinsey Sustainability publicó un artículo titulado Does ESG really matter—and why? [¿ESG realmente importa – y por qué?], cuyos autores son Lucy Pérez, Dame Vivian Hunt, Hamid Samandari, Robin Nuttall, y Krysta Biniek. Dejan claro que:


“Si bien se han planteado preguntas válidas acerca de ESG, la necesidad de que las compañías entiendan y aborden sus externalidades probablemente se ha vuelto esencial para mantener su licencia social”. [Traducción de SAMantilla]

La medición y el análisis de las externalidades se ha vuelto asunto clave, estratégico para enfrentar ESG. No solo para mantener la licencia social sino, como se aborda en el tema 3 de este artículo (Contabilidad de costos reales) para lograr verdaderas soluciones para estas cosas.


El 15 de octubre de 2022, Alex Edmans de London Business School - Institute of Finance and Accounting; European Corporate Governance Institute (ECGI); Centre for Economic Policy Research (CEPR), publicó un interesante documento que tituló The End of ESG [El fin de ESG]. Analiza si ESG llegó a su final y si será reemplazado.


Afirma que ESG es tanto extremadamente importante como nada especial:


  • Es extremadamente importante porque es crítico para el valor de largo plazo: considerar los valores de largo plazo cuando se valúa una compañía no es inversión ESG, es inversión.

  • No es nada especial dado que no es ni mejor ni peor que otros activos intangibles que orientan el valor de largo plazo y crean externalidades positivas para la sociedad en general, tales como administración de la calidad, cultura corporativa, y capacidad de innovación.

  • Muchas de las controversias que rodean a ESG se vuelven discutibles cuando lo vemos como un conjunto de factores de valor de largo plazo. No sorprende que las calificaciones ESG no estén perfectamente correlacionadas, dado que es legítimo tener puntos de vista diferentes sobre la calidad de los intangibles de una compañía. No necesitamos entrar en peleas furiosas entre quienes creen y los que niegan ESG, ni politizar los problemas, dado que personas razonables pueden estar en desacuerdo sobre cuán relevante es una característica para el éxito en el largo plazo de una compañía.


Todo esto lleva a reforzar la necesidad de la educación en ESG. En función de ello, la Global Business Coalition for Education resalta la relación entre ESG y Materialidad:


  • Es necesario comenzar con definir las prioridades y para ello el análisis de la materialidad es una herramienta esencial para que las compañías desarrollen las estrategias de ESG.

  • Para muchas compañías, la educación es por sí misma un problema material, así como también un factor determinante en muchos otros temas materiales que las compañías buscan abordar.

  • Para de manera efectiva conectar educación y ESG en una estructura que se pueda llevar a la acción, primero requiere entender cómo la educación contribuye a muchos de los problemas materiales más comunes que las compañías enfrentan y cómo esa conexión impacta las preocupaciones económicas, ambientales y sociales más amplias.

  • Analiza nueve problemas materiales clave para educación en ESG: (1) Administración del capital humano; (2) Diversidad, equidad, e inclusión; (3) Cambio climático e impacto ambiental; (4) Brecha y alfabetización digitales; (5) Cadena de suministro; (6) Cumplimiento regulatorio y transparencia; (7) Ética y corrupción; (8) Estabilidad social; y (9) Participación de la comunidad.


Acerca de estas cosas, en septiembre de 2022 la Global Business Coalition for Education publicó un documento complementario del que se acaba de mencionar: Unlocking Potential and Performance: Recognizing Education’s Position at the Core of ESG [Desbloqueo del potencial y el desempeño: Reconocimiento de la posición de la educación en el núcleo de ESG]. El enfoque y las ideas básicas son los mismos. Adiciona algunos elementos importantes:


  • Los desafíos principales son: (1) Preparación del escenario, y (2) Equidad educativa: transformación de ESG para impacto significativo.

  • Para la definición de la materialidad de la educación en el contexto de las prioridades corporativas presenta una matriz de la materialidad en la cual integra los nueve problemas materiales clave para la educación en ESG.


En sus conclusiones anota de manera clara:


“La educación y la inversión en las generaciones futuras puede proporcionar un enfoque útil e impactante para que compañías e inversionistas promuevan el progreso, logren mejores resultados financieros, y mejoren el desempeño de ESG. Hay creciente evidencia de que la educación es material para negocios e inversionistas. Sin embargo, se necesita un cambio de paradigma en orden a vincular de manera más efectiva educación y ESG, y el desarrollo ulterior de una estructura es un importante primer paso”. [Traducción de SAMantilla]

Personalmente me gusta este enfoque porque lo direcciona en función de instituciones financieras, agencias calificadoras, estructuras para la presentación de reportes (GRI, SASB, UN SDG), e inversionistas.


