Comentario de la administración

Por John Hughes – Comentario de la administración - ¡Una empresa cargada de riesgos!


Documento original: Management commentary – a risk-laden enterprise!


Tal y como aquí hemos cubierto, recientemente IASB emitió para discusión una nueva estructura para el comentario de la administración.


El documento describe al comentario de la administración como “un reporte que complementa los estados financieros de la administración. Proporciona las perspectivas de la administración sobre los factores que han afectado el desempeño financiero y la posición financiera de la entidad, así como los factores que podrían afectar la capacidad de la entidad para crear valor y generar flujos de efectivo en el futuro”. Para las entidades canadienses, esto no es tan diferente de la definición regulatoria existente de la discusión y análisis de la administración. Sin embargo, en consenso sobre lo que esas palabras deben realmente significar se ha ampliado con el tiempo, reflejando entre otras cosas un concepto ampliado de lo que significa crear valor, y proporcionar una verdadera perspectiva prospectiva (porque, ¿cuál es el punto de examinar el pasado y el presente, si no tener una mejor idea del futuro posible?).


La estructura propuesta establece seis “áreas de contenido”, que incluyen “los riesgos que podrían generar disrupción en el modelo de negocios, la estrategia, los recursos o las relaciones”. El documento observa: “La fuente de tales riesgos podría ser externa – por ejemplo, inestabilidad política – o interna – por ejemplo, la falla de un proceso de negocios o una consecuencia no-intencional de un cambio en la estrategia. La fuente de un riesgo podría ser un evento único, consecuencias gradualmente cambiantes o un grupo de eventos o circunstancias que podrían causar disrupción si todas ellas ocurrieran”. Los objetivos de la revelación en esta área incluyen proporcionar “una base suficiente para que inversionistas y acreedores valoren: (a) la extensión de la exposición que la entidad tiene frente a los riesgos; y (b) qué tan efectivamente la administración monitorea y administra la exposición que la entidad tiene frente a los riesgos”.


La estructura requiere centrarse en los “riesgos clave”, definidos como “riesgos de eventos o circunstancias que de manera fundamental podrían generar disrupción en la capacidad de la entidad para crear valor y generar flujos de efectivo, incluyendo en el largo plazo”. Continúa:


  • Los riesgos que la administración identifica como claves podrían incluir riesgos de eventos o circunstancias que, en el corto, mediano o largo plazo pueden:

  • (a) de manera fundamental generar disrupción en el modelo de negocios de la entidad – por ejemplo, causar que la entidad pierda una ventaja competitiva;

  • (b) de manera fundamental generar disrupción en la estrategia de la administración para sostener y desarrollar el modelo de negocios – por ejemplo, impedir que la entidad logre plenamente su propósito;

  • (c) de manera fundamental generar disrupción en un recurso o relación – por ejemplo, generar disrupción en las cadenas de suministro de la entidad para componentes esenciales o dañar la reputación de la entidad; o

  • (d) amenazar la existencia de la entidad – por ejemplo, causar un colapso permanente en la demanda para el rango de productos de la entidad.


En lo que se refiere a otras áreas de contenido, la estructura también aborda las métricas relevantes:


  • La información material acerca de los riesgos es probable que incluya métricas que la administración use para monitorear los riesgos clave y para medir el progreso en administrarlos. Tales métricas incluirían medidas relacionadas con:

  • (a) la exposición que la entidad tenga frente al riesgo – por ejemplo, su nivel de dependencia de una materia prima;

  • (b) la efectivad de las acciones de la administración para reducir la exposición que la entidad tenga frente al riesgo – por ejemplo, número de incidentes de seguridad; y

  • (c) los planes de la administración para mitigar los efectos de la potencial disrupción – por ejemplo, cantidades inventarios de reserva tenidos.


Para los preparadores canadienses, todo esto de alguna manera constituye algo así como un salto desde la actual Form 51-102F1. La forma incluye la instrucción formal de que el MD&A debe “discutir las tendencias y riesgos importantes que hayan afectado los estados financieros, y las tendencias y riesgos que razonablemente sea probable que los afecten en el futuro”, pero proporciona un poco más de detalle sobre lo que es requerido. El personal regulatorio regularmente ha tratado de seguir avanzando, por ejemplo, ya en el 2004 comentando que una compañía ilustrativa “debe describir todos los riesgos materiales. La compañía también debe explicar cómo en el pasado cada riesgo ha afectado los resultados de las operaciones y la condición financiera o cómo cada riesgo se espera que afecte los futuros resultados de las operaciones y la condición financiera. La compañía también debe cuantificar, si es posible, el impacto pasado y el impacto futuro esperado de cada riesgo para facilitar el análisis del impacto relativo de cada riesgo. Finalmente, la compañía debe revelar cualesquiera pasos que haya dado, o planee dar, para mitigar el impacto de cualquier riesgo”.


El asunto también fue destacado en la guía del preparador de CPA Canada que cité la última vez:


  • El riesgo comprende la exposición ante consecuencias negativas (“desventajas”) y la posibilidad de que se perderán consecuencias positivas “oportunidades”). El riesgo puede ser visto como la variabilidad alrededor de un resultado cuando haya incertidumbre acerca de la oportunidad y las consecuencias si el riesgo se materializa. Para la mayor parte, la presentación de reportes sobre el riesgo en el MD&A tiende a centrarse en la exposición ante consecuencias negativas, tales como incurrir en pérdidas o ingresos ordinarios reducidos o utilidades reducidas.

  • … Si bien la presentación plena de reporte sobre el proceso de administración del riesgo ayuda a los lectores a valorar la calidad de la administración del riesgo de la compañía, es importante tener una revelación balanceada para asegurar que los lectores no sean engañados para que consideren que un riesgo esté plenamente mitigado o que incluso nunca sea probable que se materialice. Esta revelación también tiene que ser honesta. La revelación extensiva de la mitigación del riesgo impediría la defensa de la compañía en respuesta a una acción legal por representación equivocada en su revelación continua. En consecuencia, quienes reportan necesitan considerar de manera cuidadosa y determinar su revelación detallada de la administración del riesgo.


Esta última sección se vincula con la sospecha común de que las secciones del MD&A que se refieren al riesgo es más probable que estén escritas por abogados, primariamente en vista a evitar las desventajas. Sin embargo, esa nunca ha sido la mejor manera de lograr los objetivos subyacentes, y solo lo será menos…


Las opiniones expresadas son solamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.


13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentario de la administración

Por John Hughes – Propuestas de IASB sobre el comentario de la administración - ¡Gracias, pero no gracias!

Contador de interés público

Por John Hughes - ¿De dónde viene esa luz cegadora, pregunta usted? ¡Es el contador del interés público!