Coinbase y la contabilidad de la criptoeconomía

Por Samuel Mantilla - Coinbase y la contabilidad de la criptoeconomía. Cómo y quiénes están supliendo los vacíos en los estándares y regulaciones de la contabilidad y la auditoría.



Actualmente se dispone de abundantes guías y metodologías para la contabilidad y la auditoría de la criptoeconomía, particularmente de las criptomonedas. No todas son igualmente confiables ni llevan a resultados satisfactorios. El presente artículo se refiere a las prácticas más exitosas que en el presente se están implementando.


Con el título de Coinbase provides a playbook for accounting for the cryptoeconomy [Coinbase proporciona un manual de estrategias para contabilizar la criptoeconomía], The Dig publicó un artículo profundamente documentado de Francine McKenna [@retheauditors] que se puede resumir en las siguientes frases:


Todo el mundo está interesado en la contabilidad de las criptomonedas.
Aquí hay una edición de boletín que ayuda a explicar quién está dando consejos a empresas como Coinbase y Microstrategy, y tal vez a Tesla.

Agrega que Coinbase proporciona un manual de estrategias para contabilizar la criptoeconomía y deja claro que, sin embargo, se necesita un glosario de términos y algunos consejos de las 4 Grandes para darle sentido a todo.


En el presente, Coinbase no es la única plataforma transaccional de criptomonedas. Este artículo la destaca por su esfuerzo de ‘salir a la bolsa’ en los Estados Unidos, lo cual implica el cumplimiento de los estándares y regulaciones vigentes de contabilidad y auditoría. Por eso la importancia que este artículo tiene al resaltar las empresas que la están utilizando y sus consecuencias a futuro para establecer el ‘campo de juego’.


Francine McKenna es una crítica de las 4 Grandes, particularmente de sus prácticas de auditoría. En su artículo, no obstante, hace un recuento serio e imparcial que muestra los avances que está haciendo la criptoeconomía, las distintas plataformas transaccionales para las criptomonedas y, por qué las 4 Grandes están tomando una ventaja importante en la asesoría de las grandes empresas que están realizando transacciones con criptomonedas.


COINBASE es ‘el lugar más sencillo para comprar y vender criptomonedas’:


  • Es una plataforma de comercio de criptomonedas, con sede en San Francisco (California), que ofrece servicios de intercambio entre criptomonedas y monedas fiduciarias en alrededor de 32 países, así como almacenamiento y gestión de activos digitales en 190 países en todo el mundo.

  • Cualquiera puede registrarse en esta plataforma y utilizarla para realizar transacciones. El proceso es relativamente sencillo, usa los siguientes pasos: (1) Cree una cuenta; (2) Vincule su cuenta bancaria; y (3) Comience a comprar y vender.


Lo que sigue son algunos extractos del artículo de Francine McKenna [@retheauditors], acompañados de comentarios míos:


“Los U.S. Generally Accepted Accounting Principles, o GAAP, no ofrecen orientación específica para el tratamiento contable de los activos digitales, sea que una compañía esté invirtiendo en ellos como lo han hecho Microstrategy y Tesla, o que planeen aceptarlos como pago tal y como Tesla y otros han dicho que lo harían, pero que todavía no lo han hecho de una manera material, o si está ofreciendo servicios de pago como lo hace Square o si usted es un corredor de activos criptográficos y presta otros servicios de negociación tal y como Coinbase lo está haciendo”.

El vacío en los estándares y regulaciones de la contabilidad en la criptoeconomía está siendo llenado por la asesoría de las 4 Grandes. En este artículo Francine McKenna hace una reseña de los principales documentos que estas firmas han publicado sobre el tema, las distintas formas como están siendo aplicados y los efectos que ello está teniendo. Mientras unos esperan estándares y regulaciones (‘normas’), otros están liderando el análisis y la implementación efectiva.


Cada una de las 4 Grandes tiene su propia empresa dedicada al negocio de las criptomonedas y a la consultoría relacionada con ellas.


Cita, a manera de ejemplo, lo que Deloitte dice en su guía:


· Las compañías deben basarse en varias secciones pertinentes de los US GAAP para facilitar la contabilidad de los activos digitales.
· Ello significa que las compañías deben acudir a la firma que pueda convertir pasajes vagos de los estándares de contabilidad que puedan funcionar para sus clientes y que tenga la credibilidad y el poder del mercado para orientar una masa crítica de compañías para “asentarse” en su plantilla para la contabilidad de activos digitales tales como Bitcoin.
· Dicho esto, Deloitte dice que “más y más compañías convencionales de servicios financieros y de tecnología financiera ahora están ofreciendo a los clientes la posibilidad de tener o intercambiar Bitcoin”.

Una sección muy importante del artículo que se está reseñando es la relacionada con la contabilidad y la auditoría de estas plataformas de intercambio de criptomonedas y los problemas derivados de los conflictos de independencia de los asesores y auditores de tales plataformas.


Reseña en detalle el caso de Coinbase, el cual documenta con su estilo acostumbrado, resaltando los conflictos de independencia entre los asesores y auditores que impulsan las mismas prácticas para sus clientes ya por la vía de la consultoría o por la de la auditoría.


Se trata de un artículo que es necesario leer en detalle para entender plenamente lo que está ocurriendo.


No se refiere a la contabilidad IFRS dado que todas las citas las hace en un contexto de US GAAP y de la regulación de la auditoría en los Estados Unidos para las empresas que cotizan en bolsa. Sin embargo, los IFRS tienen vacíos similares a los de los US GAAP, en lo que se refiere a la criptoeconomía. Ciertamente, en el futuro cercano se esperan nuevos desarrollos en estas cosas.


209 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Fronteras contables

Por Samuel Mantilla – Fronteras contables. Más allá de un sistema de estándares o un plan de cuentas

¡Para seguir en las mismas!

Por Samuel Mantilla - ¡Para seguir en las mismas! Me gustó la propuesta que el Comité Nacional para la Reforma de la de la Profesión del Con