Si bien hace referencia a la Corporate la Sustainability Reporting Directive (CSRD) que está finalizando la Unión Europea, y a las recomendaciones de la Task Force on Climate-Related Financial Disclosures (TCFD), no hace referencia a los estándares IFRS/NIIF de Sostenibilidad que está desarrollando la International Sustainability Standards Board (ISSB).


El análisis de la materialidad que considera es una herramienta esencial para que las compañías desarrollen las estrategias de ESG es:


“… el método usado para identificar los problemas más relevantes y materiales para que una compañía se centre con base en el valor que cada problema tiene para el negocio y su importancia para los stakeholders. Guiadas por estructuras de revelación tales como la Global Reporting Initiative (GRI) y la Sustainability Accounting Standards Board (SASB), esas valoraciones pueden ayudar a que compañías e inversionistas identifiquen oportunidades para impacto, retornos financieros, y desempeño mejorado”. [Traducción de SAMantilla]

El enfoque de materialidad que utiliza es el conocido como materialidad del impacto, diferente a la definición de materialidad que incorporan los estándares IFRS/NIIF de Contabilidad (emitidos por IASB) y que la ISSB está incorporando en sus estándares IFRS/NIIF de Sostenibilidad.


Habrá que ver cómo evoluciona esta iniciativa y cómo se puede utilizar en el contexto de los estándares IFRS/NIIF de Sostenibilidad que está desarrollando la International Sustainability Standards Board (ISSB).



2. ANÁLISIS DEL SEGUIMIENTO DE LAS EMISIONES DE ALCANCE 3


La ISSB se reunió en Montreal (Canadá) entre el 18 y el 21 de octubre de 2022 y avanzó en algunos temas importantes.


De acuerdo con el resumen proporcionado por IAS Plus, las principales decisiones se refieren a:


  • Consulta sobre las prioridades de la agenda: en el cuarto trimestre de 2022 Ia ISSB publicará una solicitud de información (RFI = request for information) sobre el particular.

  • Revelaciones generales relacionadas-con-la-sostenibilidad: se elimina el ‘valor de empresa’ tanto del objetivo de la estructura conceptual de IASB como de la definición de materialidad. La definición de materialidad de la ISSB se alinea con la de IASB. La ISSB también decidió introducir un requerimiento para revelar el proceso de identificación y revelación de la información material y/o de los juicios de materialidad y decidió no usar el término ‘importante’ [‘significant’].

  • Revelaciones relacionadas-con-el-clima: La ISSB confirmó los requerimientos para que la entidad revele sus emisiones absolutas de gas con efecto invernadero (GHG) de Alcance 1 y de Alcance 2 generadas durante el período de presentación de reportes, incluyendo la revelación separada para el grupo consolido de contabilidad y las entidades donde se invierte no-consolidadas; y sus emisiones de GHG de Alcance 3, considerando las 15 categorías de emisiones de GHG de Alcance 3 que se describen en el Greenhouse Gas Protocol Corporate Value Chain (Scope 3) Accounting and Reporting Standard. La ISSB considerará maneras para ayudar a que las entidades satisfagan los requerimientos de revelación de Alcance 3, tales como diferir la fecha efectiva de esta revelación o desarrollar orientación adicional.

  • Revelaciones generales relacionadas-con-la-sostenibilidad y revelaciones relacionadas-con-el-clima: Se harán algunos cambios de redacción para mejorar la interoperabilidad con las propuestas publicadas en Europa y en los Estados Unidos. Se confirmó el uso de los pilares de la TCFD para estructurar el contenido central de los IFRS/NIIF S1 y S2. Las revelaciones se harán para el período de presentación de reporte (no para corto, mediano y largo plazo), centrándose en los ‘efectos actuales’ del período.

  • Materiales basados-en-industria: serán alineados con los contenidos en los estándares IFRS/NIIF de revelación de la sostenibilidad [estándares IFRS/NIIF de Sostenibilidad].


Si bien el proceso de emisión de los estándares IFRS/NIIF S1 y S2 todavía tiene trecho por recorrer, está clara la dirección en la cual se avanza y ello enfatiza la necesidad de construcción de capacidad para los reportes financieros relacionados-con-la-sostenibilidad, en la cual la educación constituye un eje central, tanto para las entidades que reportan como para los distintos profesionales que participan en ese proceso.


Ojalá los contadores aceleren sus procesos de preparación en estas cosas y puedan ser profesionalmente competitivos en las soluciones que se ofrezcan.


