Bitcoin

Por: The Footnotes Analyst – Bitcoin: El desafío de la información financiera para los inversionistas


Documento original: Bitcoin: The financial reporting challenge for investors


Ya sea que Ud. vea a Bitcoin como una burbuja maníaca de bulbos de tulipanes de hoy en día, que inevitablemente estallará, o como un desarrollo imparable en las finanzas, una cosa es cierta, las empresas están comprando cada vez más este activo. ¿Pero cómo Bitcoin y las otras criptomonedas afectan las métricas reportadas de la posición y el desempeño financiero?


No hay reglas de contabilidad dedicadas a las criptomonedas. Según los actuales US GAAP y, usualmente según los IFRS, se aplica la contabilidad del activo intangible. Nosotros usamos la presentación de reportes de MicroStrategy para ilustrar por qué esto no proporciona la información correcta para los inversionistas y explicar cómo se deben incluir en su análisis los activos de criptomoneda.


Tesla y Elon Musk pueden haber atraído los titulares por la reciente compra de $1.5bn de Bitcoin, pero esa no es la primera empresa convencional en invertir fuertemente en criptomoneda. La compañía estadounidense de inteligencia de negocios MicroStrategy posee activos digitales reportados por $1.1bn en su balance general al 31 de diciembre de 2020, y en su reciente boletín de ganancias anunció que el valor de mercado de sus tenencias al 27 de enero de 2021 era de $2.3bn. Su compromiso para con el activo es tal que dice que Bitcoin es ahora su “principal reserva de tesorería” y que tiene la intención de “invertir, en Bitcoin, flujos de efectivo adicionales”.




Cualquiera que sea lo que Ud. pueda pensar acerca de los méritos de las compañías que invierten en Bitcoin y otras criptomonedas, es claro que hay una creciente tendencia para esos activos sean tenidos más allá de solo fondos especializados o ‘mineros’ de criptomonedas. ¿Pero exactamente qué tipo de activo es una criptomoneda y cómo los cambios en su valor deben ser reflejados en utilidad y pérdida, y cuándo? Además, ¿cómo debe Ud. analizar las compañías con tenencias en Bitcoin y otras criptomonedas?



La contabilidad no fue diseñada para criptomonedas


Las criptomonedas no se acondicionan muy bien a la actual estructura de la contabilidad. Ni en los IFRS ni en los US GAAP hay un estándar de contabilidad dedicado a este activo, y los estándares existentes claramente no fueron escritos teniendo en mente los cripto activos.


En contabilidad una criptomoneda no es efectivo…


La respuesta más obvia es que una criptomoneda es simplemente otra moneda y debe ser contabilizada de la misma manera que cualquier saldo de efectivo en moneda extranjera. Esto significaría reportar la criptomoneda a su valor equivalente (corriente) en la moneda de presentación de reporte de la compañía. También significaría incluir las tenencias de criptomoneda como parte del efectivo en el balance general y como ‘efectivo y equivalentes de efectivo’ en el estado de flujos de efectivo. Esto no resultaría en ningunos asientos en el estado de flujos de efectivo por las compras o ventas de criptomonedas, de la misma manera que mover efectivo de una cuenta bancaria a otra no es un flujo de efectivo. Los cambios en el valor de la criptomoneda, cuando son expresados en la moneda de presentación de reporte, generalmente aparecerían como ganancias o pérdidas en utilidad y pérdida [1].


El problema es que las criptomonedas no son consideradas como moneda para propósitos de contabilidad. Esto porque no son consideradas moneda de curso legal, no son emitidas o respaldadas por un gobierno o estado, y no están directamente relacionadas con el establecimiento de precios para bienes y servicios.


Una criptomoneda tampoco satisface la definición de ‘equivalente de efectivo’. Si bien esos activos pueden ser fácilmente convertibles en efectivo, para ser considerados como un equivalente de efectivo también debe tener “riesgo insignificante de cambios en el valor”; ¡No es algo por lo cual las criptomonedas sean actualmente conocidas!


… ni la criptomoneda satisface la definición de cualquier otro tipo de activo financiero


Si una criptomoneda no es efectivo, ¿puede entonces ser algún otro tipo de activo financiero? Sin embargo, las criptomonedas no dan derechos contractuales a cualesquiera flujos y la única manera de realizar valor es vender el activo a un tercero. No hay intereses, dividendos, derecho a reembolso o cualquier otro flujo de efectivo que caracterice un activo financiero. Esto significa que los estándares de contabilidad que especifican cómo se miden los activos financieros (costo amortizado o valor razonable), y cómo las ganancias y pérdidas son reportadas, no aplican. Esto es desafortunado dado que pensamos que, al menos según los IFRS, la contabilidad del instrumento financiero produciría una buena respuesta.


