Ética por diseño

Por Samuel Mantilla – Ética por diseño - Impacto en la auditoría de estados financieros y en la revisoría fiscal



EL CONTEXTO


En los entornos empresariales y de negocios (incluye prácticas y profesiones asociadas de contabilidad, presentación de reportes, control interno, auditoría y supervisión), la ética tradicionalmente ha sido vista como un asunto de carácter legal. Se considera ético cumplir las normas, independiente de si las normas están bien o mal elaboradas. Ética y reputación hacen parte del ‘core business’ y es competencia clave del departamento legal. Un asunto de resultados. Algo en lo cual la vergonzosa ‘ética en consonancia’ (el imperio de la doble moral) es la reina.


Con los movimientos de la calidad total y, a raíz del impacto de las tecnologías digitales (y la inteligencia artificial), estas cosas fueron replanteadas. Ahora el énfasis se coloca en todo el proceso, lo cual implica que la atención principal está en el diseño dado que éste condiciona todo lo demás. Surge así la ética por diseño, un enfoque que, si bien nacido en entornos computacionales y de inteligencia artificial, es acogido en los entornos académicos y de negocios. Conlleva dar el paso desde privilegiar la privacidad a privilegiar la ética.


Los estándares internacionales de auditoría y aseguramiento información financiera, que requieren la implementación del Código de Ética de IESBA, avanzaron en esta dirección de la ética primero, lo cual llevó a modificar la definición de los requerimientos éticos relevantes. Empieza su implementación práctica y los primeros impactos dejan prever que el sacudón será fuerte. El Audit Manifesto que publicó ICAEW con el título de Building a modern audit profession [Construcción de una profesión de auditoría moderna] busca que en auditoría y aseguramiento de información financiera se avance con celeridad hacia la ética por diseño.



¿QUÉ ES ESO DE LA ÉTICA POR DISEÑO?


Este 2020 ha sido un año que muchos no queremos se repita. Humanamente, por la pandemia del covid-19 y sus multifacéticas consecuencias, termina con la esperanza puesta en la efectividad de las vacunas que permitan controlar la salud y se dé la reactivación económica.


Desde el punto de vista contable, ojalá tampoco se repita. El ejercicio profesional se ha visto altamente afectado por la pandemia y muchos contadores se han quedado sin empleo, enfrentando incertidumbres en sus trabajos y con acceso limitado a las hoy exitosas plataformas profesionales. Todo ello a pesar de las ‘triunfalistas’ expresiones gremiales internacionales de que gracias a la resiliencia (capacidad de recuperación) hemos superado las dificultades de la pandemia.


La Colombia contable no ha sido ajena a ello y su recuperación será aún más difícil porque se ha consolidado la ‘ética en consonancia’, ante la cual parece soy el único que se opone. Y no hay vacuna a la vista. Porque normalizadores y reguladores no están dispuestos a dar paso atrás con el 0302. Y porque las agremiaciones profesionales parecen estar satisfechas con esa ‘normalidad’ y la incentivan.


En el análisis que titulé Auditoría Moderna hice una reseña del Audit Manifesto que publicó ICAEW con el título de Building a modern audit profession [Construcción de una profesión de auditoría moderna]. Este reporte contiene distintos proyectos para avanzar en dirección hacia la auditoría moderna, dentro de los cuales me gustó el de la Ethics by design [Ética por diseño] que ICAEW está organizando como un trabajo con el sicólogo social Jon Haid, de la New York University Stern School of Business, sobre cultura organizacional y diseño de sistemas éticos, que rompe todos los esquemas de la ética entendida como cumplimiento legal (formal). Integra las perspectivas de la firma, los empleados y la sociedad, y no tanto los intereses económicos de los socios y las luchas internas por llegar a ser socio de la firma.


John Haid (Jonathan David Haidt) hace parte de la iniciativa Ethical Systems de la NYU Stern School of Business, que busca que la investigación académica sea accesible para las personas de negocios, ayudándoles a valorar las culturas de sus compañías y a guiarles en la aplicación de estrategias basadas-en-investigación para mejorar la confianza, la integridad, y la cooperación – y mucho más.


Jonathan David Haidt es un sicólogo social estadounidense, profesor de liderazgo ético en la Universidad de Nueva York. Su investigación se centra en la psicología de la moralidad y de las emociones morales. Ha recibido apoyo y rechazo por sus críticas al estado actual de las universidades y su interpretación de los valores progresistas.​ La revista Foreign Policy le considera uno de los "principales pensadores globales".​ Es uno de los investigadores más citados en psicología política​ y en psicología moral. ​


Debe resaltarse que el trabajo que ICAEW se propone realizar en este campo hace parte de un esfuerzo conjunto con la iniciativa Ethical Systems. Puede decirse que se trata de un ‘enfoque de negocios’ relacionado con la ‘ética por diseño’ o ‘ética desde el diseño’.