Lo relacionado con la medición, el seguimiento y el análisis de las emisiones de gas con efecto invernadero (GHG) no es asunto sencillo, mucho menos para las de Alcance 3.


El impacto de estas cosas en las economías emergentes y en las empresas de tamaño mediano y pequeño es más alto dado que su capacitación y preparación es incipiente.


En este contexto, Microsoft ha lanzado una solución para facilitar el seguimiento y el análisis de las emisiones de Alcance 3. Como es un producto comercial, su análisis requiere mayores profundidad y detalle. Muy seguramente estará vinculada a otros productos de Microsoft y posiblemente la competencia (p.ej. Google) pronto lance soluciones similares.


El 13 de octubre de 2022 ESG Today reseñó de la siguiente manera tal solución ofrecida por Microsoft:


“Microsoft dio a conocer hoy una serie de nuevas soluciones digitales centradas-en-la-sostenibilidad, las cuales desarrollan las capacidades de su oferta de Microsoft Cloud for Sustainability. Los mejoramientos incluyen herramientas para ayudar a que las compañías mejoren el seguimiento de las emisiones de Alcance 3 y la administración de los datos de sostenibilidad” [Traducción de SAMantilla, la negrilla no es del original].

Ofrece algunos detalles adicionales que despiertan interés:


  • Las nuevas soluciones se dan luego de la introducción que Microsoft hizo de su Cloud for Sustainability en julio de 2021, que tiene la intención de permitir que las compañías registren, reporten, reduzcan y reemplacen, más fácil y efectivamente, sus emisiones mediante herramientas de Software as a Service (SaaS) conectadas con fuentes de datos en tiempo real para proporcionar contabilidad precisa del carbón, medición del desempeño, y perspectivas orientadas-a-la-acción.

  • Cloud for Sustainability está integrada con Sustainability Manager, una nueva solución que unifica la inteligencia de datos, y ofrece a las organizaciones una vista crecientemente automatizada sobre el impacto de las emisiones en todas sus operaciones y en su cadena de valor.


La oferta comercial de Microsoft es amplia. Su promesa comercial, entre otras cosas, dice:


“Microsoft Cloud for Sustainability empodera a las organizaciones para acelerar el progreso de la sostenibilidad y el crecimiento del negocio mediante reunir un conjunto de capacidades de ambiente, social y gobierno [environmental, social, and governance (ESG)] a través del portafolio de la nube de Microsoft, más soluciones provenientes de nuestro ecosistema global de socios” [Traducción de SAMantilla].

Corresponde al lector hacer su propio análisis. No hago valoraciones ni recomendaciones sobre el particular. No recibo patrocinio de Microsoft.



3. CONTABILIDAD DE COSTOS REALES


Los estándares IFRS/NIIF son financieros, ahora de contabilidad y de sostenibilidad:


  • Los de contabilidad incorporan la partida doble y el sistema de causación (devengo) y producen reportes financieros de propósito general.

  • Los de sostenibilidad son, en realidad, solamente revelaciones financieras relacionadas-con-la-sostenibilidad (inicialmente revelaciones generales relacionadas-con-la-sostenibilidad y revelaciones relacionadas-con-el-clima). Incorporan los conceptos de la cadena de valor.

  • Usan una misma definición de materialidad: la actualmente contenida en los estándares IFRS/NIIF de Contabilidad.


No se utilizará la doble materialidad ni la materialidad del impacto. Quedan, por lo tanto, algunos vacíos que serán llenados:


  • Para efectos de la materialidad del impacto, por la vía de los estándares de la GRI, que son estándares globales para la presentación de reportes de sostenibilidad (son de naturaleza no-financiera).

  • Para efectos de las mediciones internas de la organización y los cálculos de las externalidades, por la vía de la contabilidad de costos reales [true cost accounting (TCA)].


Harpinder Sandhu, en un artículo que publicó el 10 de octubre de 2022 en LSE con el título de How an accounting tool can help us move beyond environment, social, and governance reporting (ESG) to action [Cómo una herramienta de contabilidad nos puede ayudar a movernos desde la presentación de reportes ambientales, sociales, y de gobierno (ESG) hacia la acción], contextualiza esto de la siguiente manera:


“De manera creciente las corporaciones usan la presentación de reportes ambiental, social, y gobierno (ESG) para demostrar su agenda social y responsable. Sin embargo, para administrar los cambios que sus actividades causan en el entorno social, natural, y económico, las compañías también necesitan medir el impacto. Las calificaciones y puntajes ESG se quedan cortos en esa tarea. Son inefectivos para catalizar una respuesta estratégica para reducir el impacto. Otra herramienta, la contabilidad de costos reales, puede proporcionar medición monetaria de esos impactos a través de cuatro tipos de capital (humano, social, natural, y producidos). Las corporaciones mejoran su toma de decisiones cuando cada impacto es incluido en sus balances generales, lo cual abre el camino para ventaja competitiva sostenida”. [Traducción de SAMantilla]