Las únicas opciones que permanecen cuando se usan los IFRS o US GAAP existentes es reportar la criptomoneda ya sea como inventario, una materia prima básica o algún tipo de activo fijos intangible. La respuesta es que las criptomonedas satisfacen la definición de activos fijos intangibles de vida indefinida. Esto aplica en todos los casos según los US GAAP y en la mayoría de los casos según los IFRS – algunas tenencias pueden calificar como inventario, lo cual explicaremos adelante.



Contabilidad del activo intangible y por qué no funciona para las criptomonedas


Los activos intangibles son definidos como “activos no-monetarios identificables sin sustancia física” (IAS 38). Esta definición amplia parece que abarca las criptomonedas y por lo tanto, en ausencia de reglas específicas, esta parece ser la clasificación más lógicas.


La contabilidad del activo intangible significa reportar los activos de criptomoneda a costo menos deterioros


Los activos intangibles son reportados a costo amortizado, si bien, dado que las criptomonedas tienen una vida indefinida, no hay gasto anual por amortización. Si su valor es deteriorado, serían castigados por debajo de su precio de compra, y un gasto reportado en utilidad y pérdida. Cuando una criptomoneda es vendida, la diferencia entre la cantidad de la venta y el saldo del valor en libros a la fecha del reporte es reportada en utilidad y pérdida.


Una diferencia clave entre los IFRS y los US GAAP es el tratamiento de las reversas de deterioros pasados. Según los IFRS, si el precio de un activo de criptomoneda previamente deteriorado fuera subsiguientemente recuperado, una ganancia es reconocida. Este no es el caso según los US GAAP, donde el activo sería reportado a la cantidad más baja a que fue deteriorado hasta la fecha de la compra.


En el caso de los IFRS (pero no de los US GAAP) una revaluación al alza es permitida para algunos intangibles (las criptomonedas probablemente calificarían si son negociadas en un mercado activo), pero la ganancia por revaluación sería reportada en OCI y no en utilidad y pérdida. Además, esas ganancias por revaluación permanecen en OCI incluso cuando el activo sea vendido y la ganancia realizada. Esto haría que el enfoque revaluación no sea atractivo para la mayoría de las compañías.




Nosotros no pensamos que un enfoque basado-en-el-costo para la contabilidad de las tenencias de criptomonedas les proporcione a los inversionistas información relevante. El precio de compra histórico es probable que sea completamente irrelevante en pocos días, dada la volatilidad del precio de esos activos, y la ganancia en la venta es inútil en la medición del desempeño. Además, el enfoque del costo histórico le permite a la compañía programar las ventas para realizar utilidad cuando le convenga. Incluso la medición de la utilidad realizada es difícil porque las criptomonedas son un activo fungible. Si solo parte de una tenencia es vendida, entonces algún tipo de regla de asignación necesita ser aplicado (PEPS, UEPS, etc.) para calcular el costo de esa venta. Las asignaciones, y por lo tanto la utilidad, son arbitrarias.


Las ganancias y pérdidas en criptomoneda según la contabilidad del activo intangible no son útiles y ampliamente arbitrarias


No solo la utilidad en la venta es arbitraria, sino que también hay diferentes maneras para calcular una pérdida por deterioro. MicroStrategy toma un enfoque muy conservador y castiga sus tenencias de Bitcoin al precio más bajo que haya negociado en cualquier momento desde que el activo fue comprado. Esto nos parece que produce resultados inútiles. Si, por ejemplo, el valor de la tenencia se incrementó durante un período contable, pero en solo uno cayó por debajo del valor de apertura, entonces una pérdida sería reportada [2]. ¿Pero qué interés tiene esa pérdida para los inversionistas?




La contabilidad del inventario puede aplicar según los IFRS


Según los IFRS es posible que las criptomonedas pudieran ser clasificadas como inventario si son tenidas para reventa. Sin embargo, esto solo aplica si son “tenidas para venta o consumo en el curso ordinario de los negocios”. Es difícil ver cómo esto aplica a la criptomoneda tenida para propósitos de inversión o de tesorería.