Sin embargo, la ética por diseño va mucho más allá. En el año 2018 la ACM Digital Library, de la Association for Computing Machinary, publicó al respecto un interesante documento titulado Ethics by Design: Necessity or Curse? [Ética por diseño: ¿Necesidad o maldición?] cuyo resumen dice:


“Ética por diseño se refiere a los métodos, algoritmos y herramientas que se necesitan para dotar a los agentes autónomos con la capacidad para razonar acerca de los aspectos éticos de sus decisiones, y los métodos, herramientas y formalismos para garantizar que el comportamiento de ese agente permanece dentro de las fronteras morales. En este contexto surgen algunas preguntas: ¿Cómo y en qué extensión pueden los agentes entender la realidad social en la cual operan, y las otras inteligencias (Inteligencia Artificial, animales y humanos) con las cuales coexisten? ¿Cuáles son las preocupaciones éticas en el surgimiento de nuevas formas de sociedad, y cómo aseguramos que la dimensión humana se mantenga en las interacciones y decisiones de los agentes autónomos? Pero, en general, la pregunta central es: ‘¿Podemos, y debemos, construir agentes éticamente conscientes?’”.

El planteamiento es interesante. Y más aún, cómo relacionarlo con la ética de los auditores (¿agentes autónomos?). El comportamiento dentro de las fronteras morales de alguna manera justificaría la incorporación del enfoque de Jonathan David Haidt aplicado a los negocios.


Otro enfoque interesante es el de Ethical by design [Ético por diseño] que busca desarrollar principios y prácticas para promover el comportamiento ético en los sistemas autónomos, principalmente en lo que tiene que ver con la implementación de la inteligencia artificial en las organizaciones. Esto es, las obligaciones éticas y los riesgos que puedan tener las implementaciones, inversiones o búsqueda futura de la inteligencia artificial.


Tal y como lo señala Celestino Guemes Seoane en Ethics by design: Taking responsibility in the age of machines, [Ética desde el diseño: Asumir la responsabilidad en la era de las máquinas] la ética está escalando la agenda. Desde el punto de vista tecnológico los sistemas autónomos cada vez avanzan más. Sin embargo, no son humanos y tienen un alto potencial de sesgo: “cualquier sesgo en los datos usados para entrenar el algoritmo es amplificado en la toma de decisiones que realiza la máquina”. Ello ha conducido a que se hace imperativo que: (1) la ética llegue a los primeros lugares de la agenda y (2) se haga necesario el asumir la responsabilidad, lo cual conduce a se requiera adoptar el enfoque de la ‘ética desde el diseño’


Según Guemes Seonae, la base de la ética desde el diseño está en dar el paso desde privilegiar la privacidad a privilegiar la ética:


“Usted solo tiene que mirar la Montreal Declaration for a Responsible Development of AI [Declaración de Montereal para un desarrollo responsable de la inteligencia artificial], AI principles developed by the Future of Life Institute[Principios de la inteligencia artificial desarrollados por el Future of Life Institute] y la World Economic Forum's AI Board Toolkit [Caja de herramientas para la Junta de Inteligencia Artificial, del World Economic Forum], junto con las discusiones de OpenAI, IEEE y EU sobre los sistemas autónomos y la ética.
En un contexto de empresa, las preguntas éticas están jugando un creciente rol estratégico en el gobierno y en la interacción de las responsabilidades sociales y de la sostenibilidad. Pero con demasiada frecuencia las preguntas se centran en la privacidad”.

¿Qué significa darle más importancia a la ética, incluso frente a la privacidad? Significa que nosotros, como seres humanos, tenemos la responsabilidad final por los resultados de las decisiones tomadas por las máquinas. No se trata de escondernos en la tecnología sino asumir las responsabilidades derivadas de la implementación de la tecnología. Por eso la solución no está en solo asegurarse de un entrenamiento sin sesgos de los algoritmos. Se trata de un ‘no lavarse las manos’, es necesario asumir la responsabilidad. A eso se le denomina ética.



IMPACTO EN LA AUDITORÍA DE ESTADOS FINANCIEROS


En auditoría, hasta el presente se le ha dado más importancia al cumplimiento de las normas, principalmente las de carácter fiscal y/o regulatorio. Se hace énfasis en la detección y corrección del error, y poco de manera efectiva en la disuasión y detección del fraude.


Así las cosas, se ha fortalecido lo relacionado con la confidencialidad (que el auditor no puede sacar a la luz los secretos del cliente) y, más recientemente, lo que tiene que ver con la privacidad (por efecto de la seguridad cibernética).