El punto central está en cómo incorporar, en los reportes financieros según los estándares IFRS/NIIF de Contabilidad, la información relacionada con la sostenibilidad. Surgen algunas cosas para tener en cuenta:


  • Para que la interoperabilidad entre los estándares IFRS/NIIF de Contabilidad y los estándares IFRS/NIIF de Sostenibilidad sea efectiva, muy seguramente se necesitarán revisiones y cambios a los estándares IFRS/NIIF de Contabilidad emitidos por IASB. Tal y como actualmente está la información disponible según los estándares IFRS/NIIF de Contabilidad el eje para las revelaciones financieras relacionadas con la sostenibilidad (requeridas por los IFRS/NIIF S1 y S2 en proceso de emisión) está en la información consolidada (Cfr.: la cadena de valor de la entidad que reporta).

  • Para la medición y administración de los impactos que la entidad tiene en el entorno social, natural y económico, los reportes IFRS/NIIF (de Contabilidad y de Sostenibilidad) y los reportes ESG (que básicamente son calificaciones y puntajes), no son suficientes.

  • El impacto medido tiene que ser incluido en los reportes financieros de propósito general (preparados según los estándares IFRS/NIIF de Contabilidad que emite IASB). Como en el presente tales estándares no permiten el medir el impacto, se resalta el papel de la contabilidad de costos reales para cubrir esa brecha.


La iniciativa True Cost, con sede en Hamburg, señala que la contabilidad de costos reales:

“Es una nueva manera de identificar los costos reales de un producto o servicio específico. Calcula no solo los costos directos como materias primas y mano de obra, sino también los efectos en el entorno natural y social en el cual una compañía opera”. [Traducción de SAMantilla]

La iniciativa de la contabilidad de costos reales adquirió realce desde el año 2009 y ha recibido fuerte impulso gracias al apoyo de importantes organizaciones entre las que se destaca A4 del Príncipe de Gales, Sustainable Food Trust, Global Alliance for the Future of Food (GAFF), The Economics of Ecosystems

and Biodiversity for Agriculture and Food (TEEBAgriFood), the Johns Hopkins Center for a Livable Future (CLF), Natural Capital Coalition y Food Tank:



Ciertamente pretende contar una historia alternativa a los sistemas actuales de cálculos de los costos de la producción de alimentos. Valdría la pena un estudio comparativo de su efectividad y la del IAS 41 Agricultura.



A MANERA DE RESUMEN


La construcción de capacidad para los reportes financieros relacionados-con-la-sostenibilidad es un desafío importante para las economías emergentes y las empresas de tamaño mediano y pequeño, que tiene que ser enfrentado con prontitud.


Los estándares IFRS/NIIF son financieros, ahora de Contabilidad y de Sostenibilidad. Utilizarán la definición de materialidad contenida en los estándares IFRS/NIIF de Contabilidad.


Como no se utilizará la doble materialidad ni la materialidad del impacto, quedan, por lo tanto, algunos vacíos que serán llenados: (1) Para efectos de la materialidad del impacto, por la vía de los estándares de la GRI, que son estándares globales para la presentación de reportes de sostenibilidad (son de naturaleza no-financiera), y (2) Para efectos de las mediciones internas de la organización y los cálculos de las externalidades, por la vía de la contabilidad de costos reales [true cost accounting (TCA)].


Hay herramientas informáticas disponibles para apoyar esto y pronto llegarán otras más.


En todo caso, la educación tiene la clave dado que es un problema material tanto para las entidades como para los profesionales, incluidos los profesionales contables.


Así que es necesario empezar a construir capacidad para efecto de estas cosas.


Hay diferentes posibilidades. En este artículo se ha hecho referencia a tres frentes de trabajo que puede ser conveniente ir incorporando: (1) Educación en ESG; (2) Análisis del seguimiento de las emisiones de alcance 3; y (3) Contabilidad de costos reales. Estos tres frentes de trabajo no son los únicos, en otra oportunidad se analizarán otros.


* * *


18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Por: Samuel Mantilla - Felicidades y prosperidad para todos. Samuel’s Newsletter regresará el próximo 24 de enero de 2023

Por Samuel Mantilla - Controles internos y confianza. Para los consultores los controles internos no hacen parte de lo que es importante. Lo