Algunos argumentan que una criptomoneda está más cerca de una materia prima básica como el oro. Después de todo, Bitcoin ha sido descrito por algunos como el “nuevo oro” y por supuesto el proceso mediante el cual nuevo Bitcoin es creado es denominado “minería”. Sin embargo, la analogía con las materias primas básicas es forzada, considerando que todas las materias primas básicas reconocidas tienen una forma física, lo cual no es el caso para la criptomoneda tenida en una billetera electrónica. Según los IFRS, las materias primas básicas tenidas por un agente de bolsa pueden ser reportadas a valor razonable (menos los costos de venta) con los cambios en el valor incluidos en utilidad y pérdida.


El innovador canadiense de servicios financieros (que por lo tanto reporta IFRS) Galaxy Digital Holdings ha aplicado este enfoque, si bien también reconoce la carencia de orientación específica.



Un aspecto interesante del enfoque de Galaxy Digital Holdings es que, cuando un activo digital no es negociado activamente, los activos son valuados con base en “precios cotizados de activos similares o con base en inputs no-observables”. Nosotros pensamos que es mucho más difícil usar un activo comparable, o encontrar inputs de valuación fundamentales, para valorar criptomonedas que no se negocien activamente que para, dígase, activos financieros del ‘nivel 2’. Nos preguntamos cómo, por ejemplo, ‘Dogecoin’ puede tener cualquier relevancia en la valuación de dígase ‘Polkadot’, o cuáles pueden ser los ‘inputs no-observables’.



Nuestro punto de vista


Nosotros pensamos que las criptomonedas deben ser reportadas en el balance general a su valor razonable corriente, con los cambios en el valor reportados en utilidad y pérdida. Esto debe aplicar independiente de por qué el activo es tenido o la intención en relación con su negociación u oportunidad de realización. Nosotros no pensamos que las criptomonedas deban ser reportadas como efectivo dada la capacidad limitada para usarlas en transacciones de intercambio (si bien concebiblemente ello podría cambiar). Deben ser una categoría separada de inversiones con revelación apropiada de la naturaleza de las tenencias, la racionalidad de negocios para la inversión e información acerca de la volatilidad de su precio, su transferibilidad y liquidez.


Las criptomonedas deben ser reportadas a valor razonable con las ganancias y pérdidas en utilidad y pérdida


En los casos en que haya liquidez limitada, y haya incertidumbre importante acerca del valor del activo o si puede ser realizado, de acuerdo con nuestro punto de vista, el activo debe ser reportado a cero en el balance general. Nosotros pensamos que hay diferencia entre la valuación del ‘nivel 3’ de un instrumento financiero y dar un precio a una criptomoneda con transferibilidad limitada. En el caso de activos financieros hay orientadores del valor fundamental, flujos y activos comparables para informar cualquier valuación. Este no es el caso para una criptomoneda.


El enfoque de a valor razonable a través de utilidad y pérdida significa que las ganancias no-realizadas son reconocidas en utilidad y pérdida, lo cual algunos pueden considerar como contabilidad no ‘prudente’. La volatilidad del precio de las criptomonedas también haría que la utilidad reportada fuera extremadamente volátil y orientada por, potencialmente, movimientos irracionales del precio, aleatorios. Sin embargo, nosotros consideramos que el enfoque del valor razonable, respaldado por revelación relevante, es el más útil y que los inversionistas son perfectamente capaces de interpretar correctamente los cambios del valor. No estamos de acuerdo con que las compañías deban reportar solo las utilidades reportadas o que las ganancias no-realizadas que surjan de activos de inversión deban ser excluidas de utilidad y pérdida.



¿Hay alguna posibilidad de que IASB o FASB harán cambios?


Desafortunadamente, parece que no muy pronto. FASB recientemente debatió la contabilidad de la criptomoneda, pero ha decidido, por ahora, no hacer ningún cambio a los US GAAP. IASB tampoco actualmente está viendo el problema, si bien entendemos que este tema puede desatacarse en su próxima consulta de agenta. La inacción actual podría deberse a la inversión limitada que en criptomonedas las compañías han hecho en el pasado. Pero si la tendencia continúa esto puede no ser sostenible.


De acuerdo con nuestro punto de vista, un cambio sencillo a los IFRS que podría mejorar enormemente la relevancia de los estados financieros sería incluir las criptomonedas dentro del alcance del IFRS 9. Nosotros consideremos que esto produciría nuestra contabilidad preferida del valor razonable a través de utilidad y pérdida, debido a que el activo falla en la prueba de ‘solo pago de principal e intereses’ necesaria para aplicar la medición del costo amortizado.