En la implementación de las NIA (Normas internacionales de auditoría, que son la versión en español de los International Standards on Auditing – ISA) se han privilegiado los aspectos operativos (pruebas, evidencia, documentación) no necesariamente con el uso de la metodología actualizada (identificación del riesgo y respuesta del auditor frente al riesgo).


Los pronunciamientos de la International Auditing and Assurance Standards Board (IAASB) tienen una ‘estructura’ de tipo ‘desde arriba hacia abajo’ en la cual primero va la implementación del Código de Ética para Contadores Profesionales, de IESBA, y luego los estándares internacionales de control de calidad (ISQC/NICC), y los estándares internacionales de auditoría (ISA/NIA) y otros compromisos de aseguramiento, de IAASB.


El ISA 200 (NIA 200) Objetivos generales del auditor independiente y la realización de una auditoría de acuerdo con los estándares internacionales de auditoría contiene cinco grupos de requerimientos: (1) Requerimientos éticos relacionados con una auditoría de estados financieros; (2) Escepticismo profesional; (3) Juicio profesional; (4) Evidencia suficiente y apropiada de auditoría y riesgo de auditoría; y (5) Realización de una auditoría de acuerdo con los ISA (NIA)


El 08 de abril de 2020 IAASB emitió Conforming Amendments to the IAASB’s International Standards as a Result of the Revised IESBA Code [Enmiendas de conformidad a los estándares internacionales de IAASB como resultado del Código de IESBA revisado].


Se trata de un documento importante dado que resuelve las diferencias de redacción, entre otras cosas, en lo que tiene que ver con los requerimientos éticos relevantes:


  • El parágrafo 14 del ISA 200 (NIA 200) dejó claro que “el auditor cumplirá con los requerimientos éticos relevantes, incluyendo los que corresponden a la independencia, relacionados con los compromisos de auditoría de estados financieros”.


  • Sin embargo, la definición de ‘requerimientos éticos’ que contiene el glosario es de alguna manera confusa. Para el caso del auditor de estados financieros (que incluye el socio a cargo, el equipo del compromiso y también el revisor del control de calidad del compromiso), señala que tales requerimientos éticos ordinariamente comprenden las partes A y B del Código de IESBA, junto con los requerimientos nacionales que sean más restrictivos”.


  • El Código de IESBA, revisado 2018, contiene una estructura diferente

  • Parte 1 – Cumplimiento con el Código, Principios Fundamentales y Estructura Conceptual

  • Parte 2 – Contadores profesionales en negocios

  • Parte 3 – Contadores profesionales en práctica pública

  • Estándares internacionales de independencia

  • Parte 4A – Independencia para compromisos de auditoría y de revisión

  • Parte 4B – Independencia para compromisos de aseguramiento diferentes a compromisos de auditoría y revisión


Estas incongruencias fueron aclaradas por Conforming Amendments to the IAASB’s International Standards as a Result of the Revised IESBA Code [Enmiendas de conformidad a los estándares internacionales de IAASB como resultado del Código de IESBA revisado], emitido por IAASB en abril de 2020, que aclara lo relacionado con requerimientos éticos relevantes.


En conformidad, el parágrafo A16 del ISA 200 (NIA 200) queda así:


“El auditor está sujeto a los requerimientos éticos relevantes, que incluyen los que corresponden a la independencia, en relación con la auditoría de los estados financieros. Los requerimientos éticos relevantes ordinariamente comprenden las determinaciones del International Code of Ethics for Professional Accountants, de la International Ethics Standards Board (que incluye los Estándares Internacionales de Independencia) (Código de IESBA) relacionados con una auditoría de estados financieros, junto con los requerimientos nacionales que sean más restrictivos” (p. 12/58).

En consecuencia, los requerimientos éticos relevantes para el auditor son los derivados de las determinaciones del Código de IESBA (Principalmente la Parte 1 Cumplimiento con el Código, Principios Fundamentales y Estructura Conceptual y la Parte 4A Estándares internacionales de independencia para compromisos de auditoría y de revisión), junto con los requerimientos nacionales que sean más restrictivos.



ESTÁNDARES INTERNACIONALES DE INDEPENDENCIA


Están divididos en dos secciones: (1) estándares internacionales de independencia para compromisos de auditoría y de revisión (Parte 4A), y (2) estándares internacionales independencia para compromisos de aseguramiento diferentes a compromisos de auditoría y revisión (Parte 4B).


Los estándares internacionales de independencia del auditor de estados financieros (la parte 4A del actual Código de IESBA) son extensos y complejos. Sus principales elementos son:


  • Señalan cómo se aplica, en los compromisos de auditoría y revisión, la Estructura Conceptual para la Independencia. En otras palabras, no solo muestra la teoría del requerimiento (o su forma legal/normativa) sino su aplicabilidad.


