¿Amortización de la plusvalía?

Por John Hughes – ¿Amortización de la plusvalía? – Hasta ahora, ¡es una decisión dividida!


Documento original: Amortizing goodwill? – so far, it’s a split decision!


A principios del año pasado, IASB publicó “un documento para discusión sobre posibles mejoramientos a la información que las compañías reportan acerca de las adquisiciones de negocios para ayudarles a los inversionistas a valorar qué tan exitosas han sido esas adquisiciones”.


Para resumir, el documento para discusión “concluyó que no hay alternativa mejor que pueda apuntar mejor a la plusvalía y a costo razonable”. Entre otras cosas, la Junta concluyó que “el riesgo del optimismo excesivo (de la administración) no puede ser evitado, dada la naturaleza de los estimados requeridos. Si en la práctica los estimados de los flujos de efectivo algunas veces son demasiado optimistas, la Junta considera que esto es mejor abordado por auditores y reguladores, no mediante cambiar los estándares IFRS”. La junta también consideró los méritos de reintroducir una forma de amortización de la plusvalía, concluyendo que no debería avanzar por ese camino, pero solo por la mayoría más estrecha posible – ocho de los catorce miembros. Los principales argumentos contra tal movimiento incluyen que “la vida útil de la plusvalía no puede ser estimada, de manera que cualquier gasto por administración sería arbitrario”, y la ausencia de “evidencia convincente de que la amortización de la plusvalía mejoraría de manera importante la información proporcionada a los inversionistas o, particularmente en los primeros años después de la adquisición, reduciría de manera importante el costo de la realización de la prueba por deterioro.


Los comentarios fueron solicitados para diciembre 31, 2020 – veamos hoy alguna de la retroalimentación sobre el problema de la amortización. El siguiente extracto tomado de la carta de Deloitte sucintamente reconoce y sopesa los problemas observados en el documento, llegando sin embargo a una conclusión diferente:


  • Nosotros no apoyamos el punto de vista preliminar de la Junta para no reintroducir la amortización de la plusvalía. Si bien continuamos reconociendo los méritos conceptuales del modelo de solo-deterioro, observamos que continúa existiendo la percepción de que muy poco deterioro es reconocido demasiado tarde. El éxito de un modelo de deterioro depende de la disponibilidad de información casi perfecta acerca del futuro. Predecir los flujos de efectivo futuros es un ejercicio inherentemente difícil que, unido a un modelo complejo, resulta en dificultades persistentes en la aplicación práctica por preparadores y auditores. Además, tal y como se explica en el DP, el blindaje es un problema conocido del modelo actual. Nosotros estamos de acuerdo con la conclusión contenida en el DP de que no parece factible diseñar una prueba de deterioro que sea significativamente más efectiva para el reconocimiento oportuno de las pérdidas por deterioro sobre la plusvalía, a un costo razonable. Por consiguiente, en orden a reducir el riesgo asociado con la sobreestimación de la plusvalía, nosotros consideramos que un modelo mixto – amortización apoyada por una prueba de deterioro cuando haya un indicador de deterioro – sería preferible. Nosotros consideramos que esta es una solución apropiada dado que consideramos que la amortización de la plusvalía tiene méritos conceptuales por las razones presentadas en el DP. Además, consideramos que un período confiable de amortización puede ser establecido por una entidad, en línea con los objetivos para la adquisición.


Pero para inmediatamente probar que las mayores mentes IFRS del mundo pueden diferir, aquí está PricewaterhouseCoopers:


  • No hemos identificado nuevos argumentos importantes para la reintroducción de la amortización de la plusvalía, y por consiguiente apoyamos mantener el modelo de solo-deterioro. Sin embargo, reconocemos la existencia de puntos de vista divergentes dentro de la red de PwC.


Uno se pregunta qué lado de lucha interna puede subyacer a esta última frase. KPMG también señaló un rango de opiniones internas:


  • Al considerar el punto de vista preliminar de la Junta sobre la reintroducción de la amortización de la plusvalía, reconocemos que el modelo de solo-deterioro para la contabilidad subsiguiente de la plusvalía puede teóricamente ser mejor que un modelo mixto de deterioro-amortización para proporcionar información más relevante para los usuarios acerca del desempeño de una UGE. Sin embargo, considerando la aplicación de este modelo en la práctica, tenemos puntos de vista mixtos con una ligera preferencia hacia la reintroducción de la amortización. Nosotros fomentamos que la Junta coopere con FASB sobre este problema, dado su carácter generalizado, en aras de la consistencia de la cual los usuarios se beneficiarían.


Mientras que, para completar las cuatro grandes, Ernst & Young volvió a tomar el camino inverso:


  • Nosotros consideramos que reintroducir la amortización de la plusvalía, si bien es más práctico, es improbable que tenga un impacto importante en el reconocimiento del deterioro de la plusvalía de una manera oportuna… la actual prueba de deterioro solo se puede abordar si un conjunto escogido de activos y pasivos, incluyendo la plusvalía, tiene una cantidad recuperable que es mayor que el valor en libros neto de esos activos y pasivos. Si bien la amortización de la plusvalía aliviaría algunos de los problemas mediante la reducción del valor en libros neto de los activos y pasivos, esto generalmente solo tendría un efecto importante varios años después de la adquisición. También, según un enfoque de amortización, todavía puede haber preocupaciones acerca del optimismo (percibido) de la administración y el problema de ‘muy poco, muy tarde’.


Entonces, si usted tuviera que clasificarlos en un campo u otro, usted tiene a Deloitte y a KPMG apoyando la reintroducción de la amortización (con diferentes grados de asertividad), y EY y PwC contra ello. Es una división útil para recordarnos la subjetividad que subyace a algunas de esas cuestiones centrales, y el desafío de hacer que la información resultante – cualquiera que sea la dirección que uno tome – significativa para los inversionistas.


Más sobre esto en publicaciones futuras.


Las opiniones expresadas son solamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.


13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Combinaciones & Participación

Por John Hughes – Combinaciones de negocios bajo control común – Aplicación del método de adquisición

La nación bitcoin

Por John Hughes: El estado (en su mayoría poco atractivo) de la nación bitcoin

Deterioro y activos de derecho-de-uso

Por John Hughes – Deterioro y activos de derecho-de-uso – Antes del covid 19, ¡Planeábamos quedarnos para siempre!

Si desea que las actualizaciones del blog le lleguen a su correo electrónico, favor suscríbase usando el formulario que aparece en la página del blog.

Contacto

Sede: Bogotá, Colombia

​​

Celular: +57 312 5961058

E-mail: samantilla1@gmail.com

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

2013-2021 por Samuel Mantilla - Reservados todos los derechos