Medidas que no son PCGA


La naturaleza volátil de las ganancias y pérdidas provenientes de la tenencia de criptomonedas ya sea por sus deterioros y ganancias en venta para MicroStrategy o por los cambios del valor razonable para Galaxy Digital Holdings, hacen de esto un candidato principal para exclusión de las métricas de desempeño que no son PCGA. Como era de esperarse, esto es exactamente lo que vemos para MicroStrategy.



Claramente las ganancias y pérdidas provenientes de tenencias de criptomonedas deben ser desagregadas y presentadas por separado, dada su naturaleza y, en el caso de MicroStrategy, su materialidad para el resultado general. Además, tal y como explicamos arriba, no consideramos que las cifras presentadas según la contabilidad del activo intangible sean significativas para los inversionistas. Sin embargo, como principio general no consideramos que excluir las ganancias y pérdidas volátiles sea el mejor enfoque (tampoco pensamos que la compensación basada-en-acciones deba ser excluida) [3].



Perspectivas para los inversionistas


  • No hay estándares de contabilidad específicos para las criptomonedas y en la práctica usted puede ver aplicada diferente contabilidad. La más probable es la contabilidad del activo intangible y la medición a costo menos deterioro.

  • De acuerdo con nuestro punto de vista la contabilidad del activo intangible no es confiable. Los deterioros y las ganancias en la venta pueden no ser comparables y no son medidas de desempeño que les importen a los inversionistas.


  • Recuerden que la contabilidad del activo intangible difiere según los IFRS y los US GAAP.


  • Considere los activos de criptomoneda como, en efecto lo son, inversiones financieras. Incluyan su valor razonable en su análisis, pero tomen nota de los riesgos, volatilidad del precio y particularmente si hay un mercado activo.


  • Si no existe mercado activo para las criptomonedas ustedes probablemente no deben incluirlas en su valuación, aún si son reportadas en el balance general. Tengan cuidado con las compañías que cotizan valores del ‘nivel 3’ en esta situación.


Notas finales


[1] Contabilizar la moneda extranjera no es tan sencilla. La presentación de reportes financieros se basa en el concepto de moneda funcional. Para cada entidad que reporta en un grupo la moneda funcional es identificada, reflejando “la moneda del entorno económico principal en el cual la entidad opera” (IAS 21). Cualesquiera tenencias de moneda que no sean en la moneda funcional son convertidas a esa moneda a la tasa de cambio a la fecha del balance general, con las ganancias y pérdidas reportadas en utilidad y pérdida. En el proceso de consolidación, las subsidiarias que tengan una moneda funcional diferente a la de la matriz son convertidas a la moneda funcional de la matriz, pero esta vez las diferencias de cambio son reportadas en OCI. Usualmente, los estados financieros consolidados son presentados en la moneda funcional de la matriz – pero no siempre. Si la moneda de presentación es diferente, cada cifra contenida en los estados financieros consolidados de la moneda funcional es convertida a la moneda de presentación, pero no surgen ganancias y pérdidas adicionales.


[2] Esto no aplicaría según los IFRS considerando el requerimiento para reversar deterioros.


[3] Para más acerca de las medidas que no son PCGA y la desagregación, vea Don’t rely on APMs, disaggregate IFRS – GlaxoSmithKline [No se base en APM, desagregye los IFRS – GlaxoSmithKline]. Discutimos la compensación basada-en-acciones y por qué no debe ser excluida de las métricas usadas en el análisis y valuación del capital en Dot-com bubble accounting still going strong – Tesla [La contabilidad de la burbuja dot-com todavía es sólida].


Nota del traductor: Por error, en la gráfica ‘Utilidad operacional no-PCGA de MicroStrategy’ se tradujo ‘Gastos de compensación basados-en-participación’. Debe leerse: ‘Gastos de compensación basados-en-acciones’.


* * *


199 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Contabilidad de convertibles

Por The Footnotes Analyst – Contabilidad de convertibles: Nuevos US GAAP inflan las ganancias

Cupones cero convertibles

Por The Footnotes Analyst – Cupones cero convertibles que no tienen costo cero

Venta y retro arrendamiento

Por The Footnotes Analyst – Venta y retro arrendamiento: Riesgos de operación y anomalías de la presentación de reportes