  • Refiere al ISQC 1 (NICC 1) [Estándar Internacional de Control de Calidad 1] para lo relacionado con las políticas de la firma y los procedimientos diseñados para proporcionarle seguridad razonable de que la firma, su personal y, cuando sea aplicable, otros que estén sujetos a los requerimientos de independencia (incluyendo el personal de la red de la firma), mantengan la independencia cuando sea requerido por los requerimientos éticos relevantes.


  • La independencia está vinculada a los principios de objetividad e integridad. Independencia de la mente e independencia en la apariencia.


  • Cuando lleven a cabo compromisos de auditoría, el Código requiere que las firmas cumplan con los principios fundamentales y sean independientes. Esto quiere decir que los requerimientos de independencia aplican al auditor (socio de auditoría, equipo de auditoría, revisor de la calidad), pero también a la firma y, muy importante, a la red de la firma. Este es un cambio muy importante, a cuya evolución será necesario estar atentos.


  • Dedica una compleja y extensa sección a la Prestación de servicios de no-aseguramiento a un cliente de auditoria (Servicios de contabilidad y teneduría de libros; Servicios administrativos; Servicios de valuación; Servicios tributarios; Servicios de auditoría interna; Servicios de sistemas de tecnología de información; Servicios de apoyo en litigios; Servicios legales; Servicios de reclutamiento; y Servicios de finanzas corporativas). Resalta cuándo su prestación puede constituir una amenaza a la independencia y cómo pueden aplicarse salvaguardas para proteger la independencia.



REQUERIMIENTOS NACIONALES QUE SEAN MÁS RESTRICTIVOS


Dice claramente: ‘más restrictivos’ [more restrictive]. No dice ‘más laxos’ [more lax].


También dice ‘junto con’ [together with]. No dice ‘en concordancia’ [in accordance].


Ello aumenta el conflicto con la revisoría fiscal colombiana que, en lo relacionado con la independencia, es mucho más laxa pues no requiere que quien realice la auditoría de estados financieros (el revisor fiscal) sea independiente de la entidad.


Además de la independencia del revisor fiscal como tal, se requiere la independencia de sus auxiliares (equipo de auditoría) y la independencia de la firma a la cual pertenece el revisor fiscal. Independencia frente a la entidad obligada a revisoría fiscal.


La independencia del auditor (socio de auditoría, equipo de auditoría, firma de auditoría, red de la firma) es frente a la entidad como tal, no frente a una parte de ella (la administración, por ejemplo).


Se derrumba el argumento de auxiliares del revisor fiscal nombrados por el revisor fiscal pero contratados (¡relación laboral o de prestación de servicios!) por la empresa obligada a revisoría fiscal.


También entra en conflicto la prestación, por parte del revisor fiscal, de servicios no-compatibles con la auditoría, técnicamente denominados por el estándar “Prestación de servicios de no-aseguramiento a un cliente de auditoria”.


Por eso se vuelve urgente, en Colombia, ‘pensar en grande’, esto es, pensar en cómo se transforma la revisoría fiscal de las entidades grandes y más grandes, y dejar de ‘pensar en pequeño’ dado que claramente estas cosas no son necesarias para las pequeñas y más pequeñas entidades.



A manera de conclusión


Ciertamente estas cosas son percibidas como ‘extrañas’ en nuestros entornos de contabilidad, finanzas e información financiera dado que nuestros contadores y abogados, así como sus ‘autoridades’ han preferido el enfoque tradicional de la ética entendida como un asunto legal. Su horizonte único está en cumplir las normas, sean o no tales normas justas, racionales o éticas. Priman el ‘cumplimiento’ y la ‘consonancia’.


Pero la tecnología moderna y, en concreto la inteligencia artificial, está conduciendo a que todo ello sea replanteado. Porque las cosas no pueden seguir iguales. La ética entendida como cumplimiento (o consonancia) legal no es efectiva para enfrentar los desafíos que plantean las nuevas tecnologías.


Felices fiestas responsables. Que la celebración sea en el corazón, no en el bullicio. Por el bien de todos. Para que, ojalá, el 2021 esté lleno de felicidad para todos.


37 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Emprendimiento y contabilidad

Por: Samuel Mantilla. Emprendimiento y contabilidad. Utilidad para la toma de decisiones de disolución de sociedades comerciales. Impactos e

Certificaciones tributarias

Por Samuel Mantilla – Certificaciones tributarias - Que las actuales certificaciones tributarias en cabeza del revisor fiscal sean trasladad

Si desea que las actualizaciones del blog le lleguen a su correo electrónico, favor suscríbase usando el formulario que aparece en la página del blog.

Contacto

Sede: Bogotá, Colombia

​​

Celular: +57 312 5961058

E-mail: samantilla1@gmail.com

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

2013-2020 por SAMantilla - Reservados todos